Cinco razones por las que alojarse en un hotel Todo incluido es una buena opción

Solo hay una manera de hacer que unas buenas vacaciones sean un éxito garantizado: no dejar nada a la improvisación.

Si hay algo que no puede fallar a la hora de asegurar el disfrute durante unas buenas vacaciones, es el alojamiento. Y a pesar de que la tarea de encontrar un buen hotel no siempre resulta sencilla, a estas alturas es posible garantizar que un buen hotel es imprescindible para rematar una buena experiencia de viaje, o incluso para definirla por completo.

Dejar de lado los quebraderos de cabeza es una máxima para cualquier viajero, de ahí que la ilusión de poder tumbarse en la piscina de un hotel y disfrutar de todo lo que este puede ofrecer con tan solo un movimiento de muñeca haya dejado de ser una fantasía para convertirse en realidad.

De un tiempo a esta parte, alojarse en régimen de Todo Incluido se ha convertido en una de las apuestas vacacionales más deseadas para quienes buscan días de descanso y desconexión absoluta. Y a pesar de que es posible que muchos viajeros aún sigan condicionados por el factor precio, la realidad es que lejos de ser un producto caro, es una modalidad que se adapta, o casi, a muchos presupuestos.

Abora Catarina by Lopesan Hotels

Abora Catarina by Lopesan Hotels

Hotel-Piscina-Vip-palmeras-Lopesan-Villa-del-Conde-Resort.jpeg

¿Vale realmente la pena contratar un alojamiento en Todo Incluido?

Si el precio es un factor determinante a la hora contratar o no esta modalidad de alojamiento, va a dejar de serlo en las dos siguientes líneas. Abora by Lopesan Hotels ha puesto en marcha una iniciativa para que cualquiera pueda disfrutar de un buen hotel Todo Incluido en Canarias. Un buen plan de ocio, comodidad, excelente gastronomía y un servicio a la altura ahora están ahora más cerca que nunca de cualquier viajero.

Controlando el gasto de las vacaciones

¿Qué es lo que más preocupa a un viajero a la hora de organizar unas vacaciones? Posiblemente el gasto, sobre todo aquel que es difícil de prevenir, como por ejemplo el derivado de las comidas, las bebidas o del consumo en general. Afortunadamente existen otras fórmulas para olvidarse de las preocupaciones y decir adiós al descontrol… y esa es el Todo Incluido.

Pero si la teoría suena bien, la práctica es aún mejor, ya que esta fórmula vacacional permite cerrar la maleta sin ninguna preocupación adicional, porque el planning de control de gasto ya está resuelto incluso antes de llegar al hotel. Y ahora solo quedará brindar para celebrarlo, por supuesto las bebidas estarán incluidas.

Abora Catarina by Lopesan Hotels
Abora Catarina by Lopesan Hotels

Una gastronomía más variada

Calidad y variedad. ¿Una cena en un lugar exótico sin moverse del restaurante del hotel? O tal vez una opción más saludable por una noche… No importa, todo está contemplado aquí, y por supuesto incluido. Porque gracias a esta fórmula es posible elegir diferentes comidas temáticas a lo largo de toda la estancia. Los restaurantes de los hoteles cambian su menú a diario ofreciendo al comensal un viaje que va desde la gastronomía más local hasta la más internacional, haciendo que cada comida sea un disfrute del que, además, es posible repetir.

Planes y más planes

Otra de las mayores ventajas de alojarse en modalidad Todo Incluido es es el hecho de que da igual cuanto tiempo pase el huésped dentro del hotel, siempre habrá un plan pensado para todos los gustos… y por supuesto horarios. Para los más inquietos que quieran además realizar actividades en destino, los extensos horarios permiten compaginar cualquier excursión con la agenda del hotel. Aquí siempre pasa algo… y siempre es es muy divertido.

Y una a una, se van acabando todas las preocupaciones.

Abora Buenaventura by Lopesan Hotels
Abora Buenaventura by Lopesan Hotels

Relax garantizado

Relajación, divino tesoro. A pesar de todas las actividades, la propuesta gastronómica y las opciones posibles por realizar tanto dentro como fuera del hotel, el relax está más que garantizado. Fuera las preocupaciones: aquí el huésped tiene a su disposición toda clase de bebidas durante prácticamente todo el día, snacks y una extensa gastronomía donde es imposible echar en falta nada.

Y en el caso de viajar con niños, el plan se simplifica aún más, ya que estos podrán disfrutar de todas las actividades organizadas para ellos en el recinto, y siempre habrá comida pensada para sus gustos, además de numerosas facilidades para que un viaje en familia sea, por supuesto, un viaje único y sin preocupaciones.