MSC cruceros, hábitat oceánico

La compañía de cruceros suiza devuelve a la navegación lo que nunca debió perderse, la pasión por el mar.

Es cierto, en los últimos años el sector de los cruceros se ha visto inmerso en una carrera marítima por ser los poseedores de los barcos más grandes y con mayor efecto ‘wow’, creando la tendencia de que los cruceros debían parecerse más a llamativas ciudades flotantes que a elegantes barcos donde el placer de la navegación primaba por encima de todo. Afortunadamente para todos aquellos apasionados por el mar, la tendencia está cambiando gracias a navieras como MSC y su filosofía de amor al mar.

MSC Seascape
MSC Seascape

Buena prueba de ello ha sido, en los últimos años, el acertado lanzamiento por parte de la compañía suiza de sus últimos cruceros baratos, presagiando una era en la que el diseño de estos buques, y de la oferta complementaria que se encuentra en su interior, promete y cumple, estar más orientado al mar. Si navegar es un placer, ahora lo es por partida doble.

 

Acercar a los usuarios la pasión por el mar debería ser una máxima en todos los cruceros, y eso es algo que en MSC han entendido a la perfección creando una experiencia de navegación que conecta, por fin, a los huéspedes con el entorno. Por eso la mayoría de sus barcos ofrecen numerosos espacios al aire libre, un inabarcable -de verdad- entretenimiento a bordo y, como no podía ser menos, una apuesta por la excelencia también en la gastronomía. Pero eso no es todo. Piscinas, suites con terraza, un paseo marítimo o ascensores panorámicos continúan el listado de atractivos con el que el pasajero no solo pueda soñar, sino también quedarse a vivir, aunque solo sea por un breve periodo de tiempo porque también pueden encontrar cruceros baratos en MSC.

 

MSC Seascape
MSC Seascape

El exclusivo MSC Yacht Club

Y aún hay más. Se trata de uno de los conceptos más revolucionarios, y lujosos, a bordo de los grandes buques: MSC Yacht Club, un pequeño barco dentro de otro más grande de MSC. Aquí se cuenta, y se disfruta, con un espacio privado donde los pasajeros se manejan con soltura por una gran sección separada del barco, y además incluye todo de ventajas como un mayordomo privado y un conserje destinado solo a los pasajeros de Yacht Club. Y, con la exclusividad que caracteriza a todo el producto MSC Yacht Club, también cuenta con su propio bar, restaurante y zona exterior con piscina y jacuzzi.

 

MSC Euribia
MSC Euribia

menos impacto ambiental

La incesante búsqueda por vivir una experiencia más auténtica y por viajar más lento, saboreando cada momento, están haciendo que las reglas del juego cambien en el mundo de los viajes, algo de lo que el sector de los cruceros tampoco queda exento. MSC Cruceros se encuentra entre las principales compañías que están tomando medidas para abordar el impacto medioambiental de los barcos. Una reinvención necesaria que no solo aplica a los placeres más visibles, sino también a dilemas como el de la sostenibilidad, por eso los barcos MSC cuentan con puntera tecnología que ayuda a reducir el impacto ambiental de sus operaciones. Y no es solo eso, en un futuro próximo los buques también utilizarán depuradores de última generación para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno y sistemas de energía costera para reducir la producción de CO2. Un buen ejemplo de que para MSC la cosa va en serio es el MSC Euribia, el primer crucero con emisiones netas cero del mundo.

 

Aromas, colores, sensaciones. Pocas experiencias son comparables a la del placer de navegar, aunque la llegada a los diferentes destinos que forman un itinerario tampoco se queda atrás. La experiencia de un crucero es de las pocas que permite conocer varios destinos en un solo viaje, y hacerlo de una forma cómoda y segura y que, además, tenga un impacto positivo en la comunidad local. Es imposible negar la realidad, aquella que dibuja el crecimiento de la conciencia de los consumidores sobre el impacto ambiental y social de sus viajes. Plenamente conscientes de ello, de esta necesidad surgen los complejos turísticos reutilizados, como la Reserva Marina MSC Ocean Cay, que desempeña un papel importante para satisfacer esta necesidad a medida que se desarrollen sitios previamente abandonados para crear un impacto positivo en los entornos y comunidades locales.