Arquitectura

101 / 306

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

101 / 306

Casa Vicens proporciona una experiencia museológica singular

Casa Vicens Gaudí quiere ser un museo en el que contemplación y acción vayan de la mano. Una experiencia sin prisas con la que el visitante se sentirá como un perfecto invitado de la casa. Hay dos tipos de visitas: por libre, con todo el tiempo y guiado por el equipo de expertos que estará en todo momento presente en los espacios, o, mediante visitas guiadas en grupos reducidos.

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

102 / 306

Casa Vicens es testimonio de la historia de Barcelona

Con sus más de 130 años, la Casa Vicens de Gaudí es un fiel testimonio de cómo ha ido evolucionando Barcelona y el barrio de Gràcia. Desde el proyecto original de 1883, pasando por la época de la ampliación por parte de Joan Baptista Serra de Martínez, arquitecto amigo de Gaudí, en la que se amplió la calle de les Carolines, hasta llegar al momento actual en el que se recupera como espacio museográfico. 

Foto: José Alejandro Adamuz

103 / 306

Trabajos de restauración en Casa Vicens

Los trabajos de rehabilitación y restauración comenzaron en el 2015, un año después de la adquisición de la propiedad por parte de MoraBanc. El objetivo ha sido recuperar la casa original que proyectó Antoni Gaudí en 1883. Un elemento muy importante ha sido descubrir las abundantes policromías originales, que se habían ido perdiendo con el transcurso del tiempo. Con su apertura, Casa Vicens se suma a la amplia oferta turística de Barcelona.

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

104 / 306

La Casa Vicens de Gaudí abre sus puertas al público por primera vez

Casa Vicens, en Calle de les Carolines, 18-24, abre puertas al público por primera vez el 16 de noviembre del 2017. Tras más de 130 años de uso privado, se convierte en el último de los monumentos Patrimonio Mundial de Barcelona que se puede visitar. Estará abierta todos los días de la semana, de 10 a 20 horas.

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

105 / 306

La característica fachada de Casa Vicens no pasa desapercibida en Gràcia

La Casa Vicens es la primera obra maestra de Antoni Gaudí. Por su libertad de estilos, por la fantasía y por el uso de distintas influencias, se considera su obra manifiesto. De su arquitectura, lo primero que destaca es su fachada, repleta de azulejos diseñados con las flores de clavel de moro o clavellinas que Gaudí se encontró en el solar.

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

106 / 306

La Casa Vicens de Gaudí supuso una ruptura estética en la época

Antoni Gaudí hacía cinco años que se había graduado como arquitecto. En la Casa Vicens, su primera casa, puso en juego todo lo aprendido, todos sus conocimientos e influencias. El resultado es una casa sorprendente, inspirada en ambientes y motivos orientales y mozárabes, además de introducir la naturaleza como elemento de ornamentación en el interior de la vivienda.

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

107 / 306

El interior de Casa Vicens presenta una espectacular ornamentación

Al recorrer las diferentes salas de la Casa Vicens nos sorprende una amplia ornamentación que prácticamente llena todos los espacios de la casa. El joven arquitecto concibió su proyecto como un todo, en el que el interior y la naturaleza circundante se unieron en armonía, a la vez que otorgó a los espacios un nivel de confort muy adelantado para la época.

Foto: Casa Vicens | Pol Viladoms

108 / 306

Las salas de exposición contextualizan la Casa Vicens

En la segunda planta, que originalmente fue la usada por el servicio, se encuentran las salas de exposición. La exposición permanente es una pieza clave de Casa Vicens Gaudí, ya que proporciona el contexto social y cultural necesario para que el visitante acabe por entender todo aquello que primero experimentó en las salas Gaudí. También habrá un espacio para exposiciones temporales, que se estrenan con: “La primera casa. La casa propia. La casa manifiesto”, comisariada por Juan José Lahuerta, arquitecto y profesor de Historia del Arte y Arquitectura en la Escuela de Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, y actual director de la Cátedra Gaudí.

Foto: Turismo de Islas Baleares

109 / 306

La Catedral de Palma y sus curiosidades

Fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1931. Como tal, la Catedral de Mallorca presenta una serie de curiosidades llamativas. “La Seu”, como se conoce popularmente, es uno de las catedrales góticas más admiradas del mundo y un icono de Islas Baleares. Sin duda, es una visita imprescindible en un viaje a Mallorca.

Foto: Turismo de Islas Baleares

110 / 306

El “Espectáculo del Ocho” en la Catedral de Mallorca

Este fenómeno lumínico solo se puede observar dos días al año: el 11 de noviembre o el 2 de febrero, coincidiendo con la festividad de la Candelaria y San Martín, respectivamente. Esos días, un haz de luz que entra por el rosetón mayor atraviesa la nave hasta proyectarse en la pared, justo debajo del rosetón opuesto de la fachada principal.

Foto: Turismo de Islas Baleares

111 / 306

Decenas de curiosos para contemplar el "Espectáculo del Ocho”

El “Espectáculo del Ocho” cada vez atrae a más gente que quiere disfrutar de esta belleza de color. Según afirman los expertos, este efecto lumínico es fruto del azar, ya que cuando se construyó la Catedral de Mallorca, no se colocaron los rosetones expresamente para propiciarlo.

Foto: Turismo de Islas Baleares

112 / 306

El asombroso efecto lumínico del “Espectáculo del Ocho”

El "Espectáculo del Ocho" dura apenas una hora y su resultado es un doble rosetón, de luz y de vidrio. Un maravillo efecto lumínico y de color que se asemeja a un "ocho de luz"; por lo que se conoce como "el Ocho".

Foto: Turismo de León

113 / 306

Catedral de León

Las dos torres góticas y los fabulosos vitrales, la convierte en todo un símbolo de la ciudad. La Catedral de León es una de las catedrales góticas más bellas de España. Su orígen se remontan al siglo X, a la época de la reconquista cristiana, cuando parte de las antiguas termas romanas del S. II sirvieron como base del nuevo Palacio Real del rey Ordoño II, que posteriormente cedió para la construcción de la primera catedral. 

Foto: Turismo de León

114 / 306

Plaza Mayor de León

Si no paseas por la Plaza Mayor de León difícilmente podrás decir que estuviste en León. No podía ser de otro modo, cuando hablamos de uno de los espacios más populares de la ciudad. Siguiendo el aspecto de las características plazas leonesas que encontramos en Castilla y León, la Plaza Mayor es el centro del Casco Antiguo, en concreto, del popular Barrio Húmedo, muy cerca de la Catedral. Entre los edificios de la plaza, destaca el Consistorio, o Edificio Mirador, con sus dos peculiares torres rectangulares terminadas en chapiteles. 

Foto: Turismo de León

115 / 306

La Capilla Sixtina del Románico

La Real Colegiata de San Isidoro está considerada como uno de los mejores conjuntos románicos de España. A su belleza, hay que añadirle la particularidad de albergar un Panteón Real ubicado a los pies de la iglesia, con pintura mural románica y capiteles originales excepcionales, donde fueron enterrados reyes y reinas del Reino de León. El Panteón Real se conoce como la Capilla Sixtina del Románico y es parte de la visita del Museo.

Foto: Turismo de León

116 / 306

Casa Botines de Gaudí

No solo hay edificios de Gaudí en Barcelona; y León es buena prueba de ello. La Casa Fernández y Andrés, o popularmente, Casa Botines, es una de las tres obras del famoso arquitecto Antoni Gaudí que se encuentran fuera de Cataluña. Este bello edificio se encuentra junto al también importante palacio de los Guzmanes, justo donde el Casco Viejo se encuentra con el ensanche de León. Fue construido entre 1891 y 1892 siendo una muestra de la época neogótica de Gaudí. 

Foto: Turismo de León

117 / 306

Iglesia y Convento de San Marcos

Dentro del itinerario monumental que hay que seguir en León está el Convento de San Marcos. Su bella fachada principal, de casi 100 metros de largo, es la imagen emblemática de uno de los hoteles de Paradores Nacionales más excepcionales. Sus orígenes están vinculados al Camino de Santiago, cuando la infanta Sancha de Sancha de León, también conocida como la infanta Sancha Raimúndez, en 1152, realizó una donación con el fin de construir un primitivo hospital de peregrinos en el lugar.

Foto: Turismo de León

118 / 306

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León

No solo monumentos históricos; en León también hay espacio para el arte contemporáneo. De ello se encarga el colorido edificio que alberga el MUSAC, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León. La Colección MUSAC, que es el núcleo central del museo, suma más de 1.650 obras de casi 400 artistas tanto nacionales como internacionales. 

Foto: Turismo de la Ciudad de Buenos Aires

119 / 306

Un barrio en honor a las mujeres

El barrio de Puerto Madero es uno de los más modernos de Buenos Aires. Se caracteriza por sus altos edificios y el nombre de sus calles, que recuerdan a mujeres que dejaron su huella en la historia de Argentina y Latinoamérica. En Puerto Madero se encuentra también el Puente de la Mujer, una de las obras del arquitecto Santiago Calatrava que se pueden encontrar por el mundo.

Foto: Turismo de la Ciudad de Buenos Aires

120 / 306

Avenida 9 de Julio y obelisco de Buenos Aires

El 9 de julio de 1816 Argentina logró su independencia de España. De ahí que esta enorme calle, que cruza Buenos Aires de norte a sur, reciba la fecha de la efeméride como nombre. Es la avenida más ancha del mundo con hasta 12 carriles (seis para cada dirección). Fue diseñada en 1888 siguiendo como modelo las avenidas de París. Su punto de referencia es el Obelisco, el mayor icono de la ciudad.

Foto: BCN+

121 / 306

Recinto Modernista de Sant Pau

Aunque no se logró construir con toda la envergadura del proyecto original, debía ocupar una superficie de 9 manzanas, el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, proyecto del arquitecto Lluís Domènech i Montaner que fue construido entre 1902 y 1930, es el mayor recinto modernista del mundo. Esta joya que se pude visitar en Barcelona se incluyó como Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Foto: BCN+

122 / 306

Templo Expiatorio de la Sagrada Familia

A pesar de que no alcanzó a acabarla, El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, o popularmente, la Sagrada Familia, es por monumentalidad y belleza la obra más famosa de Antonio Gaudí. Constituye todo un reclamo para visitar la ciudad de Barcelona por miles de turistas. Es uno de los monumentos con más visitantes de España, junto la Alhambra de Granada y el Museo del Prado. Fue incluida como Patrimonio de la Humanidad en el año 2005.

Foto: BCN+

123 / 306

La Pedrera, Casa Milà 

Más conocida por su aspecto exterior como “La Pedrera”, la Casa Milà es uno de los edificios modernistas más populares de Barcelona. La obra de Antonio Gaudí se incluyó en el Catálogo del Patrimonio Artístico de la Ciudad de Barcelona, en 1962. Se inscribió como Patrimonio de la Humanidad en 1984. Se ubica en una de las avenidas imprescindibles de la ciudad, en el Paseo de Gracia, verdadera zona cero en toda ruta para conocer la arquitectura modernista.

Foto: BCN+

124 / 306

Casa Vicens

Esta obra de Antonio Gaudí se encuentra en el barrio de Gracia. Pertenece a su época orientalista y fue el primer proyecto de envergadura del arquitecto en Barcelona convirtiéndose al poco en un punto y aparte de la arquitectura en Cataluña. La obra se edificó como casa de verano para la familia de Manel Vicens y Montaner. Al visitar la Casa Vicens se observan elementos artesanales de gran importancia que marcaron el inicio de la relación habitual que Antonio Gaudí estableció con diferentes artesanos para el desarrollo de sus proyectos.

Foto: BCN+

125 / 306

Palacio de la Música Catalana

Tanto la fachada como el hermoso interior convierten este edifico en una verdadera joya de la arquitectura y en todo un emblema del modernismo de Cataluña. La obra de Lluís Domènech i Montaner, que se ubica en el barrio de la Ribera, junto a Vía Laietana de Barcelona, fue declarada como Patrimonio de la Humanidad en 1997 y es uno de los auditorios más bellos del mundo. El arquitecto supo usar con pericia la estructura de hierro, lo que le permitió trabajar la planta libre con cerramientos de vidrio. 

Foto: BCN+

126 / 306

Palacio Güell

Puede pasar desapercibido para muchos de los paseantes de La Rambla de Barcelona; pero, lo cierto es que, justo en un lateral, en el Carrer Nou de la Rambla, encontramos una de las obras fundamentales de Antonio Gaudí, Patrimonio de la Humanidad desde 1984. El Palacio Güell permanece prácticamente igual desde que en 1886 el industrial Eusebi Güell encargará a Antonio Gaudí la construcción de la casa familiar. Desarrolló varios bocetos hasta que encontró una innovadora solución del uso de la luz y del espacio para convertir un palacio en una casa funcional.

Foto: BCN+

127 / 306

Parque Güell

Una fantasía hecha parque. El parque Güell, en la zona alta del barrio de Gracia, es un icono de la ciudad de Barcelona. La relación entre Antonio Gaudí y el industrial Eusebi Güell dio como fruto varios de los edificios más emblemáticos del Modernismo en Cataluña. Esta obra pertenece a la etapa naturalista del arquitecto, en la que se pueden apreciar técnicas y soluciones arquitectónicas que culminan en otro hito de la arquitectura modernista: La Sagrada Familia. El Parque Güell fue inscrito como Patrimonio de la Humanidad en 1984.

Foto: BCN+

128 / 306

Cripta de la Colonia Güell

Las colonias obreras fueron un concepto de amplio desarrollo en la industrialización de Cataluña. Se trataba de recintos amplios en los que además de las fábricas, había diferentes infraestructuras, como viviendas, hospital, fonda, tiendas, cooperativas o escuelas para los hijos de los obreros. En la Colonia Güell, en el municipio de Santa Coloma de Cervelló, además había esta excepcional cripta del arquitecto Antonio Gaudí, que fue incluida como Patrimonio de la Humanidad en el 2005. No se terminó nunca. De haber acabado, estaríamos, en palabras del propio arquitecto, ante una maqueta monumental de la Sagrada Familia. 

Foto: BCN+

129 / 306

Casa Batlló

Que paseando por el Paseo de Gracia de Barcelona se vea el lomo de un dragón no es efecto de ninguna alucinación, sino resultado de la fantasía y la técnica que Antonio Gaudí supo desarrollar en la construcción de la Casa Batlló. Esta emblemática obra del famoso arquitecto se ubica en la Manzana de la discordia, así llamada, porque en pocos metros se encuentran algunas de las obras más emblemáticas del modernismo en Cataluña. La Casa Batlló fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2005.

Foto: Gtres

130 / 306

El fantasma de la ópera de París

El monumental edificio de la Ópera Garnier, en el distrito IX de París, es el escenario de una famosa leyenda que apareció en 1910 con la publicación de la novela gótica del escritor Gaston Leroux, "El fantasma de la Ópera". El fantasma es un  genial músico que se esconde debido a la deformidad que sufre pero que se enamora de la joven estrella Christine Daaé, enamorada a su vez, del Conde de Chagny. La historia es una suma de tragedias, accidentes, duelos y muertes, que curiosamente tienen fundamento en noticias trágicas sucedidas en el palacio Garnier, inaugurado en 1875, que el escritor recopiló. 

Foto: Gtres

131 / 306

Vistas sobre Roma

A pesar de que la zona para los plebeyos del Coliseo no era la mejor para ver el espectáculo de la arena, hoy aguarda una sorpresa a los visitantes que reserven su acceso: unas vistas únicas a cuarenta metros de altura de la ciudad de Roma.

Foto: AP

132 / 306

Ciudad medieval de Quedlinburg

Hay viajes que nos transportan a otra época, en este caso a la época medieval. Alemania tiene muchas ciudades medievales; pero el de Quedlinburg, a orillas del río Bode, en el estado federado de Sajonia-Anhalt, con sus más de 1.200 casas de arquitectura tradicional, es el más representativo. Una riqueza patrimonial que le llevó a ser declarada como como Patrimonio de la Humanidad en el año 1994.

Foto: Gtres

133 / 306

Castillo de Neuschwanstein

El castillo de Neuschwanstein parece salir directamente de un cuento de hadas. Su entorno y la belleza de su arquitectura lo convierten en todo un clásico del turismo de Alemania. Es el último de los castillos de Baviera que mandó construir Luis II de Baviera. ¿Sabías que sirvió de inspiración para el Castillo de Disney?

Foto: AP

134 / 306

Catedral de Colonia

La cuarta ciudad más grande de Alemania guarda una joya arquitectónica en el centro histórico. La Catedral de Colonia bien merece un viaje. El monumento más visitado de Alemania fue en su día el edificio más alto del mundo, hasta la construcción de Monumento a Washington en 1884. En su interior se guarda un relicario que según la tradición contiene los restos mortales de los tres Reyes Magos. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1996.

Foto: Steinar Skaar

135 / 306

La ruta escénica noruega Helgelandskysten

La ruta escénica Helgelandskysten es la más larga de las 18 rutas turísticas de Noruega. Se utilizan hasta seis pasos en ferry para recorrerla, llegando a cruzar el Círculo Polar Ártico a 66 grados de latitud norte. En este viaje nos encontramos con fenómenos naturales únicos, como la marea más grande del mundo, y el Svartisen, el segundo glaciar más grande de Noruega. También podemos maravillarnos con obras de ingeniera y belleza espectacular como este puente, en la carretera a Sandhornøya.

Foto: Per Kollstad

136 / 306

Mirador sobre ruta de Trollstigen

La ruta Geiranger-Trollstigen ofrece numerosos lugares espectaculares de Noruega: valles exuberantes, zonas de cultivo de fresas, montañas escarpadas y puntos de vista para observar los paisajes más pintorescas de Noruega. Para facilitar la contemplación, tenemos esta plataforma que parece flotar a gran altura por encima de la carretera, que serpentea más abajo. 

Arquitecto: Reiulf Ramstad Arkitekter AS 

Foto: Jarle Wæhler

137 / 306

El mirador sobre el lago Atnsjøen, en Rondame

Una ruta a más de 2.000 metros de altura por cumbres que ofrecen un paisaje singular de Noruega cubierta de nieve. Rondane es un lugar que ha atraído desde siempre artistas y escritores en busca de inspiración. Nosotros tendremos oportunidad de encontrar inspiración con estos paisajes desde Sohlbergplassen, el mirador sobre el lago Atnsjøen. La plataforma enmarca la vista hacia el lago y los picos redondeados del macizo de Rondane, casi como aparecen en la famosa pintura de Harald Sohlberg "Noche de invierno en Rondane".

Arquitecto: Carl-Viggo Hølmebakk

Foto: Kjetil Rolseth

138 / 306

Plataforma de observación de Stegastein

Una ruta llena de contrastes entre los fiordos y la alta montaña de Noruega, donde la nieve se encuentra la mayor parte del año. Por ello, la carretera está cerrada en invierno, pero el tramo de Aurlandsvangen está abierto todo el año hasta el punto de observación de Stegastein. Una estilizada plataforma de observación que alcanza los 30 metros de altura sobre los pinos, a 650 metros sobre el Aurlandsfjord. Con su frente de cristal, ofrece una vista única del fiordo.

Arquitecto: Todd Saunders og Tommie Wilhelmsen

Foto: Jarle Lunde / SuldalFoto.no

139 / 306

El puente de Høse, en la ruta escénica de Ryfylke

El viaje a lo largo de esta ruta escénica nos brinda paisajes de altas montañas, laderas exuberantes, picos escarpados y fiordos profundos. La montaña Saudafjellet, la cascada Svandalfossen con toda la fuerza de la naturaleza, el fiordo Lysefjorden y los pequeños pueblos de la costa son argumentos más que suficientes; pero además está el famoso Preikestolen. En esta ruta, encontraremos el puente de Høse, una pasarela sobre el río de Suldalslågen, gran productor de energía hidroeléctrica.

Arquitecto: Rintala Eggertsson Architects

Foto: Per Ritzler

140 / 306

Selvika, en la carretera turística nacional Havøysund

La carretera a Havøysund es fascinante porque tienes la sensación de conducir por encima de la copa de los árboles. Conducir por aquí brinda paisajes de gran dramatismo, ya que hay partes de la carretera que atraviesan un estéril paisaje rocoso con el Océano Ártico por un lado y afloramientos escarpados por el otro. En el extremo interior de la bahía de Selvika, encontraremos la acogedora playa de Sandbukta. Una intricada escultura de hormigón, similar a un laberinto ondulado, forma parte de la zona de descanso con una pasarela que conduce a la zona de barbacoa en la playa.

Arquitecto: Reiulf Ramstad Arkitekter AS

Foto: Hugo Fagermo

141 / 306

Zona de descanso en Tungeneset, isla de Senja

La isla de Senja es la segunda en tamaño de Noruega. Recorrerla es conocer la vida de otra época en la que tocaba sobrevivir duramente de la pesca y la agricultura. En la ruta, encontramos la zona de descanso de Tungeneset, en la punta del promontorio que separa los dos fiordos, el Steinsfjord y el Ersfjord. Una pasarela construida en madera de alerce traída de Siberia conduce sobre las rocas para proporcionar una visión de las puntas afiladas de la cordillera de Okshornan.

Arquitecto: Code arkitektur

Foto: Jiri Havran / havran.no

142 / 306

Plataforma mirador en Gaularfjellet

Para muchos, Gaularfjellet es un secreto bien guardado de Noruega. El punto de vista en Gaularfjellet es uno de los lugares que ofrecen hermosas vistas del paisaje a lo largo de la carretera. Esta zona de descanso se encuentra en la parte superior del ascenso desde el fiordo Vetlefjord, y tiene vistas espectaculares hacia montañas de 1500 metros de altura y cañones profundos. El mirador se equilibra en el borde de la montaña, a 700 metros sobre el océano.

Arquitecto: Code arkitektur

Foto: Roger Ellingsen

143 / 306

Área de descanso de Kleivodden, en la isla de Andøya

En la isla de Andøya se disfruta de las playas más hermosas de Noruega con el sol de medianoche como su único compañero. Si tienes suerte, podrías ver focas, ballenas y águilas desde la ventana de tu coche. Entre Nordmæla y Nøss se encuentra la formación rocosa Bukkekjerka, donde la caprichosa naturaleza ha construido un altar natural. El área de reposo de Kleivodden se encuentra al norte de Bleik, al pie de laderas escarpadas. Desde este lugar protegido se puede admirar la inmensidad del Océano Ártico.

Arquitecto paisajista: Landskapsfabrikken AS - Inge Dahlman

Foto: Lars Grimsby

144 / 306

Instalación de arte "Uten tittel", en Vågan

Lofoten ofrece durante todo el año un viaje en medio de impresionantes escenarios naturales. Los paisajes son una combinación de mares tempestuosos, montañas alpinas escarpadas que se sumergen en el agua, pequeños pueblos de pescadores y playas blancas con aguas cristalinas. Aquí, durante el invierno ártico es el momento perfecto para ver las auroras boreales, un juego abrumador de luz y color. Verlas reflejadas en los espejos de la instalación de arte "Uten tittel", en el municipio de Vågan, justo al lado de la ruta turística nacional Lofoten, puede ser una experiencia inolvidable.

Nombre del artista: Dan Graham.

Foto: Open House Madrid

145 / 306

Biblioteca Regional Joaquín Leguina

De fábrica de cervezas a biblioteca y archivo regional por arte y gracia del equipo formado por Luis Moreno García-Mansilla y Emilio Tuñón Álvarez, encargados de la rehabilitación de la antigua sede de cervezas “El Águila” tras concurso público convocado por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid. Un edificio emblemático de Madrid para guardar el fondo bibliográfico de la Comunidad. Una de las bibliotecas más impresionantes de Europa: 1.276.966 de documentos, casi 30.000 m² de superficie, 72 depósitos para custodiar 83 kilómetros de documentos, talleres de restauración, encuadernación y reprografía, salas de referencia y consulta de documentos, salón de actos para 147 personas, sala de exposiciones y zonas de oficinas. 

Foto: Círculo de Bellas Artes

146 / 306

Círculo de Bellas Artes

En pleno corazón de Madrid, encontramos la sede del Círculo de Bellas Artes, uno de los centros culturales privados sin ánimo de lucro más importantes de Europa. El objetivo de la institución es el de recoger las más destacadas e innovadoras corrientes artísticas. Si el edificio, obra del arquitecto Antonio Palacios e inaugurado en 1926 por el rey Alfonso XIII, es un hito del centro de la ciudad, no lo es menos su azotea, famosa por proporcionar una de las mejores vistas sobre Madrid. Fue declarado en 1981 “monumento histórico artístico “de carácter nacional.

Foto: Open House Madrid

147 / 306

Hospital de Maudes

La construcción del Hospital de Jornaleros de San Francisco de Paula, popularmente, Hospital de Maudes por la calle anexa, es una de las más singulares de Madrid. Es obra de los arquitectos Antonio Palacios Rámilo y Joaquín Otamendi, autores también de otros edificios importantes de Madrid como como el de la sede del Círculo de Bellas Artes. Un hospital ya centenario, pero cuando se inauguró en 1916, el Hospital de Maudes era uno de los más avanzados de Europa. Fue construido como hospital de beneficiencia para prestar asistencia sanitaria gratuita a los jornaleros madrileños.

Foto: Museo del Prado

148 / 306

Museo del Prado

Uno de los representantes del "Triángulo del Arte" y  el más famoso de los museos imprescindibles de Madrid, el Museo del Prado es uno de los museos más importantes de Europa. Su pinacoteca es representativa de los mejores maestros europeos de los siglos XVI al XIX, como Goya, el Greco, Velázquez o Rubens. El Museo del Prado conforma en la actualidad un campus compuesto por varios edificios situados en pleno centro de la ciudad de Madrid.

Foto: Metro de Madrid

149 / 306

Estación de Chamberí

Hasta 2008, cuando fue transformada en museo, los viajeros de la línea 1 del Metro de Madrid miraban tras el cristal la estación fantasma que aparecía  entre las estaciones de Bilbao e Iglesia. Durante unos segundos, aparecía la antigua estación de Chamberí como un recuerdo. La antigua estación pertenece a la primera línea de metro inaugurada en Madrid en 1919. Con el aumento de la longitud de los trenes, la estación se clausuró el 22 de mayo de 1966. Hoy el andén cero se ha convertido en el Centro de Interpretación de Metro de Madrid, que acerca su historia y su patrimonio a los ciudadanos y visitantes. la historia del metropolitano es la historia de la propia ciudad de Madrid.

Foto: Jose Hevia

150 / 306

Fundación Francisco Giner de los Ríos

La Fundación Francisco Giner de los Ríos encarna desde 1916 a la Institución Libre de Enseñanza (ILE). La Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por un grupo de catedráticos obligados a continuar su tarea educadora al margen los dogmas oficiales en materia religiosa, política o moral. La Institución fue defenestrada tras la Guerra Civil y vivió un largo paréntesis hasta 1978. Esta importante institución tiene su sede en el número 14 del paseo del General Martínez Campos de, Madrid, en un edificio rehabilitado en 2014, que recibió en 2015 el Primer Premio COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid).