Green capital

Del viñedo a la ciudad, Álava lo tiene todo para triunfar este otoño

Con una desbordante naturaleza, un rico patrimonio y una oferta enoturística de primer nivel, esta provincia se convierte en un destino para recorrerlo en primera persona.

Abrazada por un anillo verde de más de 800 hectáreas y considerada una de las capitales verdes europeas, Vitoria-Gasteiz es un destino único en el que descubrir una historia y un patrimonio único, rodeado de naturaleza, lleno de cultura y una gastronomía especialmente vinculada al vino que la hacen especialmente singular. Descubre una ciudad orgullosa de ser verde; una ciudad que te invita a caminar, a pasear, a recorrer; una ciudad que tienes que ver y que tiene mucho que ofrecer. Ve a Vitoria–Gasteiz.

Catedral Santa María Interior 1
Catedral Santa María © Turismo Vitoria-Gasteiz

La joya de la ciudad

Coronando la colina sobre la que se asentó la primitiva Gasteiz, uno de los templos góticos más singulares de la ciudad y de Europa, es la Catedral de Santa María. Declarada Patrimonio de la Humanidad, esta joya de su Casco Histórico fue la inspiración del escritor Ken Follett para escribir ‘Un mundo sin fin’, la segunda parte de ‘Los Pilares de la Tierra’. Su interior lo protagoniza una planta de cruz latina del siglo XIII, con cuatro capillas rectangulares y una girola a la que se abren otras tres capillas poligonales, además de un triforio y un pórtico del siglo XIV, denominado comúnmente como ‘El pórtico de la luz’ por acoger en su interior un espectáculo multimedia ineludible que muestra su transformación a través de los siglos. También vale la pena subir a su torre de planta octogonal, cuyo campanario está fechado de entre los siglos XVI y XVII, que gracias a ser la más alta de la ciudad permite disfrutar de una panorámica única.

 

Una muralla histórica

Adosada a la catedral se empezó a construir la muralla de la ciudad, considerada más antigua que la villa de Nueva Victoria. Y es que, si bien se creía que era posterior a 1181, las excavaciones de la catedral han revelado que su origen es previo a la fundación, aunque las causas y la fecha exacta se desconocen. Para adentrarse en su historia, se puede disfrutar de un completo recorrido por el viejo lienzo amurallado dentro del programa de visitas guiadas de la Fundación Catedral Santa María, que descubren los restos de la primera muralla medieval, en los tramos recuperados junto al Palacio Escoriaza-Esquivel y en las traseras del Palacio Villa Suso y de la Iglesia de San Miguel.

Vitoria-Gasteiz
© iStock

El corazón de Vitoria

Rodeada de preciosos miradores blancos y con el monumento a la batalla de Vitoria contra las tropas de Napoleón como protagonista, la plaza de la Virgen Blanca, también conocida como Plaza Vieja, mantiene vivo el espíritu de antaño. Sus terrazas y comercios recuerdan a los arrabales en donde desde la Edad Media se celebraron los mercados extramuros. En este mismo lugar destaca también la Iglesia de San Miguel, donde puede observarse la hornacina de la Virgen Blanca, patrona de Vitoria-Gasteiz. Allí se encuentra también la escultura de Celedón, el personaje que da comienzo y final a las fiestas de la ciudad, que se celebran entre el 4 y el 9 de agosto.

PistadeHieloLaFlorida
Pista de hielo en el parque de La Florida © Turismo Vitoria-Gasteiz

Un parque con 200 años de antigüedad

Uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, ubicado muy cerca de la plaza de la Virgen Blanca, es el Parque de la Florida que cuenta con más de 200 años de historia. Con un diseño inspirado en el estilo de los jardines románticos franceses de la época, invita a perderse por el trazado casi laberíntico de sus senderos y a encontrar la gruta, la cascada, el riachuelo, el quiosco de la música y el banco de los enamorados, escenarios del Belén Monumental que instalan allí cada Navidad con más de 200 figuras. Además, este año, se instalará en el parque una pista de hielo y un tobogán helado para el disfrute de mayores y pequeños.

Barra Pintxos 3
Barra de pintxos © Turismo Vitoria-Gasteiz

Cultura a espuertas

La amplia agenda cultural y de eventos que se celebran en Vitoria-Gasteiz a lo largo de todo el año, posicionan a la capital de Comunidad Autónoma como uno de los destinos perfectos para los amantes de la música, el arte, la historia, el teatro, el vino y la buena gastronomía. Las Fiestas de La Blanca, el Azkena Rock Festival, Kaldearte, el Festival Internacional de Jazz, UMBRA, Magialdia, el FESTVAL o el Ironman.

 

Además de cultura, la provincia de Álava cuenta con una oferta enoturística de primer nivel que se recoge en Ardoaraba, una feria enogastronómica que pone en valor las dos comarcas vitivinícolas de la provincia, Rioja Alavesa y Ayala, además de sus bodegas. Esta feria, que se celebrará del 6 al 9 de diciembre, permite a los participantes disfrutar de actividades paralelas como probar pintxos tradicionales o innovadores, descubrir nuevas bodegas, acudir a ponencias y hacer catas comentadas.

