Playas

151 / 426

Foto: WSCN

151 / 426

Gold Coast (Australia)

Famosa por el sol y el surf, Gold Coast, en Australia, se prolonga a lo largo de 57 Kilómetros de costa. Y es que, en menos de un siglo, la zona ha pasado de ser un conjunto de aldeas costeras a ser uno de los destinos mundiales más famosos del surf. En 1977, esta ciudad y región costera acogió el “Stubbies Surf Classic”, la considerada primera competición de surf del mundo moderno. Desde entonces, el surf es una parte fundamental en la cultura de Gold Coast, hogar de grandes profesionales y surfistas.

Foto: WSCN

152 / 426

Durban (Sudáfrica)

Durban es una gran ciudad ubicada en la costa este de Sudáfrica. Presume de ser el mayor puerto del país y de África. Su reputación se debe a su clima subtropical y a las extensas playas de la ciudad. Un auténtico imán para turistas nacionales e internacionales, muchos de ellos interesados en el surf, cuya tradición se remonta a años atrás. Durban es cuna de muchos de los surfistas más famosos del mundo. 

Foto: WSCN

153 / 426

Newcastle (Australia)

Newcastle, en las tierras tradicionales de los pueblos Awabakal y Worimi , es la segunda ciudad más antigua y la séptima más grande de Australia. Su relación con el mar viene de tiempos remotos y sería complicado no encontrar a un habitante sin relación alguna con el océano. En la zona, se cuenta con unos cien emplazamientos en los que se puede hacer surf todo el año y con cualquier marea. Merewethe, Reserva Nacional de Surf de la ciudad, es uno de estos lugares. La cultura surf en Newcastle refleja el modo de vida natural de la ciudad, que ha sido hogar de célebres surfistas como el cuatro veces campeón del mundo Mark Richards, el más joven en ganar un evento del World Tour. 

Foto: WSCN

154 / 426

Viana do Castelo (Portugal)

Es la ciudad atlántica situada más al norte de Portugal, en la desembocadura del río Lima. Localizada a unos 30 minutos de Oporto y a sólo 40 minutos de Vigo (Galicia, España), es una zona de paisajes bellísimos y patrimonio cultural. Además, cumple con unas características propicias para la práctica del surf con olas prácticamente todo el año. Este deporte llegó a la zona a finales de 1987, pero se ha desarrollado una industria muy competitiva en poco tiempo en playas como la de Cabedelo, Rodanho, Afife, Vila Praia de Âncora y Moledo. 

Foto: WSCN

155 / 426

Ericeira (Portugal)

Con sus aguas claras y ricas en yodo, Ericeira es un destino turístico costero de los más importantes de Portugal. La ciudad, además, está a sólo 35 kilómetros del norte de Lisboa y ofrece un ambiente perfecto para el surf. Playas de gran calidad como Praia da Foz do Lizandro, Praia de São Lourenço, Praia de São Sebastião o Praia da Ribeira d'Ilhas, atraen cada año a amantes del surf y otras prácticas deportivas que tengan que ver con olas y viento. La costa de Ericeira está formada por característicos acantilados rocosos junto con calas íntimas. El surf llegó a Ericeira bien entrada la década de los 70 y, desde entonces, ha sido la capital del surf portugués. 

Foto: WSCN

156 / 426

New Plymouth (Nueva Zelanda)

New Plymouth se encuentra ubicada en la costa oeste de la Isla Norte de Nueva Zelanda (frente a Australia). El surf se inició en la zona con los primeros surfistas californianos que llegaron en la década de los 50. Resultó que el Cabo de Taranaki, bañado por el Mar de Tasmania, resultó ideal para la práctica de este deporte por la gran variedad de olas que ofrece prácticamente durante todo el año. A pesar del frío, en los meses de junio a noviembre, se dan las mejores olas.  

Foto: WSCN

157 / 426

Santos (Brasil)

En el litoral del Estado de São Paulo, en Brasil, encontramos la ciudad de Santos, considerada cuna del surf brasileño. Desde que se surfearon las primeras olas, en 1938, el municipio no ha dejado de crecer alrededor de esta práctica deportiva. Se calcula que hoy en día hay aproximadamente unos 5.000 practicantes de esta modalidad. Número que indica el éxito de su escuela pública de surf, donde se ha trabajado en la promoción de un surf inclusivo. Por ejemplo,  aquí se lanzó la primera tabla para ciegos del mundo.  

Foto: WSCN

158 / 426

Arica (Chile)

La ciudad de Arica (en Chile) está ubicada en la región andina y limita con Perú y Bolivia, muy cerca del misterioso desierto de Atacama. En esta zona, la práctica del surf se remonta a los años 70. La variedad de rompientes de calidad durante todo el año y para todos los niveles, las extensas playas y el clima han convertido a esta ciudad en una de las mecas del surf en Sudamérica

Foto: Gtres

159 / 426

8. Playa Bonita, República Dominicana

La principal cualidad por la que esta playa recibe su nombre es su sencillez. En la playa Bonita confluyen los principales elementos de un idílico retiro caribeño: palmeras, arena fina y aguas cristalinas alejadas de coches y vendedores. Una playa poco frecuentada, ideal para sumergirse en los verdes y azules del Caribe, y olvidarse del resto del mundo por unos días.

Foto: Gtres

160 / 426

10. Benagil, Portugal

La región del Algarve, en Portugal, es famosa por albergar algunas de las playas mas bellas de la costa atlántica en la península Ibérica. Y precisamente allí está la playa de Benagil, enclave donde confluyen el bosque mediterráneo con las aguas del océano Atlántico. Un pequeño emplazamiento de arenas marrones y abierto al mar entre cuyos acantilados circundantes el visitante puede aventurarse en la exploración de las múltiples cuevas formadas por la erosión del mar.

Foto: Gtres

161 / 426

11. Los Roques, Venezuela

El de los Roques es un paraíso natural y uno de los secretos mejor guardados del del litoral venezolano. Es famoso por sus paradisiacas playas y por tener algunos de los fondos submarinos más impresionantes del Caribe. Una visita a los Roques ofrece la posibilidad de elegir entre múltiples cayos e islotes invitando al visitante a perderse entre una multitud de exuberantes recovecos.

 

Foto: Gtres

162 / 426

16. Curaçao, Países Bajos

La de Curaçao, oficialmente País de Curaçao, es una pequeña isla de unos 444 kilómetros cuadrados situada al nororeste de Venezuela que en la actualidad pertenece a los Países Bajos​​. En ella podremos encontrar una amplia variedad de playas, diseminadas en su mayoría a lo largo de la calma y protegida costa suroeste de la isla, donde las aguas son tranquilas y límpidas, y en donde los submarinistas podrán disfrutar del mismo modo de la belleza del mundo submarino en su máximo esplendor.

Foto: Gtres

163 / 426

22. South Male, Maldivas

Situadas en el Océano Índico, al sur de la India, las Islas Maldivas es uno de los destinos predilectos para el turismo de playa. En ellas las posibilidades se tornan infinitas, ya que se trata de un conjunto de 1.200 islas coralinas distribuidas en 26 grandes atolones que se extienden a lo largo de unos 300 kilómetros cuadrados. Con un invariable clima cálido y húmedo, se trata de un paraíso de aguas turquesas en el que hallar un remanso de paz y tranquilidad en cualquier momento del año.

Foto: Gtres

164 / 426

25. Cannon Beach, Estados Unidos

Cannon Beach es una de playas del estado de Oregón que aún conserva el encanto las pequeñas ciudades americanas gracias a la estricta legislación local que ha evitado el acceso de las grandes cadenas hoteleras. Sus arenas se extienden a lo largo de más de 16 kilómetros, convirtiéndola en un escenario perfecto para pasear a la orilla del mar, y en el que se puede disfrutar de la observación de una gran diversidad de flora y fauna. Además, las singulares formaciones rocosas que emergen de sus aguas y que reciben los nombres de Haystack Rock y Needles, hacen del lugar uno de los escenarios mas pintorescos de las costa estadounidense.

Foto: Gtres

165 / 426

30. Calanque de Maubois, Francia

Agay es una región costera de la Provenza francesa famosa por la belleza de sus paisajes. Bien en el interior, o bien en la costa, la tranquilidad y la naturaleza han sido valores historicamente reivindicados y conservados por sus habitantes En su litoral encontraremos, entre otros mágicos rincones, la Calanque de Maubois, un lugar paradisiaco poco masificado debido al limitado acceso de los coches. El destino perfecto para quien busque la nada desdeñable mezcla de aguas cristalinas, playas limpias y tranquilidad absoluta a las orillas del Mediterráneo.

Foto: Turismo de Andalucía

166 / 426

Playa de Calahonda, Nerja (Málaga)

Esta pequeña playa de arena y grava oscura se ubica en el centro de Nerja, en la provincia de Málaga, junto al balcón de Europa, un mirador con vistas panorámicas sobre el mar famoso en todo

Foto: Turismo de Andalucía

167 / 426

Playa de Burriana, Nerja (Málaga)

Esta playa está considerada como la mejor del municipio malagueño de Nerja; así que con derecho debe figurar entre las mejores playas de Andalucía. Se encuentra ubicada en el extremo oriental de la ciudad y debido a su fama suele ser muy concurrida

Foto: Westend61 / Getty images

168 / 426

Rincones secretos del Algarve

Los acantilados de la playa de Benagil, en pleno del Algarve portugués, esconden una gruta circular con una breve playa a la que solo se llega a nado o a remo.

Foto: Gonzalo Azumendi

169 / 426

Ría Formosa

Largas franjas de arena separadas de tierra firme por lagunas distinguen el paisaje de este parque natural, que se prolonga a lo largo de 60 kilómetros por la costa algarviana. En la fotografía, la playa de Cancela Velha y el golf de Quinta da Ria.

Foto: Luca Da Ros / Fototeca 9x12

170 / 426

Carvoeiro, uno de los pueblos más bonitos del Algarve

Es uno de los pueblos de pescadores que mejor conservan el carácter marinero de la costa del Algarve y que se encuentra en el camino que lleva hasta la ciudad de Lagos.

Foto: Pawel Kazmierczak / Shutterstock

171 / 426

Playa Marinha del Algarve

Los acantilados que delimitan esta cala próxima a Carvoeiro anuncian las murallas rocosas del cabo San Vicente, el extremo sudoccidental de la Península Ibérica.

Foto: Gtres

172 / 426

Playa de Formentor (Mallorca)

Esta ensenada, también conocida como Cala Pi de la Posada, se encuentra a 20 kilómetros de Alcúdia. Es conocida por su hotel, donde se hospedaron actores como John Wayne y escritores como Octavio Paz. Es una de las playas más extensas de Mallorca, con casi un kilómetro en la que los montes sirven de abrigo a los vientos. En sus aguas cristalinas llegan a reflejarse los pinos y encinas. Su belleza la convierte en una playa con una alta densidad de ocupación, por lo que en los meses de verano lo mejor será llegar pronto.

Foto: Gtres

173 / 426

Playa de Es Trenc (Mallorca)

Una de las pocas playas vírgenes que quedan en Mallorca. Esta maravilla de arena blanca y fina y aguas turquesas la encontramos cerca de la localidad de Campos, aunque bien podría pasar por una playa del Caribe. Lo único que la delata son los pinos que la rodean. Este arenal se divide en dos: Ses Covetes, donde se practica el nudismo, y Ses Salines, junto a una salina donde se extrae flor de sal.

Foto: Olaf Tausch / CC

174 / 426

Cala Varques (Mallorca)

Cala Varques es una pequeña cala de unos 70 metros de longitud es uno de esos rincones perdidos que aún se pueden encontrar en Mallorca. Acercarse a esta cala próxima a Manacor es casi hacer un viaje en el tiempo a la Mallorca de mediados del siglo pasado, pues permanece libre de presiones urbanísticas. Esta joya está dentro del Área Natural de Especial Interés de las Calas de Manacor. Su acceso solo es posible desde mar o bien caminando por un camino rural. Al llegar nos aguarda un paisaje bellísimo de aguas cristalinas, arenas blancas y un frondoso pinar, donde pasar un agradable día de baño.

Foto: Turismo de Ibiza

175 / 426

Cala d'Hort (Ibiza)

A pesar de su reducido tamaño, Cala d’Hort es una de las mejores playas de Ibiza. Lo es por los paisajes que la rodean (en frente, los islotes de Es Vedrá y Es Vedranell), el entorno natural donde se conserva y por el agua de color turquesa que hará las delicias de los más playeros. En los días de viento se puede practicar surf. 

Foto: Turismo de Ibiza

176 / 426

Cala Saladeta (Ibiza)

Si buscas una playa de Ibiza digna de postal es probable que escojas Cala Saladeta, la hermana pequeña de la popular Cala Salada. Se trata de una pequeña ensenada de arena fina rodeada por suaves colinas con frondosos pinos que llegan justo al mar. Su entorno apenas está urbanizado; pero eso no evita que Cala Salada esté masificada en los meses de verano, al contrario. Por ello, la alternativa está en su vecina y más pequeña, Cala Saladeta, a la que se llega siguiendo un estrecho sendero. Sin duda, dos calas dignas de estar entre las mejores playas de Islas Baleares.

Foto: Turismo de Ibiza

177 / 426

Playa Aigües Blanques (Ibiza)

Un auténtico edén para los amantes del nudismo. Playa Aigües Blanques (Aguas Blancas) se encuentra al noroeste de la isla de Ibiza. Se trata de un arenal de unos 300 metros de largo, abierto al viento y bajo un impresionante acantilado que le confiere la atmósfera propia de una playa salvaje. Es normal ver a bañistas untados en barro, y es que el mineral que forma el acantilado es famoso como regenerador natural de la piel. El acceso a la playa se hace a través de un camino con una pendiente pronunciada.

Foto: Turismo de Ibiza

178 / 426

Platges d'en Comte (Ibiza)

Para muchos, una de las más bellas de Ibiza. Su paisaje, un horizonte salpicado de islotes y con una puesta de sol de anuncio, muestra la esencia natural de la isla. La zona, a unos 8 kilómetros de Sant Josep, es una sucesión de diversas calas de pequeñas dimensiones y de arena blanca, más gruesa que fina. Todo ello hace que las playas tengan una alta densidad de ocupación sobre todo en verano. Es el precio que hay que pagar por una de las mejores playas de España.

Foto: Javier Álvaro

179 / 426

Playa de Cavalleria (Menorca)

Una de las playas más bellas y tranquilas del norte de Menorca. Con algo más de medio kilómetro de longitud se trata de un arenal virgen típico de esta zona de la isla, con arena gruesa y rojiza y entre acantilados. Destaca su extenso sistema de duna. Los lugareños advierten: Playa de Cavallería está muy expuesta a la tramontana por lo que recomiendan escoger otras playas en caso de que sople el viento.

Foto: AP

180 / 426

Playa del Torrent de Pareis (Mallorca)

El Torrente de Pareis (Torrent de Pareis) es un torrente que cruza la Sierra de Tramontana y llega hasta el mar Mediterráneo. Es la excursión reina para los amantes del senderismo que llegan hasta Mallorca. El trayecto es espectacular, y el premio está al llegar a la desembocadura donde se forma una pequeña cala (Sa Calobra) entre dos impresionantes acantilados de más de doscientos metros. Su acceso se realiza a pie a través de un túnel.

Foto: Mateu Bennàssar | Turismo Formentera

181 / 426

Calo des Mort (Formentera)

Parece un rincón del mundo destinado a la felicidad. Una cala de gran belleza donde desconectar de las rutinas diarias al contacto con la naturaleza. A parte de ser una de las más bellas, Calò des Mort, en la parte más oriental de de la gran bahía de Migjorn, es una las playas más tranquilas de Islas Baleares. Se trata de una pequeña ensenada que rompe en un mar calmo como el de una piscina y que nos transporta al ambiente marinero pasado del archipiélago.

Foto: Jaume Capellà | Turismo Formentera

182 / 426

Platja de Ses Illetes (Formentera)

Este paraíso de arena blanca y aguas turquesas se ubica en el parque natural de ses Salines en la isla de Formentera. Es del todo excepcional; tanto que no hace mucho fue escogida como la mejor playa de Europa y una de las mejores del mundo por la calidad de sus aguas (gracias a la esencial posidonia) y la belleza de los paisajes de la zona.

Foto: Guiomar Huguet

183 / 426

Calò des Moro (Mallorca)

Por su belleza, esta pequeña cala, ubicada a seis kilómetros de Santanyí, está entre las mejores playas de Mallorca y siempre aparece destacada en todo listado de mejores playas de España. Se trata de una cala de arena fina y blanca y rocas. Sus aguas turquesas son tan cristalinas que los laúd que llegan parecen levitar sobre el mar. El acceso es complicado por un sendero que acaba en una escalera de piedra y roca. Si no madrugas, en verano será casi imposible que encuentres un hueco para tu toalla.

Foto: Fundación Destino Menorca

184 / 426

Macarella y Macarelleta (Menorca)

Cala Macarella es una de las calas más famosas de Menorca. Tal vez, junto a Cala Turqueta, sea la más fotografiada. También es la más masificada durante los meses de verano; pero es que, ¿quién se puede resistir a esta belleza? Colindante, a menos de 10 minutos caminando, encontramos Cala Macarelleta de igual belleza aunque más pequeña. Ambas son dos paraísos vírgenes que sin duda están en todas las listas de las mejores playas de España

Foto: Fundación Destino Menorca

185 / 426

Cala Presili (Menorca)

Cala Presilli, o también conocida como Capifort, es una playa virgen poco frecuentada que se encuentra al norte de Menorca, en los límites de la zona protegida de la Albufera des Grau. Es la primera de las playas que se alcanzan desde el Faro de Favàritx, siguiendo el Camí de Cavalls, el camino que bordea la costa de Menorca. Sus aguas, protegidas por espigones naturales, son muy calmas. A diferencia de otras playas de la zona, ésta disfruta de arena fina y blanca.

Foto: Fundación Destino Menorca

186 / 426

Cala Pregonda (Menorca)

Es una de las playas más características de Menorca. Su singularidad está en los islotes que la salpican y que la protegen de las olas y de los vientos del norte. Su arena rojiza contrasta con el color turquesa del mar. La zona está protegida dentro de las Áreas Naturales de Especial Interés de la isla. El entorno se mantiene casi salvaje y no hay servicios de ningún tipo. 

Foto: Vicent Bosch | Arxiu València Turisme

187 / 426

Playa Racó de Mar, Canet de Berenguer (Valencia)

El faro del municipio de Canet de Berenguer parece recordarnos que estamos en un lugar de arraigo marinero. Su playa es extensa, algo más de un kilómetro de largo arena fina y dorada dunas con importante flora y fauna. Es una de las playas más bellas de la provincia de Valencia. Está dotada con todo tipo de infraestructura y servicios, incluso un punto accesible para facilitar el baño para el público con necesidades especiales.

Foto: Arxiu Tourist Info Oliva

188 / 426

Playa de Terranova, Oliva (Valencia)

Al norte del municipio de Oliva, en la provincia de Valencia y encajada entre dos barrancos, se encuentra esta pequeña playa de no más de 200 metros de longitud. Es una cala de arena fina y un agua cristalina rodeada de dunas de gran importancia ecológica.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

189 / 426

Playa norte de Peñíscola (Castellón)

Peñíscola es una de las localidades más turísticas de la Comunidad Valenciana. Ha sido escenario natural de distintas películas y la silueta de su castillo de fondo es inconfundible. La playa Norte es la más próxima al casco antiguo de Peñíscola y suma cinco kilómetros de arena fina alternados con bolos en las zonas más alejadas de la localidad. Esta playa urbana está equipada con pasarelas y accesos adaptados a todo tipo de públicos. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

190 / 426

Playa del Carregador, Alcossebre (Castellón)

La belleza de las playas de Alcocéber (Alcossebre) demuestra que en la Costa de Azahar, en la provincia de Castellón, se encuentran algunas de las mejores playas de la comunidad valenciana. En esta localidad bañada por el mediterráneo hay hasta cinco playas para escoger. Destacamos la playa del Carregador, en el centro del Alcocéber, que cuenta con cerca de un kilómetro de arena fina y cuidada. A pesar de ser una playa urbana con todo lujo de instalaciones, en la parte sur, se hallan dunas propias de un lugar virgen.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

191 / 426

Playa La Devesa (Valencia)

A sólo 15 minutos de la ciudad de Valencia se encuentran importantes ecosistemas como la playa de la Devesa del Saler. Ésta última, también conocida como playa de la Malladeta, pertenece a la franja de arena que separa la Albufera del Mediterráneo. Su principal atractivo es ese: el encontrarse dentro del Parque Natural de la Albufera. Son casi cinco kilómetros de arena fina y dunas donde se permite el nudismo.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

192 / 426

Cala la Granadella, Jávea (Alicante)

Una joya de cala. Un entorno de postal con aguas cristalinas de color turquesa hace de ésta una de las habituales en la lista de mejores playas de España. Se encuentra en la zona meridional de Jávea (Xàbia). Es una playa de grava y rocas blancas ideal para la práctica del submarinismo. A pesar de ser una cala de aspecto salvaje, cuenta con varios servicios e instalaciones que la convierten en la favorita de muchos alicantinos y visitantes. Por ello, su ocupación en los días de más calor de verano es alta. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

193 / 426

Playa Muchavista, El Campello (Alicante)

Más de tres kilómetros de fina arena y panorámica a las sierras del norte de Alicante para esta playa urbana en el municipio de Campello. Se accede a ella desde un típico paseo con palmeras de pueblo de playa, muy animado las tardes de verano junto a los chiringuitos. En su prolongación hacia el sur se convierte en la playa de San Juan. Sus accesos están adaptados a todo tipo de públicos.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

194 / 426

Playa del Albir, Alfaz del Pi (Alicante)

Benidorm es una de esas ciudades que están ligadas con el desarrollo turístico desde hace tiempo en el litoral valenciano. Es algo así como la capital del turismo en la Comunidad Valenciana. Pues bien, para los que quieran escapar del ajetreo de Benidorm, está la localidad de Albir, en el municipio de Alfaz de Pi. La playa semiurbana de Albir es de cantos rodados pequeños y suaves y no de arena, lo cual puede ser una ventaja para los que no les gusta llevarse la arena pegada a casa. Sus aguas translúcidas son ideales para los amantes de snorkel.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

195 / 426

Playa Tamarit, Santa Pola (Alicante)

Al sur de la localidad de Santa Pola, junto al enclave protegido del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, se encuentra esta pequeña y semiurbana playa dotada con todo tipo de servicios. Por sus condiciones de viento, se trata de una de las mejores playas de Valencia para los amantes del kitesurf o la vela. Su arena es fina y el agua limpia sin grandes desniveles a la hora de entrar en el agua. 

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

196 / 426

Isla de Tabarca (Alicante)

Antiguo refugio de piratas berberiscos, la Isla de Tabarca es la única que está habitada en la Comunidad Valenciana. Se encuentra frente a la ciudad de Alicante y cerca del cabo de Santa Pola. Las aguas de este pequeño archipiélago están declaradas Reserva Marina del Mediterráneo. En verano llegan muchos visitantes a pasar el día desde otras localidades turísticas para disfrutar tanto de algunas de las más bellas playas de la isla como del puerto, donde se puede degustar el tradicional caldero tabarquino.

Foto: Turismo de la Comunidad Valenciana

197 / 426

Playa del Portet, Teulada-Moraira (Alicante)

Una joya de la Costa Blanca. Al abrigo de un cabo, es una de las mejores playas del litoral de la Comunidad Valenciana. Se trata de una bella cala de fina arena y aguas calmas y cristalinas que es ideal para baños en familia ya que tiene poca profundidad y su fondo carece de desniveles bruscos. Por ello, en los meses de verano su ocupación suele ser alta. En el paseo que la circunda hay multitud de chiringuitos donde acabar una mañana estupenda de sol y playa comiendo.

Foto: Turismo Región de Murcia

198 / 426

Playa Paraíso, Cartagena (Murcia)

En la Manga del Mar menor, uno de los enclaves más turísticos de la región de Murcia, se encuentra esta playa semiurbana de casi un kilómetro de largo. Tiene diversos servicios para ayudar a pasar un día agradable de playa sin más pretensiones, debido a ello, su ocupación en verano suele ser alta. Alrededor de la playa hay algunas salinas y dunas de interés ecológico.

Foto: Turismo Región de Murcia | Sergio González

199 / 426

Playa Carolina, Águilas (Murcia)

Este arenal merece estar entre las mejores playas de España. Forma parte del paraje conocido como “Cuatro Calas”, junto al límite con Almería y que muchos consideran como el último refugio virgen del Mediterráneo de la región de Murcia: La Carolina, junto a Calarreona, Higuerica, Cala Cerrada o Cocedores no son solo playas, son paisaje protegido y pertenecen a la Red Natura 2000 por su importancia en cuanto a biodiversidad. En concreto, la playa Carolina, de fina y abundante arena, es la de más fácil acceso. 

Foto: Turismo Región de Murcia | Sergio González

200 / 426

Playa de Calblanque, Cartagena (Murcia)

Las mejores playas de Murcia se encuentran en el ámbito del Parque Regional de Calblanque, ubicado a mitad de camino entre los municipios de Cartagena y La Unión. Son por derecho propio algunas de las playas mejor conservadas del Mediterráneo en el Sur. En la Manga del Mar Menor, en Cartagena, encontramos esta pequeña playa de arena fina y dorada que mide aproximadamente unos 300 metros. En la playa de Calblanque encontramos uno de los más bellos paisajes de Murcia a la vez que nos podemos bañar en unas aguas azules y transparentes.