Contenido Promocionado

Los planes que hacen de Puerto Rico el mejor destino de luna de miel

Desde un paseo por el Viejo San Juan hasta un road trip único, este país ofrece experiencias que los recién casados nunca olvidarán.

Puerto Rico es una isla pequeña en extensión, pero muy grande en cuanto a opciones y riqueza cultural y de ocio. Este paraíso caribeño con una escena artística vibrante, una comida sabrosa y un sinfín de actividades que van desde el relax más profundo a la aventura más extrema, es el lugar perfecto para pasar una luna de miel. Empezar un matrimonio entre aguas bioluminiscentes, bosques tropicales y rutas inolvidables es un lujo que puede vivirse de la mano de TUI, la mayorista de grandes viajes especializado en este destino.

puerto rico wedding photographer 0017
Discover Puerto Rico

1. Conocer la cultura del Viejo San Juan

La ciudad costera más acogedora del país vibra de actividad a todas horas y para todos los gustos. La mañana puede comenzar por una ruta para conocer la arquitectura colonial entre calles empedradas e ir descubriendo así, poco a poco, parte de su cultura. Después de tomar unos deliciosos panecillos de mallorca y un café local, toca ir de compras por una de las muchas calles que ofrecen tiendas con artículos de artesanos de la isla.

Para saciar el apetito, una comida de lujo en uno de sus muchos restaurantes y un paseo hasta el Castillo San Felipe del Morro es una buena opción para pasar la tarde. Y aunque el día se acabe aquí, empieza la noche, momento de cambiarse y salir a vivir una velada de música en vivo y baile puertorriqueño sin hora de vuelta.

DSC04475 Edit 2 (1)
Discover Puerto Rico

2. Descansar en las mejores playas del Caribe

Al este de la isla más grande de Puerto Rico se encuentran las Islas Vírgenes Españolas, un conjunto paradisíaco que presume de tener las mejores playas del Caribe. Vieques y Culebra son las más grandes y el destino preferido para aquellos enamorados a los que les encanta hundir los pies en la arena y pasar el día entre el mar y el sol. Sus escasas superficies permiten recorrerlas a bordo de un carrito de golf, perfecto para admirar lugares como el histórico faro de Culebrita o llegar a la famosa Playa Flamenco. Sin embargo, para los que quieran más privacidad, los arenales más apartados de Vieques serán la mejor opción.

Puerto Rico
Discover Puerto Rico

3. Descubre la magia de un bosque tropical

Uno de sus lugares más mágicos e íntimos de Puerto Rico es El Yunque, joya tropical del país y el único bosque lluvioso del sistema forestal de Estados Unidos.En solo 113 kilómetros cuadrados se descubre un oasis de biodiversidad que abarca desde exuberantes paisajes hasta piscinas naturales y cascadas de ensueño, perfecto para parejas aventureras. Explorar el encanto y la belleza única de la naturaleza en este destino es un placer que transforma cada minuto en un recuerdo inolvidable.

Quienes se quede con ganas de más puede adentrarse en el Centro de Visitantes HUB en Río Grande, con mapas de senderos y más información al alcance. Allí es posible disfrutar de los mejores tips y datos curiosos de este pedacito de paraíso en Puerto Rico.

PalacioProvincial 8930 (1)
Discover Puerto Rico

4. De tomar el sol a nadar en aguas brillantes

Una visita a Puerto Rico no está completa si no se toma el sol, aunque lo cierto es que es casi imposible resistirse a ello. Desde las terrazas y piscinas de sus hoteles a algunas de sus playas, las postales se acumulan en el móvil sin freno. Una luna de miel no está completa sin algo de relax y de lujo en algunos de los mejores alojamientos, pero también es cierto que a todo el mundo le gustan las sorpresas, y para ello hay que seguir llevando el bañador, pues basta con acercarse a una de las cinco bahías bioluminiscentes del mundo.

Entre Laguna Grande, en Fajardo, La Parguera, en Lajas en el sur, o Mosquito Bay, en Vieques, hay varios arenales que escoger para observar este fenómeno donde microorganismos dinoflagelados emiten luz con el movimiento del agua. Sumergirse o surcarlas en kayak es una de las experiencias más románticas que pueden vivirse en Puerto Rico.

FairmontSanJuan 1866 (1)
Discover Puerto Rico

5. Fundirse con su arte y sus fiestas

Puerto Rico rebosa cultura, y eso no solo puede verse en su arquitectura o sus tradiciones, sino también en su arte y en sus festividades. El ritmo relajado del que disfruta de la isla permite aprovechar sin prisas lugares donde los amantes del arte podrán admirar obras maestras. Uno de esos lugares es el Museo de Arte de Puerto Rico, con una colección de más de 1.000 obras de artistas locales.

En el Museo de Arte de Ponce podrán maravillarse con piezas de José Campeche y Miguel Pou, pero también con la arquitectura del edificio, obra de Edward Durell Stone. Pero no hay que olvidar que el arte también está en las calles, algo que saben muy bien en Yauco, con su proyecto de arte urbano; en Aibonito, con su festival de las flores de verano, y en Hatillo, con una celebración de máscaras de carnaval.

2014DS70 422 (2)
Discover Puerto Rico

6. Recorrer la Ruta Panorámica

Un road trip quizá no es la primera idea que le acude a la mente a alguien que planea su luna de miel, pero sin duda es una buena idea para llegar a todos los sitios y vivir aventuras fuera de lo planeado. Puerto Rico es perfecto para ello pues, a pesar de no tener una gran extensión, tiene mucho que ver a cada pocos minutos.

La Ruta Panorámica es un conjunto de carreteras de montaña que se extienden desde Maunabo, en el este, hasta Mayagüez, al oeste. 204 kilómetros de recorrido atraviesan coquetos pueblos como Jayuya, Adjuntas o Cayey, apartados de las rutas turísticas, pero con el encanto que les confiere la gastronomía, la música y la cultura del país.

191 3 8102 jpeg
Discover Puerto Rico

7. Cuidarse por fuera y por dentro

Puerto Rico es uno de los mejores rincones del planeta donde esconderse del mundo que se conoce y disfrutar de un estado de paz reparador. Desde la aromaterapia al rejuvenecimiento post-sol, los spas son los santuarios del bienestar en el país, donde consentirse con el cuidado personal.

¿Quién puede negarse a experiencias super lujosas, como rituales de limpieza en hammams, hidroterapia o masajes en un spa botánico? Por supuesto, la paz interior también tiene lugar en un viaje a la isla. Sesiones grupales y privadas de yoga, paddle yoga y meditación en la playa pueden ser actividades perfectas para conseguir alinear los chakras.

191 3 12296 jpeg
Discover Puerto Rico

8. Emprender aventuras

Si bien es cierto que una escapada al país caribeño evoca una buena dosis de atardeceres, bailes, paseos, buena comida y calma, hay quienes aman sentir la adrenalina allá donde van y Puerto Rico también tiene mucho que ofrecer en ese sentido. Una de las experiencias más atractivas es la de saltar de un avión desde más de 3.000 metros de altura a la altura de Arecibo, pero también es posible “volar” lanzándose desde la segunda tirolina más larga del mundo en Orocovis.

Descenso en rappel, puentes colgantes sobre barrancos, caminatas por densos bosques, travesías por imponentes cañones… todo eso puede vivirse en el entorno del río Tanamá. Para redondear, bucear entre arrecifes de coral frente a la costa de La Parguera en Lajas y ver rayas, morenas y todo un elenco de vida marina es una de las mejores experiencias que guarda la isla.