Bodegas Ysios
© Turismo de Álava

Rioja Alavesa: referente vitivinícola

Las bodegas de Rioja Alavesa, integradas en la Denominación de Origen Calificada Rioja, elaboran algunos de los mejores vinos del mundo que cautivan cada año a miles de visitantes nacionales e internacionales. Una ruta por esta región es sinónimo de descubrimiento, ya sea en lo que se refiere a negocios centenarios y tradicionales que rezuman familiaridad por sus cuatro costados, u otros que revolucionan el panorama actual con su rabiosa vanguardia e innovador diseño, con arquitectos de renombre mundial como Frank Ghery (de la Bodega Marqués de Riscal) como artífices.

 

Una muestra de la gran calidad y potencial enoturístico del lugar son las bodegas Solar de Samaniego, premio The Best of 2022 a la mejor experiencia por su propuesta “Beber entre líneas”, donde se fusiona la cultura del vino, el arte y la literatura. Otro buen ejemplo es el de bodegas Valdelana, que invita a perderse en su Jardín de las Variedades y relajarse en su columpio con vistas al Ebro o con una cata bajo una alfombra de estrellas. Sin embargo, no solo las bodegas son las únicas que ofertan experiencias de altura en torno al vino, si no que también existen rutas guiadas entre viñedos, catas comentadas, almuerzos deliciosos, cenas mágicas y actividades tan sugerentes como vendimiar en familia o sentir los beneficios de un spa con vinoterapia.

 

Vino y bodegas, pero también patrimonio y naturaleza son las claves de lugares como Labraza y Laguardia, donde callejear sin prisa entre las murallas de una villa medieval, o los dólmenes de la Chabola de la Hechicera, en Elvillar, y El Sotillo, en Leza, donde observar la gran historia que se encierra tras sus piedras. Descubrir un poblado prerromano como el de La Hoya e internarse en los lagares rupestres de Labastida son experiencias que redondean el viaje, pero aún hay más.

Txakoli
© Turismo de Álava

Ayala: La comarca del txakoli

Al noroeste de Álava se encuentra la segunda comarca vitivinícola de la provincia. Entre verdes prados, imponentes montañas y sorprendentes cascadas, es imperativo descubrir otra de las joyas enológicas del norte de España, un vino diferente, blanco, fruto de una cuidadosamente preservada tradición: el txakoli. Durante siglos, las bodegas de esta zona han estado elaborando con mimo un producto que, desde hace más de veinte años, cuenta con el amparo de la Denominación de Origen Txakoli de Álava.

 

Además de visitar sus bodegas, una de las mejores maneras de maridar sus vinos es acercándose a algunas de sus queserías artesanales y probar sus quesos Idiazabal y de pastor, o realizar alguna actividad de senderismo para acabar con un buen almuerzo regado de los mejores vinos de la comarca en algunas de las tabernas y locales donde saborear la cocina tradicional. Sin embargo, no todo se limita a beber y comer en esta pequeña Denominación de Origen, pues también cuenta con numerosas villas dignas de una visita como la de Artziniega, donde se encuentra el Museo Etnográfico, que ofrece un viaje por la vida rural, o el Museo Santxotena, que acerca a los visitantes la obra de Xabier Santxotena, discípulo de Jorge Oteiza, de la mano del propio artista. También vale la pena parar en el Conjunto Monumental de Quejana, formado por el Convento de San Juan Bautista, el Torreón-Capilla de la Virgen del Cabello y el Palacio Fuerte de los Ayala, donde se encuentra un museo para conocer la historia del lugar y de los Ayala, con numerosas obras de arte, documentación, maquetas y objetos. El bosque pintado de La Robleda de los Sueños se suma al reclamo artístico con la intervención de 25 artistas en plena naturaleza, componiendo todo un museo al aire libre. Para redondear la propuesta medioambiental, la senda verde de Delika se adentra en el cañón del mismo nombre en un recorrido de cinco kilómetros en los que disfrutar de robles y hayas con el telón de fondo del Salto del Nervión.

Navidad PlazaVirgenBlanca 3
Plaza de la Virgen Blanca en Navidad © Turismo Vitoria-Gasteiz

Pensando en el turista: Green Card

Para disfrutar de los atractivos de este rico territorio, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava han puesto en marcha la tarjeta turística Green Card, que ofrece descuentos en visitas guiadas y otras actividades culturales y de ocio, compras en comercios locales y servicios de restauración y alojamiento. El catálogo de ventajas está disponible a través de su web y de la app Green Tourist Card disponible en los sistemas operativos iOS y Android.  La obtención de la Green Card se puede realizar a través de los citados canales o en las oficinas de turismo facilitando únicamente su número de teléfono móvil. A continuación, se genera un código QR que podrán imprimir o guardar en el móvil, y que deberán mostrar en los establecimientos para poder beneficiarse de los descuentos. La tarjeta tiene una validez de 7 días desde la fecha de inicio que se indique.

Toda la información turística y más planes para disfrutar de Álava en www.alavaturismo.eus