Arte

151 / 184

151 / 184

Teatro-Museo Dalí, Girona

La última residencia del artista catalán se encuentra en Figueras, en un antiguo teatro que fue destruido durante la Guerra Civil y que él mismo ayudó a reconvertirlo en museo. Su antigua habitación aún se conserva en una de las estancias, igual que su cripta, donde descansan sus restos. Solo hace falta echarle un ojo a su fachada para darse cuenta de que el propio edificio es otra de sus delirantes creaciones. En su interior encontramos algunas de sus pinturas más importantes como Port Alguer, Autoretrato con l´humanité, varios retratos de Gala, mobiliario, esculturas y objetos personales de Dalí.

Juan Ávila

152 / 184

Museo Picasso, Barcelona

Es uno de los principales puntos de interés de la Ciudad Condal. Más de 4.000 obras del pintor malagueño que se encuentran en el palacio Aguilar, de estilo gótico y situado en la calle Montcada dentro del antiguo barrio de El Born. Fue abierto en 1963 por el amigo y secretario Jaime Sabartés, y la mayoría de las obras fueron donadas por el mismo Picasso. Entre sus pinturas se pueden encontrar Arlequín, Ciencia y claridad o la serie de Las Meninas, además de una amplia colección de grabados.  

Museodelgreco.mcu.es

153 / 184

Museo del Greco, Toledo

Se trata del único museo de España dedicado a Doménikos Theotokópoulos, más conocido como El Greco. Aunque no es la vivienda donde residió el artista en Toledo, ni donde realizó la mayoría de sus obras, esta se encuentra ubicada en una antigua casa del siglo VI cercana a la original. El edificio estuvo varios años en rehabilitación. Su apertura definitiva tuvo lugar en 2011. Algunas de las obras más importantes que se pueden encontrar en sus interiores son: Vista y plano de Toledo, El Apostolado, El Redentor, San Bernardino, además de varios retratos del artista.  

154 / 184

Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

El tercer vértice del conocido Triángulo del Arte del Paseo del Prado es la mayor colección artística privada de la familia Thyssen-Bornemisza. Se ubica dentro del palacio Villahermosa, donde se hallan más de 700 obras de artistas nacionales e internacionales del siglo XIV, XV, Pop Art y del arte contemporáneo. Algunos de los autores destacados son Van Eyck, Caravaggio, Rubens, Monet, Rembrandt, Van Gogh, Matisse, Munch, Juan Gris o Pablo Picasso.  

Jannes Linders, Kröller-Müller Museum

155 / 184

Kröller-Müller, Holanda

Situado en en el parque nacional Hoge Veluwe, a las afueras de la localidad de Otterlo, es cita obligada para los amantes de Van Gogh. Alberga en su colección 90 pinturas y más de 180 dibujos. Hasta el 27 de septiembre acoge la exposición «Van Gogh & Co», donde junto a las obras del pintor holandés se exhiben lienzos de Cézanne, Monet, Redon, Fantin-Latour...

Van Gogh Village Nuenen

156 / 184

Vincentre, Nuenen

El artista vivió entre 1883 y 1885. Hay en este pueblo 21 lugares relacionados con Van Gogh: el molino de agua de Opwetten y el molino Roosdonck –pintó ambos–, la casa parroquial donde vivió con su familia, la iglesia reformista donde su padre fue pastor y el Vincentre, un centro donde sus personajes y sus cartas cobran vida. En Nuenen, Van Gogh vivió su eclosión artística: allí pintó miles de bocetos y una cuarta parte de la totalidad de su obra. En la cercana Den Bosch, en el Museo de Brabante del Norte se exhiben una decena de sus obras tempranas.

Ron Maijen

157 / 184

Tilburg, Holanda

En la escuela superior de esta localidad Vincent recibió, a los 13 años, sus primeras clases de dibujo. El Stadsmuseum ha recreado aquel aula, el moderno centro Vincent’s Art Room, que además pone al alcance de todos la posibilidad de pintar como el maestro, mediante pantallas digitales que enseñan su técnica.

158 / 184

Isaac Cordal

Este artista gallego se caracteriza por sus esculturas, siempre orientadas a la crítica social. Esta es una de sus obras para el Nuart Festival.

159 / 184

Dot Dot Dot

Una de las obras que el artista noruego Dot Dot Dot ha plasmado en los muros de Satavanger. Su nombre real nunca ha sido desvelado. 

160 / 184

Ian Cox

Obra del fotógrafo Ian Cox para el festival Nuart en Stavanger

161 / 184

Ella & Pitr

Este dúo francés es uno de los más conocidos dentro del street art. Su frase más popularizada: "Elegimos la calle porque toda clase de gente, el arte no es solo para una elite".

Foto: GTRES

162 / 184

Roma

El pintor francés Camille Corot (1766-1875) hizo su primer viaje a Italia, entre 1822 y 1825, y descubrió los efectos de la luz del Mediterráneo. Los temas que pintó con más frecuencia eran restos de monumentos de la Antigua Roma, bajo la luz tenue de la tarde. Los plasmó sin concesiones, tal como los veía, como volúmenes que, sin perder el significado histórico, variaban según su estado de ánimo y punto de vista.

Foto: GTRES

163 / 184

Toledo

Fue en 1577 cuando El Greco, procedente de Madrid, contempló por primera vez un Toledo de calles estrechas, laberínticas y sombrías. Un espacio urbano totalmente ajeno a la frágil delicadeza de Venecia o al esplendor de la Roma papal, donde había residido durante tantos años. El Greco inmortalizó la ciudad en diversos lienzos, Vista y plano de Toledo es una de las obras más importantes del último periodo toledano, data de 1608 y se exhibe en el Museo del Greco.

Foto: GTRES

164 / 184

Alpes, el glaciar Bossons

Joseph William Turner salió de su Gran Bretaña natal en 1802 para viajar por el continente europeo con los ojos ávidos. Estuvo en Calais, París y al llegar a los Alpes quedó extasiado por la magnificencia del Mont Blanc y su entorno. Allí pintó sus célebres cuadros El glaciar de Bossons y la Cartuja vista desde Grenoble. El llamdo “pintor de la luz” está considerado uno de los padres del impresionismo.

Foto: visitsuffolk.com

165 / 184

Suffolk

Junto con J.M.W. Turner, John Constable es uno de los grandes maetros de paisajismo inglés, pero al contrario que este último que viajó por toda Europa, Constable dedicó todos sus esfuerzos a pintar los paisajes rurales ingleses, sin ningún tipo de artificio o idealización. Hoy en día, la región de Suffolk (donde pintó la mayor parte de sus obras) es conocida como “el país de Constable” (Constable Country), un territorio que se debe descubrir andando por la gran red de senderos que lo atraviesa. 

Foto: GTRES

166 / 184

Horta de Sant Joan

“Todo lo que sé, lo he aprendido en Horta”, afirmó Pablo Picasso. Todo Horta es un lugar picassiano. Las calles, las plazas, las casas... fueron captadas por el ojo genial del artista. El pintor malagueño estuvo en Horta de Sant Joan dos veces. La primera, a partir del verano de 1898, invitado por su amigo Manuel Pallarés, una estancia que se prolongó hasta febrero de 1899. La segunda fue durante el periodo de mayo-agosto de 1909, en compañía de Fernande Olivier. En su primera estancia, los dibujos y las pinturas utilizan un lenguaje tradicional; la segunda corresponde al momento de su gran aventura cubista. 

Foto: GTRES

167 / 184

Giverny

Si hay un lugar que evoca por sí solo el Impresionismo, ése es Giverny, donde Claude Monet se instaló  en 1883. En este pueblo de Normandía vivió el gran pintor y su familia durante 43 años en una casa con jardín donde pudo llevar a cabo sus dos grandes pasiones: la pintura y la botánica. Durante todo este tiempo, Monet no abandonó su refugio, tomando de su jardín, permanentemente florido desde el principio de la primavera hasta el final del otoño, la materia esencial de su obra. 

Foto: GTRES

168 / 184

Arles

Provenza cautivó a Vincent Van Gogh con su luz y colores. Fue en febrero de 1888, cuando el pintor se instala en Arles y vive una de sus épocas más productivas pintando en un año unos 150 cuadros y muchísimos dibujos. Fue en esta población provenzal donde empezó a utilizar las pinceladas ondulantes y los amarillos, verdes y azules intensos, claves en la obra de Van Gogh y que dio obras y estudios tan conocidos como la Casa Amarilla, los Girasoles, La habitación del pintor, El Puente de Langois…

Foto: Gtres

169 / 184

Tahití

En 1930, con 60 años de edad y guiado por su admiración por la obra de Paul Gauguin, Henri Matisse se subió a un barco de vapor en San Francisco para viajar hasta las lejanas islas de Tahití. "Voy al Pacifico para ver la noche y la luz del amanecer que deben tener otra densidad," dijo. Matisse vivió en Tahití -principalmente las islas Tuamotu- durante dos meses y medio. Allí dibujó, hizo fotografías, observó el mar, el cielo, la vegetación y los polinesios, a los que comparó a "dioses del mar".

Foto: Gtres

170 / 184

Delft

Johannes Vermeer, uno de los maestros del Siglo de Oro holandés, está estrechamente relacionado con la ciudad donde nació, vivió, trabajó y murió. Él plasmó como nadie la luz mortecina del invierno neerlandés, con sus brumas, el puerto y los canales de Delft y la vida cotidiana en la opresiva sociedad del siglo XVII. En la ciudad se puede visitar el museo dedicado al artista, aunque muchas de sus obras se exhiben en el Mauritshuis de La Haya.

Foto: GTRES

171 / 184

Monte Fuji

La obra magna del gran artista japonés Hokusai es la serie de 36 vistas del monte Fuji, el icono de Japón. Estos grabados de la montaña sagrada gozaron de una enorme popularidad en su época, por lo que posteriormente Hokusai añadió 10 vistas más a la serie. Además, años más tarde el propio artista inició una serie aún más numerosa, las “100 vistas del monte Fuji”.

Foto: GTRES

172 / 184

Yosemite

Una imagen del sol ocultándose tras el acantilado rocoso de El Capitán, en el gran parque de Yosemite, vista desde uno de los extremos del valle es la pintura más famosa de Albert Bierstadt (1830-1902). Este pintor de origen alemán llegó con tres años a Estados Unidos, vivió con intensidad la época de las grandes exploraciones del Oeste americano y con sus pinturas dio a conocer a sus coetáneos este vasto y desconocido territorio.

Foto: GTRES

173 / 184

Mont Saint-Victoire

Cézanne se instaló en Provenza a comienzos de la década de 1880. Su cuñado poseía una finca desde la que se veía la montaña de Sainte-Victoire, por la que Cézanne empezó a obsesionarse. Al igual que Hokusai en sus “36 vistas del monte Fuji”, Cézanne usa diferentes puntos de vista en la serie de pinturas de Sainte-Victoire, reinterpretando el paisaje y la luz alrededor de la montaña. Para conocer mejor la huella del artista en este lugar de Provenza se puede seguir la llamada Ruta Cézanne que une a lo largo de 4 kilómetrosla ciudad de Aix-en-Provence al pueblo de Tholonet.

174 / 184

Museo Van Gogh, Ámsterdam

Ámsterdam acoge la colección más importante de Van Gogh del mundo. En las diferentes salas de este museo se exponen obras de coetáneos como Gauguin o Toulouse-Lautrec, todo ello mostrado en un montaje ameno, didáctico y divertido. El museo que ha sido recientemente remodelado aborda el 125 aniversario de su muerte con una exposición que confronta la obra de Van Gogh con la del sueco Edward Munch (desde el 25 de septiembre hasta el 17 de enero de 2017).

vangoghbrabant.com

175 / 184

Zundert, Holanda

En este pequeño pueblo de Brabante nació Vincent van Gogh. Se puede seguir un recorrido por la infancia y primera juventud del pintor, desde su casa natal, en la que se ha habilitado un centro de estudio y difusión de su figura; el cementerio donde se halla la sepultura de su hermano mayor, y la iglesia en que su padre ejercía como predicador.

Gtres

176 / 184

Auvers-sur-Oise, Francia

Esta villa cercana a París fue el escenario de los últimos días de Van Gogh. Aquí pintó casi 80 cuadros en 70 días. Hoy es un museo al aire libre. En el cementerio de Auvers-sur-Oise pueden visitarse las tumbas de Vincent y su hermano Theo.

Gtres

177 / 184

Fundación Serralves

Esta finca comprende los jardines que datan de la primera mitad del siglo XX y son una maravilla; la casa Serralves, sede de la Fundación y uno de los mejores ejemplos de la arquitectura Art Decó (1930) y el Museo de Arte Contemporáneo, diseñado por el arquitecto portugués Siza Vieira y que alberga una potente colección de pintura y escultura.

Gtres

178 / 184

Librería Lello e Irmão

Es uno de los lugares más bellos de Oporto, y es reconocida como una de las librerías más bellas en todo el mundo. Además de poder disfrutar de un buen cafe portugués o un vino de Oporto, este fastuoso templo de los libros acoge numerosas exposiciones de arte.

museodelprado.es

179 / 184

Las Furias. De Tiziano a Ribera

Desde del 25 de marzo y hasta el 29 de junio se podrá ver en el Museo del Pardo esta muestra de pintura europea que abarca el periodo entre 1500 y 1700, con obras de Miguel Ángel, Tiziano y Ribera. El la imagen, Prometeo encadenado de Rubens y Sniders, cedida por el Philadelphia Museum of Art.

elgreco2014.com

180 / 184

Vista y plano de Toledo

Una de las obras más importantes del último periodo toledano es esta obra que data de 1608 y que se exhibe en el Museo del Greco.

elgreco2014.com

181 / 184

Entierro del señor de Orgaz

La parroquia de Santo Tomé alberga esta obra esencial de El Greco en Toledo. La pintó entre los años 1586 y1588.

Obra Social «la Caixa»

182 / 184

El huerto en Éragny

Pissarro (1830-1903) mostró en su obra los paisajes que lo rodeaban y que fueron los escenarios de su vida. El huerto en Éragny (1896), en la imagen, refleja el entorno de Éragny-sur-Epte, a dos horas de París, la última residencia permanente del pintor.  

Museo del Prado

183 / 184

Infanta Margarita

La exposició sobre los retratos de Velázquez muestra cinco obras que se exhiben por primera vez en España, como la de la Infanta Margarita (1659), procedente del Kunst Historisches Museum  de Viena. 

Museo del Prado

184 / 184

El retrato de Felipe IV

En 1654, Velázquez pintó este retrato del monarca, una de las obras que se pueden contemplar en la exposición «Velázquez y la familia de Felipe IV» en el Museo del Prado de Madrid hasta febrero de 2014.