Arquitectura

201 / 306

201 / 306

Unitiy Temple

Se trata de una iglesia situada en el Oak Park de Chicago cuya funcionalidad espacial es un ejemplo del ingenio del arquitecto. 

202 / 306

Robie House

Este edificio de 1910 fue una de las últimas construcciones que Lloyd Wright diseñó en la casa-estudio de Oak Park, se encuentra integrado en el recinto de la Universidad de Chicago.

Foto: Gtres

203 / 306

la catedral

Foto: Gtres

204 / 306

Un reloj astronómico en Praga

No hay otro reloj como éste; o al menos así debería ser si creemos lo que dice la leyenda acerca de que los ediles de la ciudad cegaron al maestro relojero para que no lo pudiera reproducir. Decir que los viajeros sienten fascinación por el reloj astronómico de Praga es quedarse cortos. Su belleza lo ha convertido en un icono universal. Ver como marca las horas es un espectáculo imprescindible en la Ciudad Vieja de Praga.

Foto: Gtres

205 / 306

La hora del té en Londres

Más que un reloj, es un símbolo universal. En realidad el Big Ben es el nombre de la gran campana del reloj del Palacio de Westminster; pero con el paso del tiempo hemos acabado llamando Big Ben a toda la torre. Este es un reloj de cuatro caras, como si lo hubieran hecho para que todo Londres pudiera saber la hora exacta de tomar el té. Se le reconoce una gran precisión gracias a la técnica con la que fue construido. La clave está en un péndulo a prueba del viento. A pesar de ser una de las atracciones turísticas más famosas del mundo, su interior no está abierto a visitantes extranjeros; sí pueden visitarlo las personas con nacionalidad británica con cita previa. Para ello deberán subir 334 escalones de piedra hasta la parte superior del mecanismo.

Foto: CC

206 / 306

Un reloj en la ciudad que nunca duerme

Nueva York es la ciudad que nunca duerme: uno de sus símbolos es la Quinta Avenida, la arteria principal de Manhattan que divide la ciudad en dos partes. Está considerada una de las avenidas más caras del mundo. Alberga rascacielos como el famoso Empire State Building, la Catedral de San Patricio, museos como el Guggenhein, la tienda Apple y sí, también un reloj en el número 200 que está inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde el 18 de abril de 1985. 

Foto: Gtres

207 / 306

Un reloj de zares

La Plaza Roja y el conjunto del Kremlin, en Moscú, son de la clase de espacios arquitectónicos que imponen, tanto por lo monumental como por haber sido escenario de la Historia. Su valor fue reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Este conjunto de edificios civiles y religiosos se ha convertido en símbolo del gobierno de Rusia. El recito está rodeado por una muralla de forma características, y una serie de torres de defensa. La más bella de dichas torres es la Torre del Salvador, la puerta “santa” del Kremlin; tal vez por ello, se escogió para albergar un reloj que ocupa tres pisos de altura y pesa 25 toneladas. 

Foto: Gtres

208 / 306

El reloj más grande del mundo

Si buscamos un reloj que esté a la vista de todos, éste, sin duda, tiene todos los números. Está en el centro de la Meca, en Arabia Saudí, en un basto complejo inmobiliario que se construyó para ampliar la oferta hotelera de una ciudad que recibe a millones de viajeros cada año durante el mes sagrado del Ramadán. En este complejo destaca con una altura de 430 metros, la torre Makkah Royal, cuya cima tiene un reloj con una esfera de 43 metros de diámetro. Dicen que la hora que marca se ve incluso a 25 kilómetros de distancia.

Foto: Gtres

209 / 306

El tiempo es oro en Zurich

Dicen que el tiempo es oro, y, tal vez, el mejor lugar para comprobarlo, aunque sea en su sentido literal, sea Zúrich, la principal ciudad de la Confederación Suiza. En esta ciudad destacan los relojes tanto como los bancos. Es la sede de marcas de prestigio como Rolex, por ejemplo. Además, la Iglesia de San Pedro de Zúrich, a parte de ser la más antigua de la ciudad, cuenta con el mayor reloj de Europa de casi 9 metros de diámetro. El Museo Beyer está especializado en relojería, y hará la delicia de cualquier aficionado a los relojes.

Foto: Gtres

210 / 306

Un reloj para dioses en Atenas

La Torre de los Vientos está en el centro de Atenas. A esta torre de 12 metros de altura y casi 8 metros de diámetro, también se la conoce como El Reloj de Andrónico, y, efectivamente, nos encontramos ante un asombroso reloj de agua que fue proyectado en el siglo I a.C. Debió ser todo un acontecimiento de la época, porque, por sus dimensiones, se puede contemplar desde diferentes lugares del Ágora romana de Atenas.

Foto: Gtres

211 / 306

Palacio de Marivent

La finca fue construida por el arquitecto Guillem Forteza Pinya entre 1923 y 1925, por encargo de Juan de Saridakis. El pintor vivió allí hasta su muerte. Su viuda, cedió la construcción y sus terrenos a la Diputación Provincial de Baleares en 1966 y acabó convirtiéndose en residencia veraniega para la familia real.

Foto: Gtres

212 / 306

Atractivos históricos de Palma

En el centro histórico de Palma destaca la silueta del imponente conjunto monumental de la Seu y el Palacio de la Almudaina. La zona, además, concentra una gran parte de atractivos monumentos que se pueden visitar siguiendo el trazado medieval de sus calles estrechas y siempre llenas de ambiente.

Foto: Turismo de Palma

213 / 306

Esculturas de Joan Miró

La exposición permanente de los jardines de Marivent que encontrará el público está compuesta por 12 esculturas de bronce y de gran formato, cedidas por la familia del artista, que cubren una gran parte de la trayectoria de Joan Miró. Muchas de las obras habían sido expuestas solo en espacios privados.

Foto: Gtres

214 / 306

Dubai, Emiratos Árabes Unidos

Dubai es una ciudad moderna robada al desierto. Parece inconcebible que una urbe así se haya levantado tan rápidamente como se ha hecho: enormes rascacielos, algunos son icono de la arquitectura más contemporánea, exhibición de lujo, de excentricidades, de poder. Es sorprendente encontrar el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, proyectándose hacia el cielo, o ver de cerca el Burj Al Arab, el único hotel del mundo con 7 estrellas. Pero también se conserva algo de tradición, como los abras, las barcas tradicionales que recorren el Creek de Dubai, en cuyas orillas se encuentra el zoco de espacias o el del oro. Para conocer su historia es imprescindible pasar por el Centro para el Entendimiento Cultural Jeque Mohammed.

Foto: Gtres

215 / 306

Estambul, Turquía

Primero fue Bizancio, luego Constantinopla y ahora Estambul. La ciudad es un histórico cruce de culturas: Estambul fue capital de cuatro imperios. Tal vez por ello, y por su ubicación en el Bósforo, se considera una de las ciudades más bellas del mundo. Estambul es dos mundos a la vez: el de ayer y el de hoy, unidos por el Puente de Gálata. Una visita a la ciudad nos llevará a conocer tesoros como la Mezquita Azul, Santa Sofía, o la suntuosidad del Palacio de Topkapi. Todo ello sin olvidar curiosear por las miles de tiendas del Gran Bazar.

Foto: Gtres

216 / 306

Siem Reap, Camboya

Son muchos los viajeros que coinciden en decir que en esta ciudad de Camboya, en la provincia de Siem Riep, se ven algunos de los mejores amaneceres del mundo. Si a ello le sumamos las ancestrales ruinas de los templos de Angkor Wat, tendremos dos de las principales razones por las cuales Siem Reap está entre los 25 destinos más populares del mundo. El templo de Banteay Srei, junto a la selva, los palafitos del lago Tonlé Sap y el mercado nocturno de Siem Reap te va a transportar al origen de una cultura fabulosa que sigue dejando atrás las atrocidades del régimen de Pol Pot y sus jemeres rojos.

Foto: Gtres

217 / 306

Nueva York, Estados Unidos

Si hay una idea universal de ciudad, esa es la que encarna Nueva York. La hemos visto tantas veces en películas, que cuando se visita por primera vez parece que andas de escena en escena. Esta ciudad es inabarcable y tiene tantas caras que harían falta diferentes vidas para decir que se conoce bien. Pasear por Central Park en otoño o primavera, ir al MoMA, la cuna del arte moderno, ver la Estatua de la Libertad, los rascacielos míticos como el Empire State Building, cruzar el Puente de Brooklyn, Little Italy, Coney Island, es solo una pequeña parte de todo lo que puedes hacer en Nueva York.

Foto: Gtres

218 / 306

París, Francia

Podría ocupar la primera posición entra las ciudades más populares del mundo; pero esta vez, París, se ha quedado en la tercera posición. La ciudad de la luz, del amor, la ciudad de la literatura, está llena de atracciones suficientes para una vida. Es la única ciudad que tiene dos lugares entre los diez de mayor interés turístico de Europa: la Torre Eiffel y Notre Dame. Pero, ¿qué más? Toda una clase de arte en el Museo del Louvre, callejear por sus barrios como Marais o el Barrio latino, disfrutar de la gastronomía en algunos de sus bistro, pasear por la rivera del Sena o visitar el mundo de Amélie Poulain, ¡París no se acaba nunca!

Foto: Gtres

219 / 306

Londres, Gran Bretaña

Aunque circulen por la izquierda y midan las distancias en millas y yardas, Londres es la más popular de las ciudades del mundo. Historia y carácter, monumentos que son verdaderos iconos como el Big Ben o los mismísimos taxis tradicionales son ingredientes para una escapada perfecta. Hay de todo para todos: el arte de la Tate Modern, las tendencias de moda de más rabiosa actualidad por sus calles, los mercadillos como el de Camden, los diferentes parques por donde caminar. Sube a la London Eye, Londres solo se puede abarcar desde las alturas.

Foto: Ashley Pomeroy

220 / 306

Sant Jordi: Puertas abiertas

Una muestra de la importancia del día de Sant Jordi es que diferentes museos, instituciones y otros espacios abren sus puertas para que puedan ser visitados de forma gratuita. Así, es un día perfecto para pasear por el interior del Ayuntamiento de Barcelona, en el que se puede subir al mirador de Maria Aurèlia Capmany, desde el que hay unas vistas insólitas sobre la ciudad. Otro lugar que se apunta a las puertas abiertas es el Recinto Modernista de Sant Pau, que luce en todo su esplendor desde su reciente rehabilitación. El Pabellón de Mies van der Rohe, el Museo de Historia, el Palau Güell, o la Biblioteca de Catalunya son otros espacios que se abren a actividades en Sant Jordi.

Foto: Gtres

221 / 306

La leyenda del dragón en Casa Batlló

La Casa Batlló es uno de los iconos del modernismo catalán más internacional. La obra de Gaudí, con su cubierta que recuerda a un dragón es perfecta para decorar con motivos de Sant Jordi. Una ocasión única de ver esta joya arquitectónica de otra forma. Una capa de rosas que cubrirá la fachada nos recordará la leyenda de Sant Jordi y el dragón. En el interior, este año, se programa la exposición "Inject Love", porque Sant Jordi también celebra el amor.

Foto: Айрат Хайруллин

222 / 306

Palacio de las Artes Reina Sofía, Valencia

Diseñado por el arquitecto valencia Santiago Calatrava, este majestuoso edificio de más de 75 metros de alto forma parte del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Su gran estructura metálica y de hormigón de colo blanco con forma lenticular, visible desde uno de sus laterales, contiene diferentes mosaicos, paseos, terrazas y vegetación. Sus interiores, por su parte, albergan cuatro espacios escénicos dedicados a la ópera, la música, el ballet y el teatro.

Foto: Diego Delso

223 / 306

Konzerthaus Berlin

Ubicado en la plaza Gendarmenmarkt, en el corazón de la capital alemana, Konzerthaus fue construido por Friedrich Schinkel en el siglo XIX. Su diseño está inspirado en la belleza de la Grecia Clásica, con sus columnas jónicas, los frisos del frontón y sus numerosas esculturas inspiradas en la mitología griega. Conocido en sus orígenes como el Teatro de Berlín, el popular edificio fue víctima de un incendio durante la Segunda Guerra Mundial. No fue hasta finales del siglo XX cuando fue reconstruido y reconvertido en auditorio.

Foto: Jean-Pierre Dalbéra

224 / 306

Filarmónica de París

Obra del arquitecto Jea Nouvel, la arquitectura de la Filarmónica de París goza de un original e innovador diseño que le hace destacar entre el resto de edificios de la ciudad. Esta gran montaña de cristal, con pequeñas palomas que le hacen ganar movimiento, fue abierta en 2015 y se ubica justo al lado de la Ciudad de la música, diseñada por el arquitecto Christian de Portzamparc e inaugurada en 1995.

Foto: Assy

225 / 306

Filarmónica del Elba, Hamburgo

Diseñado por el prestigioso estudio suizo Herzog & De Meuron e inaugurado a principios de 2017, la Filarmónica del Elba es el nuevo icono de Hamburgo, en Alemania. Está ubicado en el puerto de la ciudad, el segundo más importante de Europa, y fue levantado sobre un antiguo almacén de cacao, tabaco y té. De su estructura original aún se conserva el ladrillo rojo de su base que contrasta con la gran ola de cristal creada en su parte superior. En total, esta está compuesta por 1.100 paneles que reflejan el mar, lo que le permite encajar en esta antigua zona portuaria de almacenamiento declarada Patrimonio de la Humanidad tras su rehabilitación. Además del espacio musical, la Filarmónica del Elba alberga en sus interiores un hotel, restaurantes, apartamentos de lujo y una gran plaza.

Foto: Carol M. Highsmith

226 / 306

Walt Disney Concert Hall, Los Ángeles

Desde su inauguración, en 2003, el Walt Disney Concert Hall se ha convertido en la imagen más reconocida del Downtown de Los Ángeles. Sus originales curvas de acero inoxidable tienen cierto parecido al museo Guggenheim de Bilbao, pues ambos fueron diseñados por el arquitecto canadiense Frank O. Gehry. El edificio se inauguró en 2003 y es la sede de de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y del Coro Magistral de Los Ángeles

Foto: William Cho

227 / 306

Esplanada - Teatros en la Bahía, Singapur

Como si se tratase de dos durians gigantes- la fruta típica del Sudeste Asiático caracterizada por su hedor – este centro de artes escénicas es, posiblemente, uno de los más originales del mundo. Está ubicado junto al Marina Bay, una de las áreas más turísticas de la ciudad y cerca de la desembocadura del río Singapur. Sus interiores albergan una sala de conciertos, el teatro de la ciudad y una biblioteca. La imagen se ha hecho tan popular y característica que incluso está reproducida en las monedas de cinco céntimos.

Foto: Xavier Quetzalcoatl Contreras Castillo

228 / 306

Palacio de Bellas Artes, México D.F

Situado cerca de la Alameda Central, en el corazón de la ciudad de México DF, este edificio es uno de los centros culturales más importantes del país. Su construcción se inició a principios del siglo XX, aunque debido al estallido de la Revolución mexicana, en 1910, las obras fueron paradas por varios años. Su diseño, por ello, es una mezcla entre el realizado por el italiano Adamo Boari y el de Federico E. Mariscal, encargado de concluir la obra. En 1934, el edificio que en un primer momento respondía al nombre de Teatro Nacional, pasó a ser el Palacio de Bellas Artes. En su fachada se puede percibir la arquitectura neoclásica y Art Noveau, mientras que el que predomina en sus interiores es el Art Decó.

Foto: seier+seier

229 / 306

DR Koncerthuset, Copenhague

Diseñada por el arquitecto Jean Nouvel, esta caja de cristal es la sede de la Orquesta Sinfónica Nacional Danesa. EL exterior está compuesto por una fachada semi transparente donde se proyectan diferentes imágenes otorgándole sensación de movimiento. En total, el complejo ubicado al norte de Orestad, una de las áreas más desarrolladas de Copenhague en los últimos años, está compuesto de cuatro salas. En él se han celebrado conciertos de jazz, pop, rock, orquestas corales y sinfónicas.

Foto: BRENAC

230 / 306

Palau de la Música Catalana, Barcelona

Construido a principios del siglo XX por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, el Palau de la Musica Catalana es una de las máximas expresiones del modernismo catalán. Una caja de música construida a base de forja, esculturas, mosaicos y vidrieras que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La sala de conciertos es también una mezcla de modernismo que eclipsa al espectador. La luz natural que entra por sus vidrios de colores, las musas que rodean el escenario, las esculturas con motivos florales o los bustos de Beethoven y Anselm Clavé la convierten en un museo abierto a las visitas y a aquellos que acuden a disfrutar de prestigiosas orquestas sinfónicas, grupos teatrales y algunas de las óperas más reconocidas del mundo.

Foto: Ignaz Wiradi

231 / 306

Ópera de Oslo

Galardonado por su diseño en el Festival Mundial de Arquitectura celebrado en Barcelona en 2008, este imponente edificio que se erige frente el fiordo de Oslo es uno de los edificios más llamativos de la capital noruega. Fue construido con mármol de Carrara y grandes ventanales de cristal, por lo que sus interiores, revestidos de madera, cuentan con gran luminosidad. Compuesto por tres escenarios y un vestíbulo en forma de herradura, como los teatros clásicos, su diseño corrió a cargo del estudio de arquitectos noruegos de Snøhetta. Actualmente en sus interiores se organizan conciertos y espectáculos de ballet.

Foto: Diliff

232 / 306

Royal Albert Hall, Londres

Inaugurado en 1871 al norte de South Kesington, esta sala de conciertos es uno de los edificios más conocidos de todo Londres. Su forma circular está inspirado en los clásicos anfiteatros, igual que su friso, donde se ubica un mosaico ornamental en el que está representado el triunfo de las artes y las ciencias. Ese era el nombre original de la sala - The Central Hall of Arts and Sciences- pero a la muerte del príncipe Alberto, quien ordenó su construcción, la reina Victoria le cambió el nombre como homenaje a su marido. Los materiales utilizados en el edificio fueron ladrillos rojos, a excepción de su domo que es de cristal y acero forjado.

Foto: Diego Delso

233 / 306

Auditorio de Tenerife Adán Martín

Diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava, el auditorio Adán Martín se ubica en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, en las islas Canarias. Está inspirado en la Opera House de Sídney y el edificio es conocido por su gran sobrecubierta que parece suspendida desafiando a las leyes de la gravedad. Se trata del único arco de grandes dimensiones con dos únicos puntos de apoyo, por lo que supuso un adelanto en la arquitectura de la época. Inaugurado en 2003, el auditorio Adán Martín, llamado así por el presidente de Canarias, actualmente es una de las arquitecturas más destacadas de Tenerife.

Foto: Roybb95

234 / 306

Opera House, Sídney

Situado a orillas de la bahía de Sídney, este impotente edificio diseñado por el danés Jørn Utzon es la imagen de la ciudad. Fue inaugurado en 1973 con la presencia de Isabel II como reina de Australia en una ceremonia donde no faltaron los fuegos artificiales que, años más tarde, serían utilizados para dar la bienvenida al Año Nuevo en la ciudad. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007, en su diseño modernista destacan las grandes bóvedas de color blanco con forma de conchas que corresponden a los cinco teatros que componen el edificio. Sus interiores también albergan dos salas principales, cinco estudios, restaurantes y tiendas de recuerdos.

235 / 306

La Filarmónica de Elba

Sobre un antiguo almacén se erige hoy la estructura de vidrio y metal de este innovador edificio, el último en incorporarse a la rehabilitación de la ciudad y un nuevo templo de la música en Hamburgo

Foto: Tooykrub / Shutterstock

236 / 306

La Ópera

Su característico techo de velas –o conchas– superpuestas se ha convertido en el icono de la ciudad. Inaugurado en 1973, es Patrimonio Mundial desde 2007.

Foto: Massimo Cuomo

237 / 306

Jacob y Wilhem Grim Center

En pleno centro de la ciudad, entre el parque Tiergarten y la Isla de los Museos, se halla la también llamada Biblioteca Grim. Esta biblioteca, en la que predominan la líneas rectas con una estructura de madera, pertenece a la Universidad de Humboldt y sus primeros volúmenes fueron contabilizados en 1832. El arquitecto organizó el espacio interior de manera que los diferentes pisos quedan abiertos y "caen" en cascada. La calidez de la madera junto con la gran cantidad de luz que penetra por las aperturas del techo hace del espacio un lugar íntimo y amplio a la vez. 

Foto: Kai Ackermann

238 / 306

Auditorio Humboldt

El auditorio Humboldt de la facultad de Veterinaria de Berlín muestra una manera diferente de concebir un espacio cerrado, donde las líneas clásicas y modernas se reparten el protagonismo a partes iguales. 

Foto: AP images

239 / 306

Acuario Aquadom

Más de 1.500 peces de 56 especies diferentes viven en este acuario vertical cilíndrico, el mayor del mundo, ubicado en el hotel Radisson de Berlín. Mide 25 metros de altura y contiene casi un millón de litros de agua salada en su interior. El grosor de sus paredes de vidrio sintético es de unos 22 centímetros aproximadamente y en su interior, un ascensor con las paredes transparentes sube y baja a los visitantes. Entre otros, en este original acuario se puede observar el pez payaso, el pez globo, el pez espátula o el pez Pinocho. 

Foto: Gtres

240 / 306

Memorial del Holocausto

Muy cerca de la célebre puerta de Brandenburgo, se levantó este monumento que pretende dar presencia a la memoria histórica, concretamente al dramático episodio del Holocausto. Fue diseñado por el arquitecto estadounidense Peter Eisenman, de origen judío, y está constituido por 2.711 estelas de hormigón instaladas en una llanura cubierta por hierba que ocupa casi 20.000 metros cuadrados. Fue inaugurado en mayo del año 2005.

Foto: AP Images

241 / 306

Casa de las culturas del mundo

En este edificio se celebran todo tipo de eventos relacionados con la cultura y el arte como conciertos, obras de teatro, congresos, proyección de películas, lecturas o exposiciones de arte. La Casa de las culturas de halla en el parque Tiergarten y fue diseñada por el arquitecto Hugh Stubbins. Junto al estanque frente al edificio se puede ver una escultura de Henry Moore llamada Butterfly –Mariposa. Se trata de la última obra que terminó el artista antes de morir en el año 1986.

Foto: Gtres

242 / 306

Cúpula del Reichstag

Con unos efectos visuales únicos, la cúpula del Parlamento alemán fue diseñada por el arquitecto Norman Foster y terminada de construir en el año 1999. La enorme estructura está hecha de vidrio de manera que deja entrar una gran cantidad de luz que se ve reflejada y multiplicada por los más de 300 espejos instalados en su interior. La visitas están abiertas al público y las pasarelas en espiral permiten subir hasta lo más alto, donde se puede contemplar una buena panorámica de la ciudad. La nueva cúpula pretendía ser también un símbolo de la unificación alemana después de la caída del Muro de Berlín.

Foto: AP Images

243 / 306

Sony Center

En la mítica plaza Potsdamer Platz de Berlín, la compañía Sony instaló su sede alemana junto con un grupo de edificios comerciales. La mayoría de los edificios que se encontraban en este lugar fueron gravemente dañados durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente gran parte del espacio fue ocupado por el Muro de Berlín. Cuando este cayó, se convirtió en un espacio muy atractivo en el centro de una de las grandes capitales de Europa. El conjunto arquitectónico fue diseñado por Helmut Jahn y terminado de construir en el año 2000.

Foto: Gtres

244 / 306

Puente de cristal en china

Diseñado por el arquitecto israelí Haim Dotan, el popular puente de cristal costó 3,4 millones de dólares. 

Foto: Gtres

245 / 306

El puente más alto de China

El puente cuenta con 430 metros de largo y 6 metros de ancho y puede llegar a soportar unos 8.000 turistas diarios.

Foto: Gtres

246 / 306

Losas de cristal del puente

Su suelo está compuesto por 99 paneles de vidrio transparentes con tres capas cada uno. Las vistas a través de ellos son impresionantes. 

Foto: Gtres

247 / 306

Inicio del recorrido el puente

La estructura metálica une los llamados montes Avatar, ya que aquí es donde se rodó la película de James Cameron. 

Foto: Gtres

248 / 306

Longitud del puente de cristal en China

Las vistas al Parque Nacional de Zhangjiajie son impresionantes. El lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992 por sus pilares de roca y el inmenso bosque tropical.

Foto: Gtres

249 / 306

Vista aérea del puente de cristal

Para el 2017 se tiene pensado inaugurar un conjunto de columpios que colgarán de la estructura, además que se ofrecerá la posibilidad de realizar puenting. 

Foto: Gtres

250 / 306

Entrada al puente de cristal

Esta no es la única atracción de altura del parque. El ascensor de los Cien dragones situado en Zhangjiajie también es de cristal y permite subir a 326 metros de altura.