Playas

201 / 426

Foto: Turismo Región de Murcia

201 / 426

Playa de Percheles, Mazarrón (Murcia)

Esta playa de arena gris y fina arropada entre dos formaciones rocosas en sus extremos es pequeña en dimensiones (apenas 300 metros de largo y 16 metros de ancho); pero es una de las más bellas de la región de Murcia. No hay construcciones alrededor y se mantiene en su estado virgen. Este arenal fue siempre marinero. Parece ser que su nombre tiene que ver con el arte de secar la pesca en unas perchas especiales. Dado su estado natural apenas tiene equipamientos.

Turismo de Andalucía

202 / 426

Playa de la Caleta (Málaga)

El barrio de la Caleta, como también el Limonar, aparece en Málaga a finales del S. XIX cuando la burguesía malagueña comenzó a construirse palacetes y villas para huir del centro. Así esta playa toma su  nombre del burgués barrio al que pertenece. La playa tiene una longitud de un kilómetro de arena fina y suele llenarse de bañistas por su fácil acceso y proximidad al centro histórico de Málaga. Su acceso está adaptado y está equipada con lo necesario para pasar un agradable día de playa.

Turismo de Andalucía

203 / 426

Playa de Bajamar, Vélez-Málaga (Málaga)

La playa de Bajamar es una playa ubicada en el turístico municipio de Vélez-Málaga. Es una playa con arena oscura de reducidas dimensiones (apenas 800 metros de largo y 25 de ancho). Por el contrario, su nivel de ocupación es bajo por lo que es ideal para pasar un día de playa alejados del bullicio que hay en otros arenales de la zona. Es una de las playas de Málaga en las que se permite la práctica del nudismo. 

Turismo de Andalucía

204 / 426

Playa de Matalascañas (Huelva)

Esta es una de las playas más populares de la provincia de Huelva. Con ambiente familiar, se trata de una extensa playa de arena fina y blanca con algo más de cinco kilómetros de extensión. Lo que la convierte en una de las más grandes de la Costa de la Luz. Está dotada con diferentes instalaciones y con un paseo peatonal desde el que observar la Peña, o también la Piedra, que sobresale en su orilla. Se trata de la antigua Torre de la Higuera, que se encuentra así desde el fuerte maremoto de Lisboa en 1755. 

Turismo de Andalucía

205 / 426

Acantilado de Asperