Escapadas

151 /269

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

151 / 269

Castillo de Guadalest

La ruta "Castillos de la Frontera del Miedo" nos lleva a un tiempo en el que los peligros llegaban desde el mar. El miedo a los corsarios fue el motivo de fundación de muchas localidades de la cosa mediterránea tan populares hoy en día como Benidorm, Altea, Calp, Xàbia o Dénia, a la que los reyes cristianos dotaron de torres defensivas y fuertes. Esta ruta brinda una oportunidad única de disfrutar del litoral de la Costa Blanca.
 

Foto: Turismo Galicia

152 / 269

Playa de Arealonga, Castro de Baroña (A Coruña)

Una playa que suma arqueología y nudismo. La playa de Arealonga, más conocida como “Playa de Castro”, se ubica en un entorno virgen próximo al Castro de Baroña, el asentamiento celta que los expertos piensan que fue abandonado en el siglo I d. C. Se trata de una de las playas emblemáticas del nudismo gallego a la que se accede tras descender una breve pendiente. Tiene forma de ensenada y arena fina de color blanco.

Foto: José Alejandro Adamuz

153 / 269

Una ciudad secreta dentro de Lyon

Una forma alternativa y divertida de recorrer el Vieux Lyon es a través de los “traboules”, que son uno de los elementos arquitectónicos más característicos de Lyon. Se trata de una suerte de pasadizos secretos que comunican la calle con portales y patios interiores. Parece ser que su origen se remonta al S. IV aunque apenas se conservan restos de esa época. Los que podemos recorrer datan del S XIX y los usaban los tejedores de seda para mover sus mercancías, sobre todo en La Croix Rousse, el barrio donde se instaló mayormente esta industria. Imprescindible recorrer el pasadizo con ventanas de la Torre Rosa en el Viex Lyon. Tal vez, Saint-Exupéry contaba con sus propios “traboules” para ir de la infancia a la edad madura, y viceversa. 

Foto: José Alejandro Adamuz

154 / 269

El aviador y escritor Antoine de Saint-Exupéry nació en Lyon

Antoine de Saint-Exupéry nació en el centro de Lyon en 1900. La ciudad inauguró una escultura de la lionesa Christiane Guillaubey, el 29 de junio de 2000 con motivo del centenario del nacimiento del célebre escritor y aviador. Saint-Exupéry está sentado y le cuelgan las piernas en el pedestal de mármol blanco que lo alza. Parece contemplar el horizonte de forma serna. Le acompaña el pequeño príncipe. Esta escultura es lo más parecido que tiene el escritor a una tumba. El viajero tardará poco en dar con ella, en un lateral de la Plaza Bellecour y a un paso de la casa donde nació. La imagen de Saint-Exupéry y del pequeño príncipe nos acompañará mientras paseamos por la ciudad.

Foto: José Alejandro Adamuz

155 / 269

Una ciudad perfecta para una escapada

No solo se puede llegar en avión. También es posible viajar de centro a centro de ciudad; Lyon, situada en la región Ródano-Alpes, es uno de los 21 destinos internacionales conectados por la alta velocidad con España por Renfe - SNCF en Cooperación. Ello hace de Lyon un destino perfecto para una escapada rápida. Es una ciudad creativa, en la que nos aguarda buena gastronomía, calles para pasear (su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad), la magia del cine con los hermanos Lumière, y la presencia del inmortal Antoine de Saint-Exupéry. En cierta forma, a Lyon se viaja para volver a ver la vida con los ojos de la niñez. 

Foto: José Alejandro Adamuz

156 / 269

Saint-Exupéry nació en el centro de Lyon

Saint-Exupéry nació en el número 8 de la rue du Peyrat, junto a la popular Plaza de Bellecour. En la actualidad la calle ha pasado a llamarse como el escritor. O al menos, en su versión abreviada y conocida por todos. Como curiosidad, tal como correspondía a su linaje aristocrático, se le bautizó con cinco nombres: Antoine Jean Baptiste Marie Roger de Saint-Exupéry. En el edificio hay una placa en su recuerdo; pero poco más. Durante las celebraciones de su centenario se anunció la creación de un museo en el antiguo castillo de Saint-Maurice, donde se crió; pero el proyecto se ha ido posponiendo.

Foto: José Alejandro Adamuz

157 / 269

Lyon es la ciudad del cine

Lyon es cuna de soñadores. No solo Antoine de Saint-Exupéry, también dos hermanos que supieron dar movimiento a los sueños con el cinematógrafo: los Lumière. Si la ciudad nombró una de sus calles principales con el nombre del autor de “El Principito”, parecía justo que hiciera lo mismo con los hermanos Lumière y la Rue du Premier Film, donde se encuentra la bella casa estilo art decó de la familia, hoy un interesante museo que muestra los pasos de la invención del cine. 

Foto: José Alejandro Adamuz

158 / 269

En Lyon se grabó la primera película de la historia

Junto al museo del cine, se encuentra el hangar donde fue grabada la primera película de la historia: La salida de los obreros de la fábrica. Si has visto los 46 segundos que dura el documento de Louis Lumière, reconocerás la forma de la cubierta de la antigua fábrica familiar. Se logró mantener el techo original para el recinto del Institut Lumière, que hoy se dedica al estudio, investigación y difusión de actividades relacionadas con el cine y el patrimonio de los famosos hermanos.

Foto: José Alejandro Adamuz

159 / 269

Todos a reír con el guiñol

Antes de que los hermanos Lumière encontraran la forma de entretenernos dando movimiento a los sueños, otro lionés famoso, Laurent Mourguet, hizo lo propio con un simpático y travieso personaje, el Guignol (en castellano guiñol). Se trataba de la mejor forma que encontró para distraer a su público, que básicamente se trataba de personas que necesitaban una extracción urgente de alguna de sus piezas dentales. Sí, el inventor de los guiñoles fue un sacamuelas de Lyon. La ciudad conserva esta tradición con diferentes teatros y el Museo internacional de la Marioneta o, también, El Pequeño Museo Fantástico del Guiñol. 

Foto: José Alejandro Adamuz

160 / 269

Lyon, la cuna de la nouvelle cuisine

Sabemos que a Saint-Exupèry le gustaba comer y reunirse con sus amigos en largas veladas. Disfrutar de la gastronomía es algo muy francés; pero parece que en los lioneses lo es más todavía: es común afirmar que en Lyon nace la nouvelle cuisine de la mano del chef local Paul Bocuse. Y si París tiene los bistrós, Lyon tiene los bouchons. Son locales pequeños, con mesas de manteles a cuadros, vinos de la casa, quesos y los platos populares basados en casquería. Toda una experiencia atreverse con la andouillette, una salchicha elaborada con el intestino y el estómago del cerdo. ¡es el plato estrella! Y por favor, no se vayan si probar, aunque solo sea una vez, el brioche prâlinée. ¡Toda una delicia!

Foto: José Alejandro Adamuz

161 / 269

Una ciudad llena de murales

En Lyon es como si la realidad no bastara nunca. Al cine de los Lumière, a la poesía de Saint-Exupèry, a las risas del guiñol, a las delicias de la gastronomía, hay que añadir los murales que se encuentran repartidos por toda la ciudad. Lyon es una de las cinco ciudades del mundo en lo que se refiere a arte mural. Un centenar de frescos cuentan la vida y la historia de la ciudad. Por ejemplo, el mural de los Lioneses repasa todos los personajes célebres de Lyon. Imprescindible contemplar el “Mur des Canuts” que describe la historia del barrio Croix Rousse en sus 1.200 metros cuadrados (es el mural más grande de Europa).

Foto: José Alejandro Adamuz

162 / 269

Bellecour, el corazón de Lyon

La casa donde nació Antoine de Saint-Exupéry está junto a la Plaza Bellecour, popular lugar de encuentro de los lioneses. Está ubicada en el centro de Lyon y se trata de una de las plazas rectangulares más grandes de Europa. En su centro se encuentra la estatua ecuestre de Luis XIV. En el lateral de la plaza, como un guiño a la cercana escultura dedicada a Saint-Exupéry,  hay un parque de juegos infantiles ideal si se viaja en familia.

Foto: José Alejandro Adamuz

163 / 269

Los puentes de Lyon

En toda ciudad con río hay puentes, y en Lyon no hay un río, sino dos. Según datos oficiales, la ciudad cuenta con 29 puentes en total (16 sobre el Sanora y 13 sobre el Ródano). Los puentes no solo sirven para cruzar, también son miradores perfectos para contemplar el Viejo Lyon desde las orillas. Todos fueron destruidos en 1944, excepto el de la Isla Barbe y las pasarelas de L'Homme de la Roche y Saint-Vincent. 

Foto: José Alejandro Adamuz

164 / 269

Pasear por el Viejo Lyon

El Vieux Lyon, barrio medieval y renacentista situado a orillas del Saona, forma parte del amplio conjunto arquitectónico declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es el barrio más turístico de la ciudad. Sus concurridas callejuelas están siempre animadas, con una gran cantidad de restaurantes y tiendas. A diferencia de París, Lyon sí tiene casco antiguo. Comienza por la plaza de Saint-Jean, entra en la catedral y admira su asombroso reloj astronómico, pasea por la calle de la Bombarde y, en definitiva, déjate perder. El encanto está en los rincones ocultos.

Foto: Turismo Asturias - Alfonso Suárez

165 / 269

Playa de Rodiles (Villaviciosa)

En plena Reserva Natural de la Ría de Villaviciosa, Rodiles tiene un extenso bosque de pinos y eucaliptos y un paseo marítimo de madera por el margen de la ría que la convierten en una de las mejores playas de Asturias. Además, es un paraíso para el surf en el Cantábrico.

Foto: Turismo Asturias - Manuel S.

166 / 269

Playa de Gulpiyuri (Llanes)

El ser una pequeña playa de mar situada en el interior es una característica suficiente para que se considere la Playa de Gulpiyuri una de las más singulares de Asturias. Apenas 50 metros de longitud de arena blanca que recibe el mar de forma indirecta, por debajo de los acantilados que la cercan. Por ello está catalogada como Monumento Nacional. No es accesible, por lo que para llegar a esta maravilla hay que caminar por un camino agrícola rodeado por prados. Prepárate, porque cuando la marea sube, parece una piscina salvaje, más que una playa.

167 / 269

Senderismo por el parque

Una de las mejores maneras de descubrir el recinto del Monasterio de Piedra es haciendo senderismo y dejando que el murmullo del agua guíe nuestros pasos por el parque. Una caminata de unas dos horas y media aproximadamente permite descubrir todos los rincones de la zona. 

168 / 269

Cascada Cola de Caballo

Durante el paseo por el Parque Natural del Monasterio de Piedra, declarado bien de interés natural en 1983, numerosas cascadas nos salen al paso en medio de un entorno idílico. La de la Cola de Caballo es la más alta de todas, con unos 90 metros de caída libre de agua.

Foto: Gtres

169 / 269

La Torre de Londres (Londres, Inglaterra)

Una cárcel para la aristocracia; pero, en definitiva, una cárcel: Ana Bolena o María Estuardo, reinas de Inglaterra y Escocia respectivamente, estuvieron presas entre los muros de la Torre de Londres antes de que las ajusticiaran. En el año 1100, esta cárcel de fama terrible, recibió a su primer recluso, el obispo Flambard. Su historia suma ocho siglos de ejecuciones, torturas, e incluso asesinatos. A pesar de que el edificio ha pasado casi inalterado a lo largo de los siglos, hoy la Torre de Londres solo es una atracción turística. Además de la prisión donde se ejecutó a Tomás Moro y tantas otras altas personalidades, los turistas pueden ver expuestas las joyas de la Corona Británica.

Foto: Gtres

170 / 269

Memorial Berlín-Hohenschönhausen (Berlín, Alemania)

La Stasi fue el órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana (RDA) cuando el mundo, durante la Guerra Fría, se dividió en el bloque Occidental y el bloque del Este. En este contexto, con un Berlín Este (Oriental) y un Berlín Oeste (Occidental), la Stasi, en colaboración con la KGB soviética, se convirtió en uno de los servicios de inteligencia más efectivos del mundo. Y también represores, al supervisar las actividades políticas de los ciudadanos de la RDA. Su centro de represión fue la Prisión Central de la Seguridad del Estado, hoy, Memorial Berlín-Hohenschönhausen. Durante el recorrido, realizado junto a antiguos reclusos, se muestra las técnicas de tortura, interrogatorios y manipulación psicológica practicados contra políticos y ciudadanos contrarios al régimen. Hoy es memoria de aquellos tiempos en los que se violaron los derechos humanos de forma rutinaria.

Foto: José Alejandro Adamuz

171 / 269

Kilmainham Gaol (Dublín, Irlanda)

Joseph Mary Plunkett, poeta y líder de la rebelión irlandesa de 1916, se casó con su amada en la capilla de la prisión de Kilmainham Gaol. Luego, en lugar de hacer el acostumbrado viaje de novios, se encaminó hacia el pelotón de fusilamiento con una mezcla de orgullo y temor. Su matrimonio duró pocos instantes; pero visitar esta famosa cárcel, situada en Inchicore, en Dublín, es encontrarse con historias así de heroicas. Muchas se han llevado al cine con películas famosas como “En el nombre del padre” o “Michael Collins”. Entre sus muros acabaron los dirigentes y participantes de las más importantes rebeliones por la independencia de Irlanda. La prisión fue construida en 1796 y se cerró en 1924, fecha tras la cual se acondicionó el museo que ofrece visitas guiadas por el interior de las celdas y zonas comunes.

Foto: Gtres

172 / 269

Viena y la ópera

Viena tiene el título de capital mundial de la música. Y es que la capital de Austria está íntimamente relacionada con nombres como Ludwig van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart o Richard Wagner. Viena posee, junto a la Scala de Milán y la Ópera de París, una de las óperas más importantes del bel canto. Pero no solo cuenta con la Staatsoper, la Ópera Estatal; también la Musikwerein, una de las tres mejores salas del mundo en cuanto a acústica. La Catedral de San Esteban y los palacios imperiales ponen el decorado perfecto para que suene la ópera.

Foto: Gtres

173 / 269

Lisboa es fado

Se viaja a la capital de Portugal sabiendo que la melancolía y la nostalgia nos invadirán. Y a pesar de ello, o precisamente por ello, viajamos a Lisboa. Porque tampoco hay nada malo en sentir un poco de “saudade”; no al menos, si se hace en una ciudad tan luminosa como Lisboa y se hace escuchando fado. El fado es el género musical portugués más conocido en el mundo. Es la expresión popular de la frustración y de la tristeza y también de lo cotidiano. Hay que pasear por el barrio de Alfama, visitar el Museo del Fado, subir y bajar por las calles empedradas sin perder de vista el Castelo de San Jorge, ver la ropa tendida en los balcones y contemplar los mosaicos, para sentir el fado desde dentro. Para escucharlo en vivo hay una gran cantidad de casas de fado que podrás visitar.

Foto: Gtres

174 / 269

Berlín y la música electrónica

La cultura de club tiene su hábitat natural en Berlín. No hay que desestimar la importancia de la música electrónica: no es solo diversión, hubo un tiempo en que ayudó a recuperar la libertad en la antigua Berlín Este. Con la caída del Muro de Berlín, muchos jóvenes comenzaron a celebrar fiestas en los viejos edificios abandonados de la era soviética y los llenaron de sonidos electrónicos. Habían inventado las raves, y desde entonces, Berlín es, junto a Detroit, capital de los sonidos más vanguardistas. Son muchos los que acuden a la capital de Alemania de ruta por los clubs donde suena el mejor techno: desde el mítico Tresor a la señalada por muchos como la mejor discoteca del mundo: "Berghain".

Foto: Gtres

175 / 269

Londres suena a punk

Londres es una de las ciudades más musicales del mundo; tal vez junto a Nueva York, sea una de las ciudades que más estrellas de la música ha visto en sus calles. En ese contexto, uno de los géneros musicales más característicos de la capital de Gran Bretaña es el punk: crestas, imperdibles, botas, hebillas, tirantes, cadenas y mucho ritmo. Rock sin pretensiones, pura diversión y hedonismo junto a agitación social. Londres vio nacer a los Sex Pistols, The Clash y The Damned, mientras que Nueva York tenía a los Ramones, Dead Kennedy o Blondie. Se viaja a Londres por muchos motivos, y uno de ellos es para gritar ¡God Save the Queen!

Foto: Gtres

176 / 269

Sevilla y el flamenco

Dice la canción que Sevilla tiene un color especial. Y no solo eso; también una sonoridad muy singular: el flamenco, y en concreto, las sevillanas. El flamenco es un arte que nació de la fusión de distintas culturas que convivieron en Andalucía. Por ello, la capital andaluza es también la capital mundial del flamenco. Para empaparse de pasión flamenca hay que ir hasta el barrio de Triana, donde se cree que en el S. XVIII nació este género de guitarras, castañuelas, cajón y trajes de bailaoras. Hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y se puede escuchar en las peñas flamencas de la ciudad, salas y tablaos.

Foto: Gtres

177 / 269

Manchester y el britpop

En los años 90, el britpop fue la reacción al grunge. Y si los americanos tuvieron como epicentro la ciudad de Seattle; los británicos se movieron entre Londres y Manchester. Grupos como Blur, Oasis, Suede, o Supergrass reivindicaron una interpretación británica del rock de toda la vida. Manchester llevaba en la escena musical desde antes, con grupos míticos como Joy Division. Oldham Street es el corazón de la escena musical de la ciudad, y para los más fans, es imprescindible llegar ante los vestigios de la que fuera la sala musical más importante de la ciudad, The Haçienda Nightclub.

Foto: Gtres

178 / 269

París y la chanson française

Si te detienes a escuchar a París, resulta que suena a chanson. La ciudad de la luz ha vivido momentos de revolución y lucha. Libertad, igualdad, fraternidad, y desde la Revolución Francesa hasta mayo del 68 y sus estudiantes en la calle. París tiene una banda sonora muy particular, la de los cantautores de la chanson: Edith Piaf, Serge Gainsbourg, Georges Moustaki o Emile Vaché… Un sonido con cierto toque nostálgico, intelectual y reivindicación de la tradición, ideal para pasear por la capital de Francia.

Foto: TTstudio / Shutterstock

179 / 269

Ciudad de puentes

De los 18 que cruzan las aguas del Moldava en Praga, el de Carlos IV (1357) es el más icónico. Hasta 1841 fue el único que unía los dos orillas.

Foto: Turismo de Canarias

180 / 269

Practicar senderismo

El senderismo en Las Palmas de Gran Canaria permite disfrutar de la ciudad y de su patrimonio natural mientras se practica deporte y se descubren enclaves de gran valor.

Foto: Turismo de Canarias

181 / 269

Sendero Azul de la Bahía de El Confital

Los Senderos Azules son itinerarios y elementos paisajísticos que enlazan playas y puertos catalogados con la Bandera Azul. Estos senderos contribuyen al uso sostenible del litoral. El de la Bahía de El Confital conecta la playa de Las Canteras, una de las mejores playas urbanas de España, con la playa de El Confital.

Foto: Turismo de Canarias

182 / 269

Caminando o en bicicleta

El sendero que une el barrio de Vegueta, el más antiguo de las Palmas de Gran Canaria, con el al Jardín Botánico Viera y Clavijo es de 7,5 kilómetros. Se puede hacer caminando o en bicicleta y es ideal para hacer en familia. 

Foto: Gtres

183 / 269

Londres

(18,5 millones de turistas en 2015)

Londres no tiene límites para los viajeros más urbanos; una urbe llena de leyendas y de iconos mundiales, jardines para el pic-nic, tradiciones como el té, tiendas, restaurantes, barrios que parecen cada uno una ciudad distinta. La capital del Reino Unido marca el paso del tiempo con mucho estilo.

Foto: CC

184 / 269

Plaza Mayor de Salamanca

Durante cuatro noches, las calles de Salamanca se convierten en verdaderas obras de arte. Se trata de una forma de poner en valor el patrimonio monumental de la ciudad de una manera distinta y una ocasión excepcional para conocer esta ciudad histórica de Castilla y León.

FOTOTECA 9X12

185 / 269

Riqueza patrimonial y cultural de Salamanca

Es sobradamente conocida la riqueza patrimonial de su casco antiguo; pero además, Salamanca es una ciudad universitaria que cuida la cultura. De hecho, la ciudad del Tormes fue nombrada Capital Europea de la Cultura en el 2002

Foto: Festival de Luz y Vanguardias

186 / 269

Arte en las fachadas

Con el Festival de Luz y Vanguardias, los monumentos más importantes de Salamanca se convierten en lienzos artísticos. En la plaza mayor, se desarrolla la sección de concurso, proyectándose sobre el ayuntamiento algunas piezas espectaculares.

Foto: Festival de Luz y Vanguardias

187 / 269

Salamanca encendida

Durante el Festival de Luz y Vanguardias de Salamanca se puede disfrutar de las técnicas más avanzadas, como el videomapping, que consiste en proyectar imágenes o animaciones sobre superficies reales. En esta tercera edición se contará con artistas internacionales de renombre como el escocés Charles Sandison (obra: Ouroboros, 2018), la mexicana Darya von Berner (obra: VERAVENUS), o los españoles Eugenio Ampudia (obra: VTR) y Eugenio Ampudia (obra: La realidad no es imprescindible). Así mismo, se proyectarán obras de jóvenes talentos sobre la fachada de la Casa de las Conchas y los principales espacios artísticos, tanto tradicionales como alternativos, de Salamanca, se ocuparán de +LUZ, una programación cultural paralela al festival.

Foto: Manel R. Granell / Tarraco Viva

188 / 269

Tarraco Viva, un viaje al pasado

Con la nueva edición de Tarraco Viva viajaremos a Tarraco junto al emperador Adriano, el más viajero de todos los emperadores romanos. Esta es una estupenda ocasión para conocer un poco más la historia del Imperio Romano y de disfrutar de Tarragona, cuyo caso histórico está declarado como Patrimonio de la Humanidad.

XAVIER SUBIAS / GTRES

189 / 269

Tarragona

El anfiteatro romano de la antigua Tarraco destaca entre los lugares protegidos como Patrimonio de la Humanidad. Durante el Imperio romano fue capital de la Hispania Citerior, o Hispania Tarraconensis. Un marco incomparable para viajar a la civilización romana.

Foto: Manel R. Granell / Tarraco Viva

190 / 269

Tarraco Viva, eventos culturales

Tarraco Viva es el festival romano de Tarragona. En esta ocasión está dedicado al estudio de la relación entre Grecia y la antigua Roma. Más de 430 actos que se proponen a todos los públicos del 15 al 28 de mayo. Un lujo conocer Tarragona de esta forma.

Foto: Alhambra-patronato

191 / 269

Interior de la Torre de la Cautiva

El interior solo se podrá disfrutar de manera excepcional durante el mes de mayo de 2017; sin duda, ver de cerca este espacio es una buena excusa para una escapada fugaz a Granada

Foto: Alhambra-patronato

192 / 269

Vista exterior de la Torre de la Cautiva

Esta torre se ubica en la muralla norte. Su exterior es similar a otras de las torres de la Alhambra; pero su interior guarda sorpresas que hasta ahora no se habían podido ver. En realidad se trata de una qalahurra, una torre-palacio, y es uno de los espacios más destacados del conjunto patrimonial.

Foto: Gtres

193 / 269

Panorámica de la Alhambra

La Alhambra se ubica en la colina de la Sabika, uno de los enclaves más elevados de la ciudad de Granada. Rodeada de montañas y regada por los ríos Darro y Genil, no es de extrañar que Muhammad I, primer rey del Reino de Granada y fundador de la dinastía nazarí, eligiera este lugar para la residencia real.

Foto: Alhambra-patronato

194 / 269

Torre de la Cautiva: una visita excepcional

Por su decoración, los especialistas sitúan la Torre de la Cautiva a la altura del Salón del Trono del Palacio de Comares, uno de los espacios que ilustran el máximo esplendor del arte nazarí.

Foto: Gtres

195 / 269

la giralda

Foto: Gtres

196 / 269

Un reloj astronómico en Praga

No hay otro reloj como éste; o al menos así debería ser si creemos lo que dice la leyenda acerca de que los ediles de la ciudad cegaron al maestro relojero para que no lo pudiera reproducir. Decir que los viajeros sienten fascinación por el reloj astronómico de Praga es quedarse cortos. Su belleza lo ha convertido en un icono universal. Ver como marca las horas es un espectáculo imprescindible en la Ciudad Vieja de Praga.

Foto: Gtres

197 / 269

La hora del té en Londres

Más que un reloj, es un símbolo universal. En realidad el Big Ben es el nombre de la gran campana del reloj del Palacio de Westminster; pero con el paso del tiempo hemos acabado llamando Big Ben a toda la torre. Este es un reloj de cuatro caras, como si lo hubieran hecho para que todo Londres pudiera saber la hora exacta de tomar el té. Se le reconoce una gran precisión gracias a la técnica con la que fue construido. La clave está en un péndulo a prueba del viento. A pesar de ser una de las atracciones turísticas más famosas del mundo, su interior no está abierto a visitantes extranjeros; sí pueden visitarlo las personas con nacionalidad británica con cita previa. Para ello deberán subir 334 escalones de piedra hasta la parte superior del mecanismo.

Foto: Gtres

198 / 269

Un reloj universal en Berlin

Este reloj en Alexanderplatz se ha convertido en un icono de la ciudad. Se ubica en un lugar de Berlín muy bien comunicado, con estación de tren, autobús y tranvías, así que el reloj "Urania" es muy visitado tantos por los turistas como por los berlineses. El reloj fue construido en 1969, por lo que es un superviviente de la época de la antigua República Democrática Alemana. Este reloj da la hora de todo el mundo, como si fuera una metáfora del aislamiento que vivió en la época socialista.

Foto: Gtres

199 / 269

Un reloj para empezar el año

Los relojes suelen estar vinculados con rituales especiales y este es un buen ejemplo: es el reloj que nos da la entrada del Año Nuevo en Madrid. Fue inaugurado en 1866 por la reina Isabel II, así que lleva siglo y medio dando la hora. En realidad se llama Reloj de Gobernación, pero es tan popular que en España todos lo conocen como el reloj de La Puerta del Sol. El reloj fue obra del relojero español afincado en Londres, José Rodríguez Losada, que lo donó al Ayuntamiento de Madrid.

Foto: CC

200 / 269

Un reloj en la ciudad que nunca duerme

Nueva York es la ciudad que nunca duerme: uno de sus símbolos es la Quinta Avenida, la arteria principal de Manhattan que divide la ciudad en dos partes. Está considerada una de las avenidas más caras del mundo. Alberga rascacielos como el famoso Empire State Building, la Catedral de San Patricio, museos como el Guggenhein, la tienda Apple y sí, también un reloj en el número 200 que está inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde el 18 de abril de 1985.