Islas

51 /218

Foto: AgeFotostock

51 / 218

Portree, isla de Skye, Escocia

La isla de Skye presenta algunos de los paisajes más auténticos de Escocia y Portree, su capital, no podía ser menos.  Con poco más de dos mil habitantes, ostenta un encantador puerto resguardado por impresionantes acantilados en el que se alinean las casas de colores, muchas de la cuales hoy se han convertido en restaurantes o locales donde adquirir un delicioso fish&chips para degustarlo frente al mar junto a las barcas amarradas.

Foto: AgeFotostock

52 / 218

La Cotiniere, Isla de Oleron, Francia

Un largo espigón protege de los embates del Atlántico a este pequeño puerto en el que amarran unas cien embarcaciones y en cuyo extremo se levanta un magnífico faro que parece sacado de un libro de historias marineras. Cada día las barcas llegan cargadas de lenguados, lubinas y langostinos que son subastados en la lonja en un bonito ritual de gritos e intercambios. Es una delicia sentarse en una de las terrazas del puerto a contemplar las subidas y bajadas de la marea.

Joel Segal

53 / 218

Islas Bazaruto

Este edén de playas de arena blanca y arrecifes de coral se localiza en el sur de Mozambique. 

 

Oliver Gerhard / AGE Fotostock

54 / 218

Islas Quirimbas

De las 31 islas de este archipiélago del norte de Mozambique, las de Ibo, Medjumbe y Matemo forman parte de un parque nacional que incluye islotes y arrecifes de coral. En la imagen, uno de los dos pueblos de la isla de Matemo.

 

Jody Macdonald / Getty Images

55 / 218

Islas Bazaruto

Las dunas crean un paisaje onírico en este archipiélago situado frente a la costa de Inhambane. Lo componen cinco islas.

 

Jani Ylinampa

56 / 218

Finlandia - Isla de los Leñadores

Foto: Daniele Macis

57 / 218

Cala Goloritze, en el golfo de Orosei

Una aguja rocosa de 148 metros de alto despunta en esta playa a la que se llega en barco o a pie tras una caminata de 1,5 horas aproximadamente

Foto: AgeFotostock

58 / 218

Tuvalu (antiguas Islas Ellice)

Este es uno de los lugares más remotos del mundo y también es uno de los más bellos. Tuvalu (o como se conocía antes, Islas Ellice) es un archipiélago situado al este de las Islas Solomon y posee una superficie, desperdigada entre pequeñas islas, arrecifes de coral y atolones, de 26 km2. Para imaginar lo remoto que está basta conocer cuáles son los países más próximos: Kiribati, Samoa y Fiyi, que ya de por sí, pueden entrar en esta lista con todos los honores. No es sólo uno de los países más inaccesibles; lamentablemente, con una altura máxima de 5 metros sobre el nivel del mar, también es uno de los lugares del planeta más amenazados por el cambio climático. La catástrofe para este pequeño paraíso parece ser inevitable.

Foto: José Alejandro Adamuz

59 / 218

Cayo Chachauate (Honduras)

Desde Sambo Creek, un pequeño núcleo garífuna a 15 kilómetros de La Ceiba, salen algunas lanchas hacia Cayos Cochinos, el último Edén del Caribe. Los garífuna están considerados como el único grupo étnico descendiente de africanos que nunca fueron esclavos, ya que antes de llegar a serlo naufragaron (y paradójicamente, liberados)  y acabaron mezclados con indígenas del Caribe. Desde entonces, son los habitantes de estos mares. Cayos Cochinos forma parte de la Islas de la Bahía, de Honduras; pero no reciben tantos viajeros como Roatán o Utila (auténticos paraísos del buceo). Entre otras cosas porque cayo Chachauate está a una hora en lancha y apenas cuenta con cuatro cabañas muy básicas donde dormir. Eso sí, no hace falta mucho más para disfrutar de este auténtico paraíso de aguas turquesas.

Foto: José Alejandro Adamuz

60 / 218

Rapa Nui (Chile)

No sólo uno de los lugares más remotos del planeta, también uno de los más misteriosos. Cierto que el turismo ha hecho más fácil llegar a esta pequeña isla de la Polinesia; pero no por nada la isla era conocida como Te pito o te henua: “el ombligo del mundo”. Está a siete horas de vuelo desde Santiago de Chile y dada su singularidad histórica se considera “territorio especial” de Chile. El punto continental más próximo a la isla está a más de 3.500 kilómetros de distancia. Los moais son su símbolo más importante: la fascinante manifestación cultural de una antigua cultura y hoy Patrimonio de la Humanidad.

Foto: AgeFotostock

61 / 218

Isla Alejandro Selkirk (Chile)

El nombre oficial de esta pequeña isla ubicada en el archipiélago Juan Fernández se debe al marino escocés cuya vida solitaria en la isla principal del archipiélago inspiró la novela Robinson Crusoe, de Daniel Defoe. Pero todavía hoy se le conoce por su otro nombre: Masafuera, que dice mucho más acerca de su inaccesibilidad. La isla Alejandro Selkirk se halla a unos ochocientos kilómetros de la costa central de Chile. Tiene una historia oscura como presidio político. Afortunadamente, esos tiempos terribles ya pasaron. A Alejandro Selkirk solo viaja un barco unas pocas veces al año con provisiones para los pescadores y familias que se asientan allí durante temporadas de unos siete meses para la pesca de la langosta. En la isla hay 26 casa y, más apartado, un refugio de la Corporación Nacional Forestal (CONAF). En este refugio pasó unos días el escritor americano Jonathan Franzen. Aprovechó para esparcir las cenizas de su amigo, el también escritor David Foster Wallace, suicidado en 2006.

 

Foto: AgeFotostock

62 / 218

Isla Macquarie (Australia)

En mitad de la nada, o mejor, entre Nueva Zelanda y la Antártida, se encuentra esta diminuta isla. Apenas un punto de tierra en el mapa, en la esquina suroeste del Océano Pacífico. Tal vez sea el Patrimonio de la Humanidad más inaccesible de todos. Recibió la mención en 1997 en reconocimiento a su importancia geológica. La isla está deshabitada. Sólo la ocupan los pocos científicos de la base ubicada al pie de la colina Wireless. Bueno, y, por supuesto, tambiém alrededor de 3,5 millones de aves (según datos de BirdLife International) con una colonia importante de pingüinos. 

Foto: AgeFotostock

63 / 218

Tristán de Acuña

Este archipiélago británico está considerado como la isla habitada más remota del mundo. Está a 2.173 kilómetros al norte de Santa Elena, otra isla que a su vez está a 1.800 kilómetros de distancia de la costa occidental de Angola. Así que imaginad que además de remoto, el lugar es uno de los más inaccesibles del mundo. ¿Y que hay aquí? Pues una única ciudad llamada Edimburgo de los Siete Mares, donde viven las 302 personas que habitan la isla. Un lugar así esconde varias curiosidades: sólo hay ocho apellidos diferentes; debido a la endogamia son habituales algunas enfermedades genéticas como el glaucoma (eso sí, no hay resfriados); tienen un consumo medio por persona y año de 50 litros de whisky.

Foto: AgeFotostock

64 / 218

Svalbard (Noruega)

A medio camino entre Noruega y el Polo Norte, encontramos este lugar que pese a lo remoto, ha atraído a muchos viajeros durante años. Y no es para menos teniendo en cuenta la extraordinaria belleza de los paisajes de este archipiélago en el que viven unas 3.000 personas. Su capital es Longyearbyen y se enorgullecen de ser los habitantes situados más al norte del mundo. La ciudad se asienta sobre suelo permanentemente helado y más de la mitad de su territorio son glaciares, con lo cual las infraestructuras necesarias para vivir aquí son complejas. Aún así, Svalbard es un "Destino Sostenible Certificado" al que es fácil de llegar, ya que cuenta con aeropuerto internacional.  Aquí el único peligro son los osos polares, los verdaderos reyes del lugar. Una curiosidad: es el enclave del Banco Mundial de Semillas, algo así como un gigantesco almacén en el que se guardan semillas de miles de plantas de todo el mundo por si hay que usarlas en caso de hecatombe mundial.

Foto: Getty Images

65 / 218

Playa de Benagil (Portugal)

Sin duda, se trata de uno de los rincones más bellos del sur de Portugal. Estos acantilados de Benagil, en la costa del Algarve, esconden un tesoro en forma de gruta circular con una breve playa a la que solo se llega a nado o a remo. Se ubica junto a Benagil, la aldea de pescadores que le da nombre.

Shutterstock

66 / 218

Playa de Kian Giang

Es uno de los palmerales más idílicos de la isla de Nam Du.

Fototeca 9x12

67 / 218

Playa de Sao

En la isla de Phu Quoc aún quedan rincones sin masificar, a pesar de la proliferación de los resorts a pie de playa.

ACI

68 / 218

Mercado Duong Dong

El mercado de la capital de la isla de Phu Quoc, en la costa oriental de Vietnam, preserva su ambiente tradicional. Las vendedoras de frutas, hortalizas y pescado esperan pacientemente sentadas en taburetes y cubiertas por sus sombreros nón lá.

Foto: Gtres

69 / 218

Febrero en Bali

La isla de Bali, ubicada en Indonesia, es un oasis hinduista dentro de uno de los países con más musulmanes del mundo. Su sobrenombre es el de “la isla de los dioses”. Aunque parezca una exageración, no lo es: templos, arrozales, el Gunung Agung, el volcán sagrado que domina el horizonte de la isla, la oportunidad de bucear o de relajar en playas paradisíacas, convierten a Bali en un destino perfecto para los viajeros que quieren escapar por unos días del invierno en hemisferio norte.

Foto: Gtres

70 / 218

Noviembre en Madagascar

Madagascar, en el océano Índico, es una de las maravillas naturales de África. La isla más grande del continente, fue la escogida por los piratas para fundar un país utópico al que llamaron Libertalia en el S. XVII. Y sin duda escogieron bien; un recorrido por Madagascar nos mostrará todo un paraíso natural con playas perfectas y especies sorprendentes como el baobab o los lémures. 

Foto: Gtres

71 / 218

Archipiélago de las Seychelles

Es probable que si imaginas alguna isla paradisíaca se asemeje mucho a algunas de las islas que forman el archipiélago de la República de las Seychelles. Un grupo de 115 islas en el océano Índico que parecen un tesoro. Aquí se encuentra la playa más fotografiada del mundo, la Source d'Argent. Su clima perfecto, que oscila entre los 24 y 32ºC, sus aguas turquesas y cristalinas, la fauna y flora, hacen de este lugar uno de los destinos más prestigiosos del mundo.

Foto: Gtres

72 / 218

Jamaica, Mejor Destino de Bodas del Mundo

Si te quieres casar, el mejor destino es Jamaica. Lo fue también el año pasado y en el 2014. El dominio en el sector bodas sólo se lo ha discutido las Bahamas. En todo caso, el mar Caribe parece ser el favorito para poner en remojo el matrimonio. Además, Jamaica se lleva un doblete este año, puesto que ha sido galardonada también como mejor destino del mundo para cruceros.

Foto: Gtres

73 / 218

Madeira, Mejor Isla del Mundo como Destino Turístico

Los “World Travel Awards” reconocen desde el 2015 al archipiélago de Madeira como el mejor destino entre las islas para viajar. Sus acantilados, sus bellos paisajes del litoral, la gastronomía y su cultura han colocado a Madeira por encima de Cerdeña, Sicilia, Mauricio o las Seychelles.

Foto: Gtres

74 / 218

Maldivas, Mejor Destino de buceo del Mundo

Hay destinos que dan lo mejor de sí sumergidos. Es el caso de la categoría de los mejores destinos para bucear de de los "World Travel Awards". Si miras en un mapa, la ubicación de las Maldivas nos da una pista sobre por qué es el mejor destino del mundo para bucear: el archipiélago, constituido por más de 1.200 islas, está en mitad del Océano Índico. Otros destinos nominados este año en la categoría fueron: Belice, las Islas Caimán, o las Fiji.

Foto: NYCGO

75 / 218

Manhatthan

Puede no parecerlo por la densidad de rascacielos; pero Manhattan es una isla en la desembocadura del río Hudson en el norte del Puerto de Nueva York. Es uno de los cinco distritos de Nueva York, y para muchos el corazón de la ciudad más famosa del mundo.

Foto: NYCGO

76 / 218

Liberty island

Esta pequeña isla en la bahía de Nueva York es muy conocida por tratarse del lugar donde se encuentra la Estatua de la Libertad. Se llega a ella mediante un ferry que parte desde Battery Park City en Manhattan o desde Liberty State Park en la ciudad de Jersey. 

Foto: NYCGO

77 / 218

Ellis Island

Esta isla forma parte del Monumento Nacional de la Estatua de la Libertad, Isla Ellis e Isla de la Libertad. La pequeña isla de Ellis, en el puerto de Nueva York, fue el primer lugar de Estado Unidos que pisaron millones de inmigrantes a principios del siglo XX. La visita al Museo de la Inmigración es un imprescindible. Se llega mediante el servicio de cruceros que parte desde Battery Park, en Manhattan. 

Foto: NYCGO

78 / 218

Roosevelt Island

La extraordinaria posibilidad de alcanzar una isla en teleférico, ese es uno de los atractivos de esta pequeña isla, ubicada en el estrecho del East River de Nueva York. El viaje en teleférico dura sólo unos cinco minutos; pero sobrevuela Manhattan brindando unas vistas singulares. En verano, puede ser un buen plan pasear por alguno de los cuatro parques de la isla, los Four Freedoms Park, situados en el extremo sur de la isla.

Foto: NYCGO

79 / 218

Governors Island

Entre Manhattan y Brooklyn, otra Nueva York sorprendente. Su nombre se remonta a 1698, cuando Nueva York era colonia inglesa, y la isla servía de refugio para los gobernadores. La isla está declarada como monumento nacional y proporciona un bello paseo por un parque con construcciones defensivas históricas. Atención, porque solo se puede visitar en primavera y verano. Su visita vale la pena porque tiene las mejores vistas del sur de Manhattan.

Foto: NYCGO

80 / 218

Long Island

Sus 190 kilómetros le dan el nombre, que literalmente significa isla larga. Va desde el puerto de Nueva York a la pequeña localidad de Montauk y alberga los distritos de Brooklyn y Queens. Playas, museos y barrios hipsters en una isla que es todo un universo neoyorquino. 

Foto: NYCGO

81 / 218

State Island

En esta isla se ubica uno de los cinco distritos que forman Nueva York. Si quieres playa, es uno de los lugares a los que deberás ir. El viaje hasta State Islan es un espectáculo panorámico que parte de South Ferry en Lower Manhattan, recorre el puerto de Nueva York y pasa por la isla de la Libertad. El punto más alto de Nueva York es la colina Todt, en Staten Island. 

Foto: NYCGO

82 / 218

Randall's Island

Isla de Randall está enlaza por una pequeña porción de tierra con Isla de Ward. Ambas forman parte administrativamente de Manhattan. La isla de Randall es un pequeño refugio para la práctica del atletismo. En época de verano, el parque suele albergar diferentes conciertos y festivales.

Foto: NYCGO

83 / 218

City Island

Una pequeña isla para sentirse fuera de Nueva York. Muy cerca de la costa del Bronx, City island es un lugar perfecto para encontrar delicias gastronómicas en sus pintorescos restaurantes de mariscos. Todo ello, en un ambiente que emula el encanto de los pueblos pesqueros de Nueva Inglaterra.

Foto: Gtres

84 / 218

Islas Salomón

El calentamiento global provocado por la actividad humana hace que cada año aumente el nivel de los océanos. Un hecho que tiene consecuencias como las del 2016, cuando cinco islas al norte del archipiélago de las Islas Salomón, en el Pacífício, desaparecieron bajos las aguas. Los habitantes de este paraíso ya están buscando un nuevo lugar donde vivir dado el imparable avance del océano.

Foto: Walking Formentera

85 / 218

Cuevas de Artà (Mallorca)

Se encuentran ubicadas en la costa del término de Capdepera, en el Cap Vermell. La visita de las Cuevas de Artà se inicia cuando entramos directos en el gran "Vestíbulo", un espacio con estalactitas y estalagmitas de impresionantes dimensiones y formas. La más espectacular es una estalagmita de 22 metros de altura, una de las más grandes de Europa, situada en la “Sala de la Reina”. En la estancia conocida como “El Infierno” se ofrece un espectáculo de luz y sonido que hará la delicia de los mayores y de los más pequeños de la familia. Hacia el final del trayecto de estas cuevas podremos disfrutar de unas de las vistas de Mallorca más espectaculares sobre la Bahía de Canyamel. 

Foto: Agencia de Turismo de Islas Baleares

86 / 218

Cuevas dels Hams (Mallorca)

Estas cuevas localizadas en Porto Cristo son famosas en todo el mundo por sus singulares formaciones arborescentes. las cuevas fueron descubiertas en 1905 siendo las primeras que se abrieron al público en España, en 1910.  El recorrido de las cuevas del Hams comienza descendiendo a la Cueva Redonda, en la que se disfruta de un extenso jardín botánico. La Cueva Azul sirve de sala de proyecciones para un documental sobre la historia de Mallorca y de las cuevas. El siguiente espacio que se visita es la Cueva Clásica, compuesta por 12 galerías y por un lago subterráneo con pequeños crustáceos prehistóricos.

Foto: Walking Formentera

87 / 218

Cuevas del Drach (Mallorca)

En el municipio de Manacor, cerca de Porto Cristo, encontramos un conjunto de cuatro grandes cuevas conectadas entre sí que están consideradas como las más populares de Mallorca. Las Cuevas del Drach se extienden hasta una profundidad de 25 metros y en ellas existe un gran lago subterráneo (el Llac Martel de unos 115 metros de longitud)  catalogado como uno de los mayores del mundo. Este lago lo podremos cruzar en barca al finalizar los conciertos de música clásica que se ofrecen diariamente en directo con las visitas guiadas a las Cuevas del Drach.

Foto: Walking Formentera

88 / 218

Cuevas de Campanet (Mallorca)

Estas impresionantes cuevas se encuentran al pie de la Serra de Tramuntana. La visita a las Cuevas de Campanet sorprende por al encontrarnos con una ornamentación natural de gran belleza. Tanto por su indudable valor científico como por su interés lúdico, son muy apreciadas dentro del patrimonio natural de Mallorca. Cerca se encuentra Ses Fonts Ufanes, que tras periodos de lluvias puede llegar a evacuar caudales de hasta 30 metros cúbicos por segundo, constituyendo un espectáculo impresionante.

 

Foto: Walking Formentera

89 / 218

Cueva de Can Marçà (Ibiza)

Es la cueva más espectacular de Ibiza. Se localiza en un enclave de gran belleza al norte de la isla. Se calcula que tiene más de 100.000 años de antigüedad. La cueva fue descubierta por grupos de contrabandistas que la usaron como escondite para sus mercancías. A partir de la década de los 80, es uno de los destinos turísticos más importantes de Ibiza. Si visitas la Cueva de Can Marçà, desde el paseo que conduce a la entrada hay unas vistas sobre los acantilados espectaculares. 

Foto: Gtres

90 / 218

Playa de Formentor (Mallorca)

Esta ensenada, también conocida como Cala Pi de la Posada, se encuentra a 20 kilómetros de Alcúdia. Es conocida por su hotel, donde se hospedaron actores como John Wayne y escritores como Octavio Paz. Es una de las playas más extensas de Mallorca, con casi un kilómetro en la que los montes sirven de abrigo a los vientos. En sus aguas cristalinas llegan a reflejarse los pinos y encinas. Su belleza la convierte en una playa con una alta densidad de ocupación, por lo que en los meses de verano lo mejor será llegar pronto.

Foto: Gtres

91 / 218

Playa de Es Trenc (Mallorca)

Una de las pocas playas vírgenes que quedan en Mallorca. Esta maravilla de arena blanca y fina y aguas turquesas la encontramos cerca de la localidad de Campos, aunque bien podría pasar por una playa del Caribe. Lo único que la delata son los pinos que la rodean. Este arenal se divide en dos: Ses Covetes, donde se practica el nudismo, y Ses Salines, junto a una salina donde se extrae flor de sal.

Foto: Olaf Tausch / CC

92 / 218

Cala Varques (Mallorca)

Cala Varques es una pequeña cala de unos 70 metros de longitud es uno de esos rincones perdidos que aún se pueden encontrar en Mallorca. Acercarse a esta cala próxima a Manacor es casi hacer un viaje en el tiempo a la Mallorca de mediados del siglo pasado, pues permanece libre de presiones urbanísticas. Esta joya está dentro del Área Natural de Especial Interés de las Calas de Manacor. Su acceso solo es posible desde mar o bien caminando por un camino rural. Al llegar nos aguarda un paisaje bellísimo de aguas cristalinas, arenas blancas y un frondoso pinar, donde pasar un agradable día de baño.

Foto: Javier Álvaro

93 / 218

Playa de Cavalleria (Menorca)

Una de las playas más bellas y tranquilas del norte de Menorca. Con algo más de medio kilómetro de longitud se trata de un arenal virgen típico de esta zona de la isla, con arena gruesa y rojiza y entre acantilados. Destaca su extenso sistema de duna. Los lugareños advierten: Playa de Cavallería está muy expuesta a la tramontana por lo que recomiendan escoger otras playas en caso de que sople el viento.

Foto: AP

94 / 218

Playa del Torrent de Pareis (Mallorca)

El Torrente de Pareis (Torrent de Pareis) es un torrente que cruza la Sierra de Tramontana y llega hasta el mar Mediterráneo. Es la excursión reina para los amantes del senderismo que llegan hasta Mallorca. El trayecto es espectacular, y el premio está al llegar a la desembocadura donde se forma una pequeña cala (Sa Calobra) entre dos impresionantes acantilados de más de doscientos metros. Su acceso se realiza a pie a través de un túnel.

Foto: Fundación Destino Menorca

95 / 218

Cala Presili (Menorca)

Cala Presilli, o también conocida como Capifort, es una playa virgen poco frecuentada que se encuentra al norte de Menorca, en los límites de la zona protegida de la Albufera des Grau. Es la primera de las playas que se alcanzan desde el Faro de Favàritx, siguiendo el Camí de Cavalls, el camino que bordea la costa de Menorca. Sus aguas, protegidas por espigones naturales, son muy calmas. A diferencia de otras playas de la zona, ésta disfruta de arena fina y blanca.

Foto: Fundación Destino Menorca

96 / 218

Cala Pregonda (Menorca)

Es una de las playas más características de Menorca. Su singularidad está en los islotes que la salpican y que la protegen de las olas y de los vientos del norte. Su arena rojiza contrasta con el color turquesa del mar. La zona está protegida dentro de las Áreas Naturales de Especial Interés de la isla. El entorno se mantiene casi salvaje y no hay servicios de ningún tipo. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

97 / 218

Isla de Tabarca (Alicante)

Antiguo refugio de piratas berberiscos, la Isla de Tabarca es la única que está habitada en la Comunidad Valenciana. Se encuentra frente a la ciudad de Alicante y cerca del cabo de Santa Pola. Las aguas de este pequeño archipiélago están declaradas Reserva Marina del Mediterráneo. En verano llegan muchos visitantes a pasar el día desde otras localidades turísticas para disfrutar tanto de algunas de las más bellas playas de la isla como del puerto, donde se puede degustar el tradicional caldero tabarquino.

Foto: Turismo Canarias

98 / 218

Playa del Inglés, Valle Gran Rey (La Gomera)

Esta playa en las Islas Canarias es una leyenda para los hippies de los sesenta. Desde entonces, Valle Gran Rey está en el mapa de los últimos refugios de este movimiento cultural. No será la típica playa de arenas blancas; pero no le hace falta cuando lo que entrega es algo mejor: la sensación de libertad. Si quiere practicar el nudismo, este es tu lugar en La Gomera. Solo hay que tener cuidado con las corrientes y el fuerte oleaje que suele ser habitual en la zona.

Foto: Turismo Canarias

99 / 218

La Calera, Valle Gran Rey (La Gomera)

Entre los acantilados, peñascos y plataneras de Valle Gran Rey se ubica la playa de La Calera, la de mayor tamaño del municipio. Se trata de un arenal de arena negra y bolos con un kilómetro de longitud, en un entorno semiurbano. Por lo calmo de su mar es una muy buena opción para pasar un día de playa con niños. No te vayas sin ver la puesta de sol, porque es una de las más bellas que se pueden disfrutar en las Islas Canarias, o eso dicen los del lugar. 

Foto: Turismo Canarias

100 / 218

Playa de Papagayo, Yaiza (Lanzarote)

Esta es la joya de Lanzarote. El ocre del paisaje y la arena dorada contrasta con el esmeralda transparente de sus aguas. Situada en el sur de la isla, tiene forma de bahía por lo que está resguardada del viento y disfruta de aguas calmas ideales para chapuzones en familia. En verano suele estar muy frecuentada, pero sus dimensiones hacen que el espacio no se quede pequeño. Durante el baño se pueden disfrutar de vistas al islote de Lobos y la vecina Fuerteventura