Museos

1 / 300
museo-del-ron 0 0

Foto: Havana Club

1 / 300

El museo favorito de Jack Sparrow

No lejos de la Plaza Vieja, está el Museo del Ron Havana Club, donde un guía instruido bajo los principios de la revolución y el modelo cubano de empresa mixta ilustra al visitante sobre los secretos de este producto, desde la extracción de su esencia de la caña de azúcar hasta su embotellado y etiquetado.

 
5. White Bouncy Castle Sala Oval, foto Marta Mérida. 5. White Bouncy Castle Sala Oval

Foto: MNAC | Marta Mérida

2 / 300

¡Ah del castillo!

El cubo gigantesco que toma la forma de una especie de gran castillo hinchable de color blanco podría ser un dibujo animado, pero no, es el White Bouncy Castle, una instalación artística de los coreógrafos William Forsythe y Dana Caspersen con música de Joel Ryan. Aquí se viene a experimentar la euforia contagiosa de saltar sin parar. Esta colaboración del MNAC con el Grec Festival es fruto de la visión social y participativa que inspira todos los programas del museo, haciendo accesible el trabajo con artistas de disciplinas diversas a la mayoría de la población. El precio de 2 euros es popular y da derecho a 15 minutos de experiencia. Los responsables lo consideran un tiempo suficiente, ya que  —según comentan — saltar en comunidad es agotador.

1. White Bouncy Castle al Museu Nacional, foto Marta Mérida. 1. White Bouncy Castle al Museu Nacional

Foto: MNAC | Marta Mérida

3 / 300

Yo digo, salta, salta conmigo...

El enorme castillo inflable de color blanco (35m x 13m x 12m) ocupa la Sala Oval del Museu Nacional, convertida por unos días en una plaza pública abierta a la participación de todos. Quienes lo visiten están invitados a botar, rebotar, caer, inclinarse, tumbarse, reír, y volver a comenzar. Dada la elasticidad del material con el que se ha construido el castillo, el movimiento está asegurado aunque uno no quiera moverse. El cuerpo se desestabiliza  y la escena alcanza tintes de un humor absurdo contagioso. No se puede dejar de saltar como en un sonambulismo afectado por la composición musical creada por Joel Ryan. Por supuesto, clips, piercings, plumas, abrelatas y otros objetos punzantes están prohibidos en defensa de la diversión. Tampoco es un juego de niños, pues está permitido sólo a partir de los seis años.

Foto: iStock

4 / 300

Símbolo de resitencia contra el nazismo

En Gdansk se vivió la primera batalla de la Segunda Guerra Mundial: el 1 de septiembre de 1939 el ejército nazi entró en Polonia por la península de Westerplatte, justo enfrente de la ciudad. Un escaso grupo de militares polacos logró resistir heroicamente una semana. Del recuerdo de tal efeméride se encarga el Museo de la Segunda Guerra Mundial, abierto en marzo del 2017. Se trata de un edificio monumental con una fachada de líneas dinámicas diseñado por Studio Architektoniczne Kwadrat. En el interior, una exposición permanente se encarga de que el olvido no borre los espantos de la guerra.

Foto: iStock

5 / 300

Una memoria de acero

La plaza de la Solidaridad se encuentra junto a los antiguamente llamados Astilleros Lenin. Aún hoy, cuando el espacio alberga el imponente edificio de acero del Centro Europeo de Solidaridad diseñado por los arquitectos polacos FORT, se ha querido conservar la antigua valla de entrada con su nombre en la típica tipografía soviética. Más que un museo sobre los episodios de lucha social, el centro es un lugar de encuentro de los habitantes: hay un jardín de invierno, una biblioteca y un auditorio. Los viajeros verán compensado su interés histórico con una vistas espectaculares desde el mirador de los astilleros, plaza de la Solidaridad y el casco antiguo.

 

Foto: Switzerland Tourism

6 / 300

Acceso gratuito a museos

¿Y con todo lo que hay ahí afuera, ahora hay que meterse en un museo? Pues sí, porque Suiza es naturaleza, pero no se entiende sin conocer parte del arte y cultura que alberga en sus distintos museos que, por cierto, la mayoría están incluidos en el Swiss Travel Pass. Son más de 500 los que incluyen su visita; entre ellos, el Museo Nacional de Zúrich, el Museo Mundial del Fútbol de la FIFA de Zúrich, el El Muzeum Susch, uno de los museos nuevos del 2019, o el imprescindible Centro Paul Klee de Berna, para el que Renzo Piano proyectó un espectacular edificio de cubierta ondulada. 

Foto: FXCollaborative

7 / 300

Museo estatua de la libertad

La Estatua de la Libertad tiene postales, camisetas, imanes de la nevera y todo tipo de merchandising pop que uno pueda imaginar, pero aunque parezca raro el símbolo por excelencia de Estados Unidos aún no tenía su propio museo independiente. La firma encargada del diseño del museo es FXCollaborative. El nuevo espacio en Liberty Island cubre más de 2400 metros cuadrados y está montado como un recorrido por la fascinante historia del monumento mediante las tecnologías de inmersión más avanzadas del momento. Tras 133 años dando la bienvenida a Nueva York, ya tocaba que Miss Liberty tuviera su propio salón de la fama.

Foto: Studio Stefano Graziani, courtesy Muzeum Susch

8 / 300

Muzeum Susch: una cueva llena de arte

Ubicado en el Gran Valle de Engadin, un paraje idílico alpino nevado que inspira ingestas de chocolate caliente, está el museo más heterodoxo de Suiza. Y es que este poco convencional centro cultural ocupa los que fueron un antiguo monasterio medieval y luego una cervecería. De hecho, parte de las galerías ocupan la antigua gruta que servía para almacenar la birra. Todo se debe a la empresaria polaca Grażyna Kulczyk, quien adquirió el conjunto de edificios lejos de la órbita cultura de Zurich, Berna y Basilea, y encargó al dúo de arquitectos Chasper Schmidlin y Lukas Voellmy el desarrollo del proyecto - curiosamente, estos venían de reconvertir una gasolinera en la galería de arte Von Bartha, en Basilea-. El Muzeum Susch funciona como un laboratorio artístico que se desarrolla en 1.500 metros y cuenta con una residencia para artistas de todo el mundo. Abrió puertas en enero con la exposición A Woman Looking at Men Looking at Women.

Foto: RPBW | rendering by L’Autre Image

9 / 300

GES2 de Moscú: pura electricidad

La sede de la fundación V-A-C, establecida en Moscú desde 2009, ocupará en breves la antigua GES2, una central eléctrica histórica que data de principios de 1900 frente al río Moscova. El diseño futurista corre a cargo de Renzo Piano Building Workshop y se inaugurará parcialmente en septiembre de 2019 y el sitio estará plenamente operativo en la primavera de 2020. Es el futuro SoHo de Moscú, o, al menos, a eso aspira en un diálogo constante con la contemporaneidad que incluye piezas de un equipo de ensueño con autores como Francis Bacon, Alighiero and Boetti, Marcel Broodthaers, Liz Deschenes, Natalia Goncharova, Wade Guyton, Wassily Kandinsky, Lucy McKenzie, Amedeo Modigliani, Sigmar Polke.

 

Foto: DSRNY

10 / 300

The Shed: o todo sobre ruedas

La última novedad de Nueva York parece ideada por un científico loco de dibujos animados: su cubierta es flexible y se mueve sobre raíles. Toda una genialidad que responde a la necesidad de adecuar el espacio del edificio a cada uno de los eventos. El programa es igual de flexible que la cubierta, con conciertos, exposiciones, conferencias, danza y todo tipo de performances. El polifacético The Shed es una de las estrellas del nuevo barrio que está ya en boca de todos, el Hudson Yards. Se han encargado de él Diller Scofidio + Renfro y Rockwell Group y si su diseño ya está dando de qué hablar no lo hace menos la programación. Lo más destacado, ocho conciertos de Björk del 6 de mayo al 1 de junio para los que ya han colgado el cartel de “tickets agotados”.

Foto: GME

11 / 300

Gran Museo Egipcio: un museo para el faraón

Que sí, que no, que más adelante… Así llevan unos quince años, pero ya parece que el Gran Museo Egipcio abrirá parcialmente en 2019. Al menos, según su director, ya se ha alcanzado el 88 % de las obras realizadas. Una inversión estratosférica de 1.100 millones de dólares acogerá la mayor colección de arte y arqueología de la antigua cultura egipcia. Que el contenido sea ese no ha sido impedimento para un edificio futurista y rompedor, diseñado por los arquitectos Heneghan Peng, Buro Happold y Arup, que pone a Egipto en portada mundial. La sala dedicada a Tutankamón va a ser la estrella con más de 5.000 piezas proceden de la tumba faraónica. Desde los grandes ventanales del museo se divisarán las legendarias pirámides de Guiza.

 

Foto: Peabody Essex

12 / 300

Peabody Essex: en Salem no solo hay brujas

Salem, en Massachusetts, es más famoso por sus brujas que por este museo, a pesar de estar entre los los 20 museos más grandes de Estados Unidos. El nuevo edificio del Peabody Essex abrirá puertas en septiembre de 2019 y servirá para reestructurar el recorrido museístico por una de las mayores colecciones de arte asiático de Estados Unidos, ya que el espacio total dedicado a galerías de exposición crecerá en un 15%.

Foto: AgeFotostock

13 / 300

Centro Pompidou Shanghai: al dragón dormido le gusta el arte

La corriente artística francesa está viviendo días de expansión ajetreada y después de la llegada de Louvre a Abu Dhabi, le toca al Centro Pompidou hacer lo propio en Shanghai, donde inaugurará sede en la primavera de 2019. Del diseño del West Bund Art Museum se ha encargado la firma David Chipperfield Architects, quienes han preparado un complejo de edificios de baja altura en la Shanghai Corniche, conectando el distrito de Xuhui con el histórico Bund en un espacio que está llamado a concentrar todas las miradas de los pujantes coleccionistas de arte chinos. En España, hay otro Centro Pompidou más: el de Málaga, que abrió puertas en 2015 con obras destacadas de Francis Bacon, Picasso o Frida Khalo. ¡Todo un boquerón!

 

Foto: Academy Museum of Motion Pictures

14 / 300

Academy Museum of Motion Arts: de Oscar

Puestos a soñar, mejor hacerlo a lo grande, ¿y qué mejor que el cine para eso? Ahí está el Academy Museum of Motion Pictures, en Los Ángeles, el hogar de los zapatos rojos rubí de Dorothy en El mago de Oz, la máquina de escribir donde Alfred Hitchcock preparó el guión de Psicosis​, el tiburón de Spielberg o la nave espacial Aries 1B de 2001: Odisea del espacio, de efectos especiales, trucos y detalles sobre el mundo de las películas. Renzo Piano Building Workshop se ha encargado de rehabilitar el edificio de los populares almacenes May Company. Ahora destaca The Sphere, una estructura esférica que parece levitar en la fachada. Por supuesto, hay una terraza con vistas panorámicas al clásico cartel de las colinas de Hollywood.

Foto: Albertina Künstlerhaus

15 / 300

Albertina Künstlerhaus: un vals de arte

El clásico Museo Albertina de Viena recibió en 2018 una donación espectacular de más de mil obras de arte de Karlheinz Essl y su esposa Agnes, millonarios que estaban pasando por algún que otro apuro económico. La colección rondaba los 100 millones de euros e incluía piezas de Cindy Sherman, Tony Cragg, Karel Appel, Georg Baselitz, Alex Katz y Neo Rauch, entre otros. Con todo eso encima, sólo cabía una posibilidad: ampliar de nuevo el museo. Ahora la totalidad de la Colección Essl se podrá ver en la nueva segunda ubicación del museo, en la Karlsplatz.

 

Foto: SHF Architect- Franco Stella

16 / 300

Humboldt Forum: un nuevo distrito cultural

Que Berlín es una ciudad enérgica ya no es noticia. Por eso a nadie le sorprendió que en 2002 se anunciara la reconstrucción del histórico Palacio Real para albergar un nuevo distrito cultural en el corazón de la ciudad. Un megaproyecto que puso su primera piedra en 2013 y que parece que en noviembre de este año por fin se estrenará de forma escalonada. El Humboldt Forum funcionará como un lugar de encuentro multidisciplinar en el que cabe desde el arte a la ciencia, pasando por la religión, la política y los negocios, con el fin de tratar de ayudar a buscar respuestas sobre el presente a todo aquel que se aventure por esos derroteros. Van a ver exposiciones permanentes: la Exposición de Berlín (Stadtmuseum Berlin und Kulturprojekte Berlin), el Museo Etnológico y el Museo de Arte Asiático (Staatliche Museen zu Berlin - Stiftung Preußischer Kulturbesitz), y el Laboratorio Humboldt (Humboldt-Universität zu Berlin). Para los que necesiten más, tienen a un tiro de piedra la Isla de los Museos.

17 / 300

Bauhaus Museum Weimar: ¿Qué hay de nuevo, viejo?

Los amantes de la arquitectura tenían anotado el centenario de la Bauhaus igual que los aficionados a la cosmología anotan en su calendario cada uno de los eclipses solares o lunares que habrá en diez años. Ya estamos en ello. Desde abril de 2019, ha abierto puertas la Bauhaus Museum Weimar, situado en el lugar original de la primera sede de la escuela. La exposición se enfoca en la primera fase de la mítica corriente que revolucionó la arquitectura contemporánea.

18 / 300

Bauhaus Museum Dessau: sigue siendo novedad

El próximo septiembre, hará lo propio la Bauhaus Museum Dessau. El nuevo museo, diseñado por la firma barcelonesa Addenda Architects, albergará la segunda mayor colección del mundo sobre la Bauhaus: cerca de 50.000 piezas, y es que no cada año se cumple un centenario ni hay un eclipse solar, ¿verdad?

 

Foto: CC | Nigel Young

19 / 300

Museo Norton de Arte: Vuelta a los orígenes

Cuando creces y creces, se puede perder la esencia. Es lo que le pasó al fascinante Norton Museum of Art, en West Palm Beach, Florida. El edificio original se completó en 1941 siguiendo con todo detalle el manual de estilo Art Deco, alrededor de un patio central, pero tras sucesivas ampliaciones, y con el paso de los años, fue perdiendo su identidad. Para reconducir la situación se recurrió a la galáctica firma británica Foster + Partners. Inaugurada la expansión, el museo fundado por Ralph Hubbard Norton y su esposa Elizabeth Calhoun Norton vuelve a sus orígenes. Más de 7.000 obras, con una especial atención en arte europeo, estadounidense y chino. Las obras han dejado espacio para un gran césped en el que hay un café ideal para relajarse con vistas a esculturas de Claes Oldenburg o Keith Haring entre otros.

Foto: AgeFotostock

20 / 300

Nuevo acceso a la Isla de los Museos: el “guardarropa más caro del mundo”

Aunque no lo parezca, los berlineses tienen mucho humor, hasta el punto de bautizar una de las nuevas joyas arquitectónicas de la ciudad como  el “guardarropa más caro del mundo”. Así llaman al edificio diseñado por David Chipperfield que se ha tardado en construir veinte años y que ha costado unos 134 millones de euros. El nuevo edificio, que lleva el nombre de James Simon (1851–1932) para recordar su legado en la ciudad de Berlín, es en la práctica una esbelta hilera de columnas que ha de servir para organizar el acceso a la Isla de los Museos, uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad con más obras de arte por m2. El diseño de la galería destaca por el uso de elementos clásicos que busca integrarse en un diálogo con el resto de los edificios museísticos. También hay una zona de venta de entradas, una cafetería, una tienda de recuerdos de los museos, salas de conferencias y exposiciones y, por supuesto, un guardarropa.

Foto: Fundació Mies van der Rohe

21 / 300

Los viejos rockeros nunca mueren

(Av. Francesc Ferrer i Guàrdia, 7)

No destaca al modo monumental. Pero es que el enfoque de Ludwig Mies van der Rohe para el pabellón que debía representar a Alemania en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 fue mucho más sutil. El resultado fue un éxito incontestable que lo llevó a ser reconstruido por iniciativa de Oriol Bohigas en 1988 y a estar considerado como uno de los clásico indiscutibles de la arquitectura contemporánea. La experiencia del espacio conmueve a cualquiera. El uso de los materiales -vidrio, acero y cuatro clases de mármol- está supeditado a transmitir el ideal de modernidad, mientras que el uso exacto de las proporciones horizontales y de la estructura del edificio buscan replicar la ingravidez,  asegurando una absoluta fluidez entre el interior y el exterior del edificio.

 

Foto: iStock

22 / 300

¡Hágase la luz!

(Plaça dels Àngels, 1)

Ya en 1989 se presentaba el proyecto de Richard Meier como un edificio moderno que buscaba la relación directa con su entorno urbano más inmediato. Hoy basta pasearse una tarde por los alrededores para comprobar que el objetivo se logró de sobras. El audaz edificio, que responde a la personal interpretación formal del racionalismo del estadounidense, se convirtió en símbolo de Barcelona en la época de  Pasqual Maragall. El concepto buscaba traer luz al barrio del Raval. Se logró combinando volúmenes rectos y curvos en radical blanco y dejando pasar la luz exterior al interior a través de galerías abiertas, grandes lucernarios, aberturas, rendijas en los muros y los lucernarios de la cubierta. Así, algunos forjados se separan de la línea de la fachada y de los cerramientos permitiendo la continuidad de la luz cenital. Miquel Barceló, Jean Michel Basquiat, Miguel Ángel Campano y Antoni Tàpies son algunos de los artistas que reciben la luz natural en la colección del MACBA.

Foto: Turismo de Irlanda

23 / 300

Donde nació el Titanic

Si algo hizo popular a Belfast en su momento fueron los astilleros de Harland & Wolff, donde todavía si uno cierra los ojos, puede escuchar los golpes de martillo que resonaban día tras día mientras sus miles de trabajadores construían incansables el Titanic. Hoy, ese esfuerzo y su resultado, está representado por un enorme edificio que simula el gran buque y que es un museo que puede visitarse, al que ni el mismísimo James Cameron pudo resistirse. Tal y como aseguran desde la web del país, el barrio conocido como Titanic Belfast se alza como conclusión natural a un relato local y global, “un orgulloso símbolo del legado de la construcción naval de la ciudad y a la vez un brillante monumento a la tecnología y una hazaña arquitectónica”.

Getty Images

24 / 300

El nuevo Museo de Ordos

Massimo Ripani / Fototeca 9x12

25 / 300

Museos Capitolinos

Exhiben pintura y escultura desde la época de la antigua Roma hasta el siglo XVI. Ocupan el Palacio Nuevo y el de los Conservadores.

 

Massimo Pignatelli / Fototeca 9x12

26 / 300

Palacio Borghese

El Sátiro danzante (copia del siglo II de una escultura griega) es una de las obras clásicas del Palacio Borghese, un museo de arte repleto de pinturas de Caravaggio y esculturas de Bernini.

 

Foto: AgeFotostock

27 / 300

El Cairo, Egipto

Este año será, por fin, el que verá las puertas abiertas del Gran Museo Egipcio, que se convertirá en el mayor museo de arqueología del mundo. Tras 15 años de trabajos, el centro, con 168.000 metros cuadrados de superficie, ofrecerá un recorrido desde la Prehistoria hasta la época grecorromana, pasando, por supuesto, por las dinastías faraónicas. Sin duda, un hito cultural a tener muy en cuenta a pesar de los años convulsos que está pasando Egipto.

 

Foto: AgeFotostock

28 / 300

Ciudad de México, México

Ciudad de México rompe con toda imagen de ciudad, en ella domina más la horizontalidad que la verticalidad. Es la urbe hecha extensión. Y ahora, desde 2108, ha pasado a ser reconocida como la primera urbe americana en ser nombrada Capital Mundial del Diseño. No es para menos, a sus muchas librerías, la ciudad suma más de 150 museos, entre ellos el inabarcable Museo Nacional de Antropología como uno de los mejores museos de historia del mundo. El Museo Soumaya ha pasado a concentrar en sus dos sedes gran parte de la historia del diseño y de arte del mundo. El edificio de su sede en Plaza Carso, inaugurado en 2011, es todo un icono de la ciudad y fue diseñado por el arquitecto mexicano Fernando Romero. En un paseo creativo por la ciudad también hay que incluir la visita al barrio de Coyoacán, donde se encuentran la Casa Azul de Frida Kahlo y el Museo Estudio de Diego Rivera. Por comer, no hay nada de qué preocuparse, en Ciudad de México nunca faltará sitio.

Foto: AgeFotostock

29 / 300

Dessau, Alemania

Los amantes de la arquitectura lo tenían marcado en rojo en la agenda viajera: En 2019, Alemania celebra por todo lo alto el centenario de la Bauhaus, el movimiento arquitectónico  fundado en Weimar en 1919 y que floreció alrededor de la escuela de arquitectura, arte y diseño de Dessau. El evento a partir del cual girará la fiesta del diseño será el Bauhaus Museum Dessau, que estrena sede nueva. El nuevo museo permitirá por primera vez mostrar al público la totalidad de la colección, formada por 49.000 objetos catalogados. Sin duda, un buen plan para viajar a Alemania, al que hay que sumar la celebración del 30º aniversario de la caída del Muro de Berlín (en 1989).

Foto: CosmoCaixa Barcelona

30 / 300

Tintín y la Luna, en el CosmoCaixa hasta mayo de 2019

Tintín y la Luna. Cincuenta años de la primera expedición tripulada está estructurada en dos partes: una, centrada en Hergé y sus dos títulos míticos que llevaron a Tintín a la Luna, Objetivo: la Luna y Aterrizaje en la Luna; y, por otro lado, una parte que desarrolla el recorrido científico desde el momento en que Galileo observó por primera vez la Luna (en 1609) hasta la llegada al satélite vecino de la Tierra. La exposición se puede ver en el CosmoCaixa de Barcelona, hasta el 26 de mayo de 2019.

 

Foto: Museo del Orinal

31 / 300

Hasta los reyes tiene que ir al baño

Este es uno de los museos más curiosos de España. Ubicado en Ciudad Rodrigo (Salamanca) y abierto en 2006, el Museo del Orinal acoge la colección de José Mª del Arco “Pesetos”, compuesta por más de 1300 orinales y escupideras originales, procedentes de 27 países, de entre los siglos XIII hasta el siglo XX. Entre las piezas se encuentran desde miniaturas de casas de muñecas hasta bacines de más de medio metro realizados en todo tipo de materiales: cerámica, latón, oro, plata, cristal...

Foto: Kippelboy / Wikicommons

32 / 300

El mundo en miniatura

Besalú es la localidad en la que se encuentra el curioso museo de Micromundi donde las miniaturas y microminiaturas son las protagonistas. En él se puede ver objetos como una caravana de camellos dentro del ojo de una aguja, un conjunto de joyas sobre una pepita de manzana o la torre Eiffel encima de una semilla de amapola. El ideólogo de este museo fue el joyero Lluis Carreras que ha reunido una colección de más de 5.000 piezas realizadas por artistas de todo el mundo: Rusia, México, China, Italia, Francia, España...

Foto: AgeFotostock

33 / 300

El nuevo acceso a la Isla de los Museos

El nuevo edificio ha sido diseñado por el estudio del arquitecto británico David Chipperfield, residente en Berlín desde hace años. Se trata de una monumental galería blanca con 4.600 m2 útiles. Destaca por su esbelta columnata que se asoma al río Spree y otros elementos de la arquitectura clásica que buscan integrar el nuevo edificio en el conjunto del resto de espacios museísticos de la Isla de los Museos, declarada Patrimonio de la Humanidad, en 1999.

 

Foto: AgeFotostock

34 / 300

Un acceso abierto en el verano de 2019

El próximo verano de 2019 entrará en funcionamiento la galería James Simon, pensada para servir de enlace con el resto de los museos de la isla. También servirá como espacio para exposiciones temporales, cafetería, librería, guardarropa y un auditorio para conferencias, conciertos y pases de películas. ¡Tendremos que estar pendiente de las próximas programaciones!

 

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

35 / 300

Jugo de ojo de oveja

Este plato es típico de Mongolia y se remonta al siglo XII. Se elabora con zumo de tomate, vinagre y ojos de oveja.

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

36 / 300

Pene de toro

Este plato en Asia es toda una delicatessen mientras que en Bolivia lo consideran afrodisíaco. 

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

37 / 300

Huevo centenario

Este plato chino también se conoce como "huevo milenario" y se elabora a partir de huevos de gallina, pato o codorniz preservados en en cal viva, arcilla, cenizas y diversos minerales alcalinos durante semanas o meses. 

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

38 / 300

Altar del queso apestoso

El Museo de los Alimentos Repugnantes ha preparado un altar con los quesos que peor huelen del mundo.

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

39 / 300

Casu Marzu

Típico de las islas de Córcega y Cerdeña, este queso, cuyo nombre significa "queso podrido", se caracteriza por estar infestado de larvas de mosca vivas. 

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

40 / 300

Cuy

Conocido en algunos países como conejillo de indias, en Perú el cuy y su carne es una de las comidas típicas de la región peruana de Arequipa. 

Foto: Anja Barte Telin / Museo de los Alimentos Repugnantes

41 / 300

Balut

Toda una delicia en Asia, el balut es un huevo de pato ya fertilizado con su embrión dentro.

Foto: Museo de los Alimentos Repugnantes

42 / 300

Murciélago de la fruta

Considerado una delicatessen en países como Indonesia, Tailandia, Guam o Vietnam, la carne de murciélago se cocina en diferentes platos con curry, en sopas o estofada.

Foto: Whitney Museum of American Art

43 / 300

Andy Warhol – From A to B and Back Again

Foto: John Lewis Marshall / Rijksmuseum

44 / 300

Visitar el Rijksmuseum

Este es el Museo Nacional de Ámsterdam y fue fundado en el 1800. En su colección se encuentran casi todos los grandes maestros holandeses de los siglos XV al XVII: desde Rembrandt hasta Jan Vermeer o Nicolaes Maes. También posee pinturas de otros artistas extranjeros como Goya, Rubens o Fra Angélico. Además de la colección permanente, a menudo organiza otras temporales también muy interesantes.

 

Foto: Museo Van Gogh

45 / 300

Museo Van Gogh

Otro de los museos más importantes de Ámsterdam es el Museo Van Gogh. Con más de 200 obras del pintor, la pinacoteca alberga la mayor colección del mundo de obras de Van Gogh. 'Los girasoles', 'Almendro en flor' o 'El sembrador' son algunos de los cuadros que se pueden ver expuestos en sus paredes. Este museo, en un esfuerzo por difundir la obra y la persona del artista neerlandés, también organiza talleres, actividades y otros eventos relacionados con la figura de Van Gogh.

Foto: Museo Hermitage de Ámsterdam

46 / 300

Visitar el Hermitage de Ámsterdam

El Hermitage de Ámsterdam es el mayor museo satélite del Hermitage de San Petersburgo. Se encuentra en un edificio del siglo XVII, el Amstelhof, a orillas del río Amstel. La exposición principal es itinerante y cambia cada seis meses. Cuenta también con dos exposiciones permanentes: una narra la historia de la dilatada relación entre Rusia y los Países Bajos, mientras que la otra se centra en la historia del edificio Amstelhof, que durante 324 años fue una residencia de ancianos.

Foto: Museo Momias de Quinto

47 / 300

Museo momias de Quinto

El Museo de Momias de Quinto es el primero en su género en toda España. El encuentro de las momias fue casual y sucedió durante la ejecución de unas obras de rehabilitación para acondicionar el edificio de la antigua iglesia de la Asunción, que data del S. XV y había sufrido años de abandono y destrozos desde la Guerra Civil Española. Tras el hallazgo, se decidió reconvertir el edificio en museo para exponer los 15 cuerpos momificados.

Foto: Museo Momias de Quinto

48 / 300

Las momias de Quinto tienen mucho que contarnos

El Museo de Momias de Quinto es una suma de intereses científicos, culturales y de desarrollo rural. El proyecto se aleja del simple morbo para poner al visitante frente a frente ante la muerte de forma natural y con rigor científico. Para la entidad, lo importante es toda la historia que las momias nos cuentan. El sorprendente estado de conservación de las cuerpos permitió que estos revelaran secretos del pasado.

Foto: Museo Momias de Quinto

49 / 300

Desde bebés de pocos meses a ancianos religiosos

El Museo de las Momias de Quinto expone hasta quince cuerpos momificados de forma natural. Son cinco varones, dos mujeres, cinco niños y tres niñas que fueron enterrados bajo el suelo de la iglesia a finales del siglo XVIII.

Foto: Museo Momias de Quinto

50 / 300

Un sorprendente estado de conservación

Las momias expuestas en el museo de Quinto tienen un grado de conservación excepcional. Esto hace que cada cadáver funcione como una cápsula del tiempo. En la imagen, una de las momias que capta más la atención de todos los visitantes.