Contenido Patrocinado

Esturión de Sarrión, el sabroso caviar que proviene de Teruel

Un viaje gastronómico a esta piscifactoría de esturiones, que apuesta por la sostenibilidad desde la sierra turolense.

Puede que la mente, si se habla de negro y de Teruel, se traslade a las reminiscencias micológicas de la trufa. Sin embargo, un nuevo pulsar con una apuesta al ‘total black’ sorprende en Sarrión, un discreto pueblo en la comarca de Gúdar-Javalambre que hace de sus montañas, de sus limpios ríos y de su altura el hábitat ideal para un inesperado y sabroso compañero: el esturión.

Esturión
Foto: Esturión de Sarrión

Consciente, local y con la sostenibilidad por bandera, Esturión de Sarrión se convierte desde 2014 en la punta de lanza de una sabrosa recuperación: la de las antiguas piscinas de acuicultura de truchas en esta serrana localidad. Desde entonces, es el esturión el capo de estas piscinas en las que está, literalmente, como pez en el agua y que permite que estos antediluvianos peces puedan vivir sus particulares cuatro estaciones sin ningún problema.

 

Nada de esto sería posible sin la mágica confluencia de tres ríos, el Albentosa, el Mijares y el subterráneo Orcajo, que generan un flujo de agua lo suficientemente agradable para mantener al esturión durante toda su vida, desde las puestas hasta la edad adulta.

Esturión
Foto: Esturión de Sarrión

Un hito que, además, se consolida con una apuesta sostenible por parte de Esturión de Sarrión, que hace bandera con la energía limpia. Para ello, paneles solares para reducir el impacto de la huella de carbono y así generar un mínimo impacto en el entorno y en los propios esturiones. Tanto es así que, sus placas solares producen suficiente energía como para abastecer al propio complejo, utilizándose el sobrante como retorno a la red eléctrica. 

 

Todo con un doble fin: por un lado, producir un caviar de calidad libre de todo tipo de químicos. Por el otro, respetar el medioambiente mientras elaboran cinco variedades de caviar distinto, compaginado con una creciente actividad caviarturística. 

Esturión
Foto: Esturión de Sarrión

Perfectamente adaptada para visitas, Esturión de Sarrión permite conocer de primera mano cómo se crían estos milenarios pescados, conociéndolos en su entorno natural y descubriendo cómo su caviar se convierte en uno de los más cotizados productos del mundo. 

 

Un lujo en las sierras turolenses, reclamo y escape del verano, que en sus frescos ríos alimenta un sueño negro de esturiones y huevas que demuestran que saber y sabor no han de estar reñidos con la sostenibilidad. Grupos reducidos, de hasta seis personas, en los que conocer de primera mano y en español cómo se elabora uno de los manjares más deseados del mundo. 

Esturión
Foto: Esturión de Sarrión

Desde las renovadas piscinas iniciales hasta el criadero de alevines, peces que necesitarán casi una década de desarrollo para poder producir las sabrosas huevas que luego darán la vuelta al mundo, o las cubiertas de observación, con los ejemplares adultos. Para todos los públicos, desde el inquieto gourmet hasta el que disfrute con la parte más natural del proyecto, en un espacio único en la sierra turolense.

 

El plan perfecto para dejarse caer por Teruel, a una distancia similar de Barcelona y de Madrid, convertido en escapada rural gastronómica a unos 350 kilómetros de ambas ciudades, y a un tiro de piedra de Valencia, a apenas 100 kilómetros, que convierten la visita a Esturión de Sarrión en un refrescante plan para el verano.

Esturión
Foto: Esturión de Sarrión