¡Alucinantes!

Tailandia desde casa: 15 viajes virtuales para todo tipo de aventureros

Estos planes virtuales y en 360º son la mejor manera de conocer el país más seductor del Sudeste Asiático.

En tailandés existe una palabra para denominar la forma y el arte de vivir de sus habitantes: el Thainess. Un concepto que se fundamenta en la cultura, el estilo de vida y la experiencia Thai y que conduce hacia la felicidad. En definitiva, es la esencia que ha llevado a Tailandia a ser el País de la Sonrisa. No es de extrañar, pues, que aquí todos encuentren su lugar, ya sea en las escarpadas montañas del norte, en las plácidas playas del sur o en la frenética Bangkok.

 

Cuando se pone un pie a este país del Sudeste Asiático, las ganas de seguir haciendo camino por esta perla geográfica se multiplican y, ¿por qué no hacerlo desde casa? Este viaje virtual es una forma de conectar con Tailandia y de corroborar, incluso virtualmente, que el país engancha. ¡Que empiece el viaje!

 

1 / 14
Bangkok

Foto: iStock

1 / 14

Bangkok

Tailandia se despierta pronto. Bajo las primeras luces del día, los mercados y puestos de comida de todo el país se abren al mundo y, mientras los templos se alzan poco a poco con los dorados rayos de sol, las grandes ciudades lo hacen frenéticamente. Bangkok, como orgullosa capital del país, saca sobresaliente en esto. A través de este vídeo, uno puede experimentar su caótico tráfico a bordo de un tuk tuk, adentrarse en su historia en museos y templos y saborear su reconocida gastronomía. Para la mayoría de los viajeros, Bangkok también es el punto de partida para conocer el resto del país y visitar destinos como Chiang Mai, uno de los imprescindibles para conocer la diversidad natural y cultural del país, o Phuket, donde su litoral turquesa se convierte en el mejor compañero de viaje.

 

 


 
Krabi

Foto: iStock

2 / 14

Krabi

Phuket comparte con la provincia de Krabi, ambas ubicadas en la península de Malaca, los destinos más bellos y frecuentados de la costa de Andamán. Abrigada por la Bahía de Phang Nga y con 3.200 kilómetros de litoral, Krabi atesora archipiélagos laberínticos, donde las islas parecen irrumpir verticalmente fuera del mar y las playas solitarias solo son accesibles en long tail boat. Una experiencia asequible desde cualquier rincón del mundo gracias a este vídeo, con el que a bordo de estas icónicas barcas de madera, el viajero virtual descubre un impresionante santuario de vida salvaje, de cuevas marinas y acantilados de piedra caliza. También es en Krabi donde se encuentran las famosas islas de Koh Phi Phi y Koh Lanta y las innumerables bahías que han abrigado a piratas y comerciantes durante miles de años.

 

iStock-483124860. Playa de Railay

Foto: iStock

3 / 14

Playa de Railay

Una de las playas más especiales de Krabi es la de Railay. Ya no solo por sus aguas turquesas y sus peñones que brotan del mar, sino por estar aislada del resto del continente por una lengua de tierra de colinas empinadas. También por sus imponentes acantilados de piedra caliza donde los escaladores encuentran su propio paraíso. Ahora, esta adrenalina también puede experimentarse desde casa con un vídeo que se cuela en uno de los 700 enclaves de escalada de Krabi, donde cada año se celebra un concurso internacional. Para aquellos que prefieran disfrutar de la playa tranquilamente, a los pies de estos acantilados se extiende un litoral de arena blanca y aguas cristalinas formado por las playas de Railay West, Railay East y Phranang, esta última conocida por tener una imagen sagrada de Buda en una cueva.

 

Trang

Foto: iStock

4 / 14

Trang

Dirección al sur, la provincia de Trang presenta accidentes geográficos similares a los de su vecina Krabi y, aunque menos conocida, es igual de sorprendente. Se extiende 199 kilómetros a lo largo del mar de Andamán y es hogar y refugio del dugongo, el primo del manatí, que se encuentra en peligro de extinción. Además, cuenta con un archipiélago de más de 46 islas donde se halla la Cueva Esmeralda y con dos grandes ríos navegables: el Trang, que nace en la cordillera de Khao Luang, y el Maenam Palian, que fluye desde la cordillera de Banthat. En el interior, se encuentran los santuarios de vida silvestre Namtok Khao Chong y Khlong Lam Chan Park, repletos de cascadas, senderos naturales y cuevas. ¿Quién se resiste a conocerlo de manera virtual?

 

Kho Lipe. Satun

Foto: iStock

5 / 14

Satun

La última provincia antes de llegar a Malasia es Satun, mucho menos concurrida que sus hermanas Krabi y Trang pero con la belleza de la costa de Andamán igual de presente. Su litoral cuenta con más de 60 islas, como las de Koh Lipe y Koh Tarutao, mientras que en su parte continental atesora el Parque Nacional Thale Ban, con cascadas y una gran laguna rodeada de imponentes montañas. Tras visitar varios de estos enclaves, el vídeo traslada al turista virtual hasta la cueva Tham Le Stegodon a bordo de un kayak. Por esta provincia suelen pasar los viajeros que cruzan al país vecino, que pueden comprobar cómo en sus ciudades ya se respira la influencia musulmana y malaya en la gastronomía y la cultura de Satun.

 

Buddha Park. Nakhon Si Thammarat

Foto: iStock

6 / 14

Nakhon Si Thammarat

En la misma península de Malaca pero frente al Golfo de Tailandia, la provincia de Nakhon Si Thammarat rezuma calma en sus playas vírgenes, abundancia en sus parques nacionales y espiritualidad en sus localidades. Por su ubicación, fue un importante centro del budismo en la antigüedad y un puerto clave para los comerciantes de la India, de la península arábiga, de los estados Dvaravati y Champa y más adelante para los comerciantes de los imperios británicos, portugueses y holandeses. Su historia se respira en los templos musulmanes, budistas e hindúes de la ciudad de Nakhon Si Thammarat, donde uno encuentra una gran oferta de espectáculos de teatro de sombras y de danza clásica tailandesa. Este vídeo en 360º viaja por los principales enclaves naturales y culturales de la provincia:  

 

Khao Luang. Khamo Luang

Foto: iStock

7 / 14

Cuevas de Khao Luang

De vuelta a la región central de Tailandia pero antes de salir de la península de Malaca, si uno tiene la oportunidad de parar en la provincia de Phetchaburi, merece la pena visitar la cueva de Khao Luang. Para los que no puedan hacerlo en persona, este vídeo permite pasear por la cueva y conocer qué la hace tan especial. El motivo es, nada más y nada menos, que las grandes estalactitas y estalagmitas que la conforman y un curioso templo ubicado en su interior. Desde la pantalla, incluso parece que uno pueda respirar su ambiente, donde el humo de los inciensos se difumina con los rayos de sol que, a ratos, iluminan a los budas que yacen en la oscuridad. 

 

Damnoen Saduak. Ratchaburi

Foto: iStock

8 / 14

Ratchaburi

Ya en la región central de Tailandia, a unos 80 kilómetros al oeste de Bangkok, se encuentra Ratchaburi, una provincia conocida por sus mercados flotantes. Uno de ellos es el de Damnoen Saduak, donde cada mañana cientos de botes cruzan por los canales para vender sus mercancías de frutas y verduras, fideos, flores e incluso souvenirs. Atravesada por el río Mae Klong y con una topografía diversa, Ratchaburi cuenta con tierras bajas al este, la Cordillera Tanaosi al oeste, haciendo frontera con Myanmar, y la antigua mina Khao Ngu Rock Park, que hoy en día atrae a aficionados de la escalada. Y entre atractivos naturales, la cultura se hace presente en esta región gracias a sus mercados, templos y bailes tradicionales, como el que se puede disfrutar al final del vídeo: 

 

Chonburi

Foto: iStock

9 / 14

Chonburi

La postal con hoteles frente al mar y playas urbanas adquiere su mayor expresión en Chonburi, concretamente en Pattaya, el principal destino turístico de la provincia conocido por sus playas y por el tempo budista Santuario de la Verdad. Los habitantes de Bangkok se escapan del bullicio de la capital hacia esta región de la costa oriental del Golfo de Tailandia para desconectar y entretenerse. A parte de por su oferta turística, Chonburi es conocida por sus pueblos de pescadores que bordean el litoral y por su gastronomía, basada en el marisco fresco. Como se puede observar en el vídeo, también cuenta con varios recursos naturales, templos y la famosa imagen escultórica de Buda construida en un gran acantilado: Khao Chi Chan.

 

Nakhon Nayok

Foto: iStock

10 / 14

Nakhon Nayok

En el corazón del País de la Sonrisa, Nakhon Nayok es el lugar ideal para practicar deportes de aventura y ecoturismo. Lo es por sus espectaculares cataratas, por sus bosques y por su vasta oferta de wellnes y de gastronomía local, que hacen de esta provincia la mejor opción para los que buscan experiencias diferentes. La primera parada suele ser Wat Chulabhorn Wanaram y su Túnel de Bambú, un enclave idílico que incluso a través de un vídeo consigue transmitir la paz como si se estuviera in situ. Las cercanas cataratas de Nang Ron también capturan la esencia y la belleza por la cual se conoce la región, donde en cada enclave natural hay una oferta de aventura y otra de descanso.

 

Elefantes Tailandia. Elefantes

Foto: iStock

11 / 14

El emblema de Tailandia: los elefantes

Todos estos espacios verdes y los más de 100 parques nacionales protegidos de Tailandia han hecho que el ecoturismo se haga cada vez más presente y necesario. Desde los bosques frondosos de las montañas del norte y llanuras extensas en el centro de Tailandia hasta las sabanas del noreste y los manglares de la costa sur, el país cuenta con una flora y fauna que necesita ser preservada. Así, la gran mayoría de las especies se encuentran dentro de los parques nacionales, como es el caso del emblema de Tailandia: el elefante. Este vídeo muestra cómo es la experiencia de visitar un santuario donde habita uno de los animales más impresionantes del mundo:

 

Lopburi

Foto: iStock

12 / 14

Lopburi

Si se llega a Lopburi en tren, uno se topa con los templos de Prang Sam Yod al salir de la estación. Estas ruinas, que datan del siglo XII y se pueden contemplar desde casa gracias a este vídeo, son la imagen más visible del pasado histórico de la ciudad, que combina influencias orientales y occidentales, atractivos clásicos y modernos, ruinas ancestrales y esplendor real. Al sur de la provincia homónima, enclavada en el extremo occidental de la meseta Khorat, la ciudad de Lopburi se convierte en la parada perfecta para los viajeros más interesados en la historia y la cultura del país, y los complace con unas calles donde lo antiguo permanece al lado de las construcciones más modernas. 

 

Chiang Rai

Foto: iStock

13 / 14

Chiang Rai

Construido a finales del siglo pasado, el Wat Rong Khun, más conocido como Templo Blanco, destaca por su arquitectura contemporánea. Probablemente, es una de las postales más conocidas de Chiang Rai, la provincia más septentrional de Tailandia que, eclipsada por su vecina Chiang Mai, durante años vivió ajena al turismo. Todavía hoy acoge a los viajeros que quieren alejarse de las aglomeraciones en busca de atractivos naturales y culturales, como pueblos de montaña que conservan formas de vida tradicionales. Ahora, es posible conocer su edificio más icónico gracias a este vídeo en realidad virtual:

 

Triángulo de Oro, Chiang Rai. Triángulo de Oro

Foto: Shutterstock

14 / 14

Triángulo de Oro

Hablar de Chiang Rai es hablar del Triángulo de Oro. Con este nombre tan seductor, hace referencia al punto donde Tailandia, Laos y Myanmar se dan la mano, justo donde confluyen los ríos Ruak y Mekong. Esta estratégica ubicación le llevó a ser el antiguo centro de comercio y producción de opio en el mundo, una realidad que tuvo mucha influencia en las prácticas culturales y estilos de vida de la región. Ahora, atrae a viajeros fascinados por su historia y por un paisaje impresionante que puede visitarse desde cualquier pantalla a través de este vídeo en 360º:

 

pORTADA

Tailandia desde casa: 15 viajes virtuales para todo tipo de aventureros

Compártelo