Promocionado por Meliá Hotels & Resort

Meliá, hoteles con alma para un verano inolvidable

Un viaje por los espacios, elementos y detalles en los que Meliá Hotels & Resorts pone especial mimo para hacer del verano unas vacaciones con mayúsculas.

Perfecta ubicación, inmejorables instalaciones y servicios, oferta gastronómica de calidad, trato amable y cercano... Hasta hace poco, todos estos condicionantes eran suficientes a la hora de escoger un hotel en el que dejar atrás las responsabilidades, la jornada laboral y la rutina. Pero ya no.

 

Y es que el viajero de hoy en día no solo busca conocer un destino, quiere vivirlo y hacerlo suyo experimentando y emocionándose. Meliá Hotels & Resorts lo sabe y por ello vuelve a reinventar los conceptos de estancia y hospitalidad para aportar un valor añadido a su ya atractiva oferta de alojamientos: establecer una conexión afectiva entre el viajero y el espacio en el que disfruta de su tiempo de ocio. Es decir, transformarlo todo en un momento inolvidable. 

1 / 8
 DSC3060.  Con pasión

Foto: Meliá Hotels

1 / 8

Con pasión

Esta filosofía, eminentemente mediterránea, enfatiza una premisa irrefutable: el trabajo hecho con pasión despierta el alma de las cosas, y eso redunda en el bienestar global del huésped. Porque hay cosas, como el calor de la gente, que no se salen en los mapas; detalles que roban sonrisas, y gestos que narran historias sobre el valor de lo intangible. Porque para Meliá, "Soul Matters".

 DSC2599. Desconectar para reconectar

Foto: Meliá Hotels

2 / 8

Desconectar para reconectar

Podría decirse que esta cadena, todo un referente en el mercado vacacional, ha recogido el guante que lanzaba el filósofo alemán Walter Benjamín al afirmar que: "la experiencia es una vivencia que se aleja de lo cotidiano para transformarse en algo memorable". Lo mismo ocurre con los objetos que forman parte del universo Meliá, elementos que superan la barrera de lo físico para contagiar energía y positividad.

 DSC1259. Esto no es una hamaca...

Foto: Meliá Hotels

3 / 8

Esto no es una hamaca...

Cuando se vuelca tanta pasión para superar las expectativas de un cliente que valora el gusto por las cosas bien hechas, esta se transmite en cada elemento. Así, una hamaca deja de ser un simple asiento con vistas al mar para convertirse en un refugio, en el marco perfecto para retomar una novela, en el anticipo de una sobremesa eterna o en el escenario de esa reconfortante siesta que nunca llegaba. La dolce vita, sí, pero con el sello Meliá.

 DSC1884. Instantes que se transforman en experiencias

Foto: Meliá Hotels

4 / 8

Instantes que se transforman en experiencias

¿Puede haber una sensación más placentera que saber que uno está en el lugar perfecto en el momento correcto? Los viajeros que ponen sus vacaciones en manos de Meliá saben que no. Porque sus hoteles son espacios que permiten sentirse pleno por dentro y por fuera, rincones donde los placeres van más allá de lo material, y donde todo está pensado y cuidado para vivir el verano intensamente. Porque tan importante es la obra como el atrezo que la envuelve.

 DSC2230. ¿Una piscina? Mucho más: un guiño a la vida

Foto: Meliá Hotels

5 / 8

¿Una piscina? Mucho más: un guiño a la vida

Y una voz que invita a lanzarse, a dejarse llevar. Un juego y un rayo de sol que acaricia la piel. Una puesta a punto a nivel físico y mental, y una inyección de relax. Momentos de calidad, cócteles de autor y la banda sonora adecuada. Puro hedonismo. Puro disfrute.

GOPR6039. Vacaciones responsables y sostenibles

Foto: Meliá Hotels

6 / 8

Vacaciones responsables y sostenibles

Experiencias inolvidables que, además, se enmarcan dentro de un modelo de gestión responsable que cumple con los estándares de sostenibilidad turística, y cuya estrategia medioambiental, asociada a la lucha contra el cambio climático, asegura la protección de los destinos, apuesta por las energías renovables y trata de minimizar al máximo la huella de su portfolio hotelero.

 DSC0957. Más que una aceitera

Foto: Meliá Hotels

7 / 8

Más que una aceitera

Los hoteles de esta cadena, presente en más de 40 países, no son solo alojamientos, son deseados puntos de encuentro gastronómicos que logran su objetivo: diseñar experiencias culinarias que estimulan los sentidos reinterpretando con acierto y vanguardia la cocina de cada destino. Por eso en Meliá una aceitera es mucho más que un recipiente que contiene el oro líquido del Mediterráneo. Es un buenos días en forma de desayuno, un aroma conocido y una guía hacia nuevos sabores, un menú que se disfruta con calma y una búsqueda de la excelencia a través del paladar.

 DSC1485. El despertar del alma de las cosas

Foto: Meliá Hotels

8 / 8

El despertar del alma de las cosas

En pareja, en familia, con amigos o en compañía de uno mismo. Sea cual sea la opción elegida, alojarse en cualquiera de los hoteles de esta compañía es una invitación a descubrir el alma secreta del verano. Aquella que radica en el placer que brindan las pequeñas cosas y se nutre de instantes memorables que endulzan la vuelta al día a día. Con el mimo, la esencia y la pasión tan característicos de Meliá Hotels & Resorts. 

Más historias y veranos en Soul Matters

 DSC1259

Meliá, hoteles con alma para un verano inolvidable

Compártelo