Arte

1 / 184
5. White Bouncy Castle Sala Oval, foto Marta Mérida. 5. White Bouncy Castle Sala Oval

Foto: MNAC | Marta Mérida

1 / 184

¡Ah del castillo!

El cubo gigantesco que toma la forma de una especie de gran castillo hinchable de color blanco podría ser un dibujo animado, pero no, es el White Bouncy Castle, una instalación artística de los coreógrafos William Forsythe y Dana Caspersen con música de Joel Ryan. Aquí se viene a experimentar la euforia contagiosa de saltar sin parar. Esta colaboración del MNAC con el Grec Festival es fruto de la visión social y participativa que inspira todos los programas del museo, haciendo accesible el trabajo con artistas de disciplinas diversas a la mayoría de la población. El precio de 2 euros es popular y da derecho a 15 minutos de experiencia. Los responsables lo consideran un tiempo suficiente, ya que  —según comentan — saltar en comunidad es agotador.

1. White Bouncy Castle al Museu Nacional, foto Marta Mérida. 1. White Bouncy Castle al Museu Nacional

Foto: MNAC | Marta Mérida

2 / 184

Yo digo, salta, salta conmigo...

El enorme castillo inflable de color blanco (35m x 13m x 12m) ocupa la Sala Oval del Museu Nacional, convertida por unos días en una plaza pública abierta a la participación de todos. Quienes lo visiten están invitados a botar, rebotar, caer, inclinarse, tumbarse, reír, y volver a comenzar. Dada la elasticidad del material con el que se ha construido el castillo, el movimiento está asegurado aunque uno no quiera moverse. El cuerpo se desestabiliza  y la escena alcanza tintes de un humor absurdo contagioso. No se puede dejar de saltar como en un sonambulismo afectado por la composición musical creada por Joel Ryan. Por supuesto, clips, piercings, plumas, abrelatas y otros objetos punzantes están prohibidos en defensa de la diversión. Tampoco es un juego de niños, pues está permitido sólo a partir de los seis años.

Foto: iStock

3 / 184

Montefioralle

En el valle de Chianti, famoso sobre todo por sus vinos, despunta este pequeño y encantador pueblo medieval de calles empedradas y flores en los alféizares. Cada mes de septiembre se celebra aquí el festival Expo del Chianti Clasico, que permite degustar los caldos de la región y conocer mejor sus excelencias.

Foto: iStock

4 / 184

Pienza

Toda la esencia de la Toscana se concentra en esta localidad y en sus alrededores con leves colinas en las que zigzaguean hileras de cipreses. Pienza surge del sueño del Papa Piccolomini que en el siglo XV emprendió la tarea de convertir un pequeña aldea en una modélica ciudad renacentista. Todas las calles llevan a la plaza principal donde emerge el maravillosos Duomo y en cuyos alrededores se puede comprar y degustar el queso pecorino. No perderse la vista desde el mirador con una espectacular panorámica al Valle di Orcia.

Foto: iStock

5 / 184

Montalcino

Desde lo lejos se vislumbra la portentosa fortificación, aupada sobre una colina, de Montalcino. En esta localidad se producen algunos de los mejores vinos de Italia, los Brunello, además del Rosso di Montalcino i Sant'Antimo El pueblo se encuentra entre el monte Amiata y el mar, a unos 45 kilómetros de Siena, en pleno Valle de Orcia y su origen se remonta al siglo XII. El paseo por sus callejuelas empedradas cuenta con muchos alicientes, y uno de ellos, sin duda, es sentarse en una de sus plazoletas para degustar una copa de tinto. 

Foto: BANKSY. Genius or Vandal?

6 / 184

Simling Cooper & Flying Copper 2

Esta exposición ya se ha podido ver en Moscú y San Petersburgo, no está autorizada por el autor. Y es que Banksy nunca ha autorizado ninguna muestra realizada de su obra. Con ello pretende defender su anonimato y su independencia del sistema.

Foto: BANKSY. Genius or Vandal?

7 / 184

Love is the Air

BANKSY. Genius or Vandal? Es la primera gran exposición sobre el artista callejero en España. En ella se podrá ver más de 70 obras originales de Banksy.

Foto: BANKSY. Genius or Vandal?

8 / 184

CND Soldiers

Aunque no se conoce a la persona que se esconde tras el seudónimo Banksy, se conoce, y de sobra, su obra y sus acciones.

Foto: BANKSY. Genius or Vandal?

9 / 184

Napalm

El actual arte de Banksy combina la palabra con el graffiti, tipo de arte que ha hecho que sea uno de los artistas más reconocidos a nivel mundial por la generación más joven.

Foto: BANKSY. Genius or Vandal?

10 / 184

Big Gold Frame

En BANKSY. Genius or Vandal? se podrán ver esculturas, instalaciones, vídeos y fotografías, así como serigrafía, muy utilizada por el artista.

Foto: Whitney Museum of American Art

11 / 184

Andy Warhol – From A to B and Back Again

Foto: Pollogomez Folk Festival

12 / 184

Kafka en Villangómez

Cada agosto, el Festival Pollogómez llena de arte y música las calles de Villangómez, en la provincia de Burgos. La Ruta de Murales y Escritores ya suma 15 murales con escritores, como Kafka, Julio Cortázar o el burgales Óscar Esquivias representados.

13 / 184

Un Águila culebrera de Rubén Arrabal en Burgos

Tubilla del Lago se encuentra muy cerca de Aranda de Duero y de Silos, en el sur de la provincia de Burgos. Ahora, el arte es una nueva excusa para hacer una parada en nuestra ruta por la Ribera del Duero.

Foto: AP images

14 / 184

Urban Nation Museum, el museo del arte callejero (Berlín)

El nuevo museo imprescindible de Berlín. No podía ser otra que la capital del arte urbano la que lograra con éxito meter un arte que por esencia es callejero entre las salas de un museo. El Urban Nation abrió puertas como el primer museo permanente de arte callejero a finales de 2017, en el barrio de  Schöneberg. Las fachadas del edificio, próximo al aeropuerto de Tempelhof, también una de las visitas destacadas del Berlín más apasionante, funciona como una gigantesca galería en la que los artistas plasman sus obras para que sean vistas desde la calle. La entrada es gratuita.

AGE Fotostock

15 / 184

"El entierro del conde de Orgaz"

Este emblemático cuadro de El Greco se contempla en la iglesia de Santo Tomé de Toledo.

Foto: Rute Ferraz | Fundación EDP

16 / 184

Grafitis rurales en Portugal

El proyecto Arte Pública, de la Fundación Eléctrica de Portugal (EDP), busca revitalizar aldeas recónditas de Portugal con intervenciones artísticas como la de la imagen, en Trás-os-Montes y con el artista Draw en plena acción.

Foto: Fundación EDP

17 / 184

Artistas portugueses protagonizan intervenciones en zonas rurales de Portugal

De aldea en aldea, artistas portugueses van configurando un maravilloso mapa artístico que llena de color zonas rurales de Portugal. En la imagen, el artista Menau en su intervención en la zona del Algarve, el fantástico litoral portugués

 

Foto: Fundación EDP

18 / 184

Un proyecto sociocultural innovador

Los artistas portugueses invitados trabajan en colaboración con los habitantes de las poblaciones locales. Se motiva así la participación en reuniones de la comunidad para discutir y decidir las obras que pasarán a ocupar el espacio público, como es el caso del grafiti de la imagen, obra de Orphao, en Ouguela (Campo Maior, Alentejo).

Foto: Ricardo CasteloJPG

19 / 184

Un viaje a la caza de grafitis

Fachadas de edificios, paredes, transformadores, depósitos de agua, antiguas centrales eléctricas, un cementerio, son los espacios públicos escogidos para ser intervenidos en estas zonas rurales de Portugal. En la imagen, visita a la obra de Draw, en la aldea de Vales, Trás-os-Montes.

 

Foto: Paulo Alexandrino | Fundação EDP

20 / 184

Revitalizar aldeas recónditas del país

Si antes estos lugares se evitaban, ahora forman parte de un maravilloso mapa de grafitis. De cada región, la Fundación EDP edita una publicación que sirve a modo de guía para los viajeros que quieran ir al encuentro de las más sorprendentes obras del Portugal más rural. En la imagen, obra del artista Samina, en Vila Nova da Marmeleira, Ribatejo.

Foto: Rute Ferraz | Fundación EDP

21 / 184

Mayor contacto con el arte

La Fundación EDP contribuye a motivar en las comunidades rurales un mayor contacto con el arte. El programa está ya presente en 5 regiones: Algarve (proyecto WATT?), Alto Alentejo (proyecto Mayor.Art), Ribatejo (proyecto UniArt), Medio Tajo (proyecto ARTEJO) y Trás-os-Montes (proyecto Voltaje). En la imagen, intervención de Tétis, Hazul e Frederico Draw en Alfândega da Fé (Trás os Montes).

Foto: Museo Reina Sofía

22 / 184

Fernando Pessoa retratado por Almada Negreiros

La muestra comienza con una primera sección (Pessoa y los heterónimos) en la que se puede contemplar el famoso retrato de Pessoa realizado por José de Almada Negreiros, en 1964. En esta primera parte, se profundiza en el papel que como teórico y pensador tuvo el poeta en el ambiente intelectual del Portugal de la época.  A continuación, se profundiza en las diferentes corrientes modernistas a través de las diferentes manifestaciones teóricas de la obra de Fernando Pessoa –el paulismo, interseccionismo y sensacionismo–.

Foto: Museo Reina Sofía

23 / 184

Pessoa. Todo arte es una forma de literatura

“Pessoa. Todo arte es una forma de literatura” es la propuesta del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía que pretende descubrir al público la escasamente conocida escena vanguardista portuguesa desarrollada durante la primera mitad del siglo XX y en la que el poeta Fernando Pessoa intervino de forma activa. Se podrá ver en el Edificio Sabatini hasta el 7 de mayo de 2018.

Foto: Museo Reina Sofía

24 / 184

Una completa muestra de artistas de la vanguardia portuguesa

Para “Pessoa. Todo arte es una forma de literatura” se han reunido más de 160 obras de arte (pintura, dibujos y fotografía) de artistas como José de Almada Negreiros, Amadeo de Souza-Cardoso, Eduardo Viana, Sarah Affonso, Júlio o Sonia y Robert Delaunay. También, una gran cantidad de documentación original como manifiestos vanguardistas, libros y revistas, y correspondencia de Fernando Pessoa. Todo ello procedente de diversas colecciones privadas e instituciones como la Fundación Calouste Gulbenkian, la Biblioteca Nacional de Portugal o el Centre Georges Pompidou, entre otras.

Foto: Museo Nacional del Prado

25 / 184

"La caída de Faetón", Jan Carel van Eyck (Óleo sobre lienzo 1636-38)

Junto a dioses y semidioses, los héroes jugaron un papel fundamental en los mitos clásicos. Podían ser hijos de un dios y una mortal, o de una diosa y un mortal; pero también había héroes que eran hijos de dos simples mortales. De ellos nos quedan sus hazañas, con las que alcanzaron fama y gloria hasta nuestros tiempo.

Foto: Turismo de León

26 / 184

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León

No solo monumentos históricos; en León también hay espacio para el arte contemporáneo. De ello se encarga el colorido edificio que alberga el MUSAC, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León. La Colección MUSAC, que es el núcleo central del museo, suma más de 1.650 obras de casi 400 artistas tanto nacionales como internacionales. 

Foto: Musée Picasso Paris

27 / 184

La Celestina, París

Una obra fundamental de su periodo azul, donde se manifiesta cierto pesimismo. Es una época donde Pablo Picasso refleja la soledad, la vejez, la pobreza, como esta celestina, inspirada en la tradición literaria española. Para ver este cuadro hay que ir hasta el Museo Picasso de París, ubicado en Hôtel Salé, colección formada gracias a dos daciones de los herederos del artista. 

Foto: Colección Phillips

28 / 184

La habitación azul, Washington

Esta obra la pintó Pablo Picasso en 1901 y presenta algunas claves importantes para entender su obra, como sus influencias de Toulouse-Lautrec, Van Gogh o Degas. Para ver esta pintura al aceite del período azul del artista hay que viajar a la capital de los Estados Unidos, a la Colección Phillips de Washington

Foto: Galería Nacional Victoria

29 / 184

Mujer que llora, Melbourne

Este cuadro de una paleta llamativa de verdes forma parte de una larga serie de mujeres llorando que Pablo Picasso pintó en 1937. El motivo común de todas ellas es esta imagen perturbadora que expresa un gran dolor y que deriva de la figura del extremo izquierdo del mural del Guernica. Para ver este símbolo contra las guerras modernas hay que viajar a Galería Nacional de Victoria, en Melbourne. Este museo de Australia dedica la segunda planta al genial malagueño.

Foto: Colección Berggruen

30 / 184

Dora maar, Berlín

Dora Maar fue una de las musas de Pablo Picasso. La conoció en 1936 y le dedicó un gran número de retratos. Ella fue quien documentó gráficamente la creación del "Guernica". Este retrato cubista se puede ver en el museo Berggruen, una colección de arte moderno que pertenece a la Galería Nacional de Berlín, en la famosa isla de los museos, y donde se exponen, además de a Pablo Picasso, a artistas como Paul Klee y Henri Matisse.

Foto: Tate Modern

31 / 184

El estudio, en Londres

Una pintura importante de la década de 1950. El cuadro representa el estudio que Pablo Picasso usó en Cannes, una gran villa del siglo XIX al pie de la montaña Sainte Victoire, con unas vistas que pintó en una larga serie. Pero en este cuadro, el protagonismo lo tiene el propio estudio. La obra está expuesta en la Tate Modern, en Londres.

Foto: Gtres

32 / 184

El Guernica, en Madrid

Una de las obras cumbre de Pablo Picasso. Este mural, que pintó en 1937, mide 3,50 metros de alto por 7,80 metros de largo y tiene una estructura de tríptico. El "Guernica" está pintado en blanco, negro y grises. Para verlo hay que ir al Museo Reina Sofía, uno de los museos imprescindibles de Madrid.

Foto: Museo Picasso Málaga

33 / 184

Naturaleza muerta con gallo y cuchillo, Málaga

El impacto de la guerra en la obra de Pablo Picasso es evidente. Como por ejemplo, en esta naturaleza muerta de 1947, que tiene mucho de sacrificio en un altar. Un óleo sobre contrachapado que se puede ver en el Museo Picasso de Málaga, la ciudad natal del genial artista.

Foto: Galería Nacional de Praga

34 / 184

Autorretrato de 1907, Praga

Entre los retratos de Pablo Picasso, encontramos la serie de autorretratos, que nos permiten seguir los diferentes momentos de su carrera en paralelo a la evolución de su imagen. Este que pertenece a la Galería Nacional de Praga, capital de la República Checa, es de 1907. Lo pintó a los 26 años, en una etapa anterior al cubismo.

Foto: Museo Picasso de Barcelona

35 / 184

Arlequín, Barcelona

El artista pintó este óleo en Barcelona, entre junio y noviembre de 1917, con motivo de la presentación en el Gran Teatro del Liceo de la ciudad del ballet Parade con la compañía de los Ballets Rusos de Serge de Diaghilev. El personaje del arlequín es una figura muy representada en toda la obra de Pablo Picasso. Para disfrutar de este cuadro hay que viajar a Barcelona, al Museo Picasso, referencia en el estudio de los años de formación del artista.

Foto: MoMA

36 / 184

Las señoritas de Avignon, Nueva York

Las señoritas de Avignon, o mejor, Las señoritas de la calle de Avinyó porque se pintó en Barcelona, marca el inicio de su carrera hacia el cubismo. Con este óleo de 1907, Pablo Picasso rompe con el Realismo y se enfrenta a comentarios despectivos, al no valorarse su nuevo trabajo. Pero el tiempo da y quita la razón. En este caso, se la dio al genial artista. El cuadro se puede contemplar en el MoMA, el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Foto: Museo Reina Sofía

37 / 184

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Se trata de uno de los tres principales museos de Madrid. El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía abrió sus puertas en 1990 con el objetivo de abarcar lo mejor del arte contemporáneo. Su fondo cuenta con más de 20.000 obras que van desde principios del S.XIX hasta la actualidad. En sus salas se exhibe aproximadamente un cinco por ciento de toda la colección con obras de Joan Miró, Richard Serra, Juan Gris... El Guernica de Pablo Picasso, del que se ha celebrado los 80 años de su creación con una reciente exposición, es la obra más popular. Algunas exposiciones temporales que ha albergado el centro se han convertido en importantes éxitos de público. Por ejemplo, la exposición dedicada a Dalí alcanzó una cifra récord de 732.000 visitantes en el año 2013.

Foto: CaixaForum

38 / 184

Centro Cultural CaixaForum Madrid

Desde que se inauguró en el 2008, su jardín vertical se ha convertido en un hito en el Paseo del Prado de Madrid. Tras una ambiciosa rehabilitación, el edificio de la antigua Central eléctrica del Mediodía se convirtió en una sede de arquitectura singular donde se programan interesantes exposiciones temporales. El centro cultural se ha integrado, junto al de Tabacalera, en el famoso "Triángulo del Arte" que forman el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía.

Foto: Museo Thyssen-Bornemisza

39 / 184

Museo Thyssen-Bornemisza

Las obras de rehabilitación convirtieron lo que fue una residencia aristocrática en uno de los tres museos más importantes de Madrid. Así fue como el Palacio de Villahermosa se convirtió en sede de la que se consideraba como la mayor colección privada de arte de la época. Su adquisición en 1993 por el Estado hizo posible que la colección pasara a ser pública. La pinacoteca abarca tanto obras clásicas como de arte moderno y permiten un recorrido heterogéneo por diferentes épocas de la historia del arte: Rafael, Tiziano, Rubens, Cézanne, Van Gogh, Picasso o Hopper son sólo unos pocos de los nombres que aparecen en una lista impresionante.

Foto: Museo Nacional del Prado

40 / 184

Museo Nacional del Prado

Hace tiempo que uno de los museos más importantes del mundo se ha convertido en la atracción principal de Madrid. El Museo del Prado disfruta de buena salud y ya prepara para el próximo año la celebración de su bicentenario. Para muchos expertos, el Museo Nacional del Prado alberga una excepcional colección de "pintores admirados por pintores". No se trata de uno de esos museos enciclopédicos que buscan mostrar un gran número de obras representativas de diferentes etapas artísticas; al contrario, su valor tiene más que ver con la intensidad, puesto que concentra un gran número de obras valiosas de maestros europeos de los siglos XVI al XIX, como Goya, el Greco, Velázquez, Rubens, Tiziano, Rafael y otros tantos. 

41 / 184

Museo Nacional de Ciencias Naturales

Los orígenes de este museo se remontan a 1771 cuando el rey Carlos III, siguiendo las tendencias de la Ilustración, lo creó como Real Gabinete de Historia Natural. Ello lo convierte en uno de los museos de historia natural más antiguos del mundo. Gran parte de la colección inicial se compró a Pedro Franco Dávila, un comerciante de Guayaquil, Ecuador, miembro de prestigiosas instituciones de la época. En la actualidad no es solo museo, también se ha convertido en uno de los institutos de investigación científica más importantes de España. En sus exposición permanente verás minerales, fósiles, el jardín de piedras, láminas y dibujos que son auténticas obras de arte, además, de otras piezas de gran valor científico.

Foto: Fundación MAPFRE

42 / 184

Fundación MAPFRE de Madrid

Joan Miró es un vecino más en el Paseo de Recoletos de Madrid gracias al "Espacio Miró", la colección permanente de la Fundación MAPFRE. El lema de la fundación es "Arte para todos en el corazón de Madrid". Algo que logran en el edificio que ocupa la sede, construido por el arquitecto Agustín Ortiz de Villajos para la duquesa de Medina. Un espacio de unos 1.000 m2 para exposiciones. Y mucho más: proyectos sociales, ayudas, publicaciones y una amplia oferta de cursos y talleres para grandes y pequeños. Sin duda, un imprescindible en el mundo de los museos y del arte.

Foto: Museo Nacional de Artes Decorativas

43 / 184

Museo Nacional de Artes Decorativas

Este museo junto al Parque del Retiro es lo más parecido a entrar en casa de un amigo. Eso sí, un amigo con muy buen gusto. En realidad, un amigo con una colección espectacular de arte decorativo que abarca desde el siglo XIV hasta la actualidad. Porcelanas, tejidos, arte oriental, vidrio, platería, relojes, cristal y diferentes piezas de mobiliario hasta sumar un total de 1.600 objetos expuestos, de los casi 70.000 que posee el fondo del museo. El Museo Nacional de Artes Decorativas es un viaje en el tiempo desde Madrid a las diferentes épocas recreadas según los estilos de diferentes épocas. 

Foto: Museo Sorolla

44 / 184

Museo Sorolla

La mujer del pintor Joaquín Sorolla dictó testamento en 1925. En él reflejó su voluntad de crear este museo, por lo que donó al Estado fondos con los que fundarlo. Como sede se tomó la última casa del pintor, en un palacete del paseo General Martínez Campos. La colección está compuesta por obras del propio Sorolla y de otros pintores, también una amplia colección de fotografías, de esculturas y cerámica. Joaquín Sorolla es un autor que goza del interés popular tal como demuestran los números de récord de la exposición temporal "Sorolla en París" que se cerró en marzo de 2017 con 116.510 visitas.

Foto: Museo del Romanticismo

45 / 184

Museo del Romanticismo

Un museo dedicado al Romanticismo como forma de ver y entender el mundo en el siglo XIX. Todo un palacete para recrear la vida cotidiana y las costumbres de aquel entonces y para conocer las principales figuras que protagonizaron este movimiento artístico en España. Bajo la idea de una casa-museo se exponen diferentes objetos pertenecientes a una rica colección, cuyo núcleo inicial fue la donación del propio fundador del museo, Benigno de la Vega Inclán. Además, la entidad se cuida de una amplia programación de actividades, trabajos de investigación y publicaciones.

Foto: Real Fábrica de Tapices

46 / 184

Real Fábrica de Tapices

Este museo está dedicado a un arte en extinción, pero que en su tiempo fue símbolo del lujo: los tapices, que durante el siglo de la Ilustración, se convirtieron en artículos codiciados. Estaban integrados en las manufacturas reales, que venían a ser instalaciones especializadas en la producción artesanal de diferentes objetos. En concreto, la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara acumuló desde su fundación en 1720 todos los saberes sobre tapices, alfombras y reposteros. Artistas importantes de la época, como por ejemplo, Goya, colaboraron pintando los cartones y bocetos. En la actualidad y como fundación, cuida de la documentación y  divulgación del patrimonio que atesora, además de dedicarse a tareas de restauración y formación.

Foto: José Alejandro Adamuz

47 / 184

Una obra de Miquel Barceló

Ya en la actualidad, entre los años 2001 y 2006, el pintor Miquel Barceló, realizó un espectacular mural dentro de la Capilla del Santísimo, una de las tres capillas que se encuentran dentro de la Catedral de Mallorca. Para crear este mural de cerámica policromada que ocupa unos 300 metros cuadrados de superficie, se inspiró en el milagro evangélico de los panes y los peces y son precisamente esos panes y peces. Hoy en día es uno de los principales atractivos de “La Seu”.

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

48 / 184

El espectáculo del Ocho

En ciertos períodos del año, en el interior de la “Seu” se puede disfrutar de un espectacular fenómeno lumínico. En concreto, se produce dos veces al año (el 2 de febrero y el 11 de noviembre), coincidiendo con la festividad de la Candelaria y San Martín, respectivamente. En esos días, la luz del sol atraviesa el rosetón mayor y su reflejo se proyecta en la pared de delante, de forma que, durante un corto período de tiempo, se refleja uno sobre el otro, formando un doble rosetón: Uno de vidrio y otro de luz.

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

49 / 184

Las reformas de Gaudí

“La Seu” ha sido restaurada en muchas ocasiones. De todas las intervenciones destaca la de Antoni Gaudí a petición del obispo Pere Joan Campins. Por diez años, desde 1904, el famoso arquitecto se ocupó del traslado del coro que hasta el momento había estado situado entre los tramos segundo y tercero de la nave, la eliminación del retablo mayor gótico, la realización del bellísimo baldaquino del altar mayor, la incorporación al presbiterio de la sede episcopal, la iluminación del espacio a base de ventanales de cristal, y, por último, la elaboración de mobiliario litúrgico.

Foto: Cabildo Catedral de Mallorca

50 / 184

Unas vistas muy especiales

¿Sabías que durante el verano es posible visitar las terrazas de “La Seu”? En los meses de verano, en toda visita a Palma de Mallorca no pueden faltar las terrazas de la catedral desde las que se puede contemplar Mallorca con otra perspectiva. La Catedral de Mallorca organiza de lunes a sábado visitas guiadas que permiten descubrir rincones inaccesibles de otra manera como el campanario y sus salas, a la vez que brindan una panorámica bellísima de Palma y sus alrededores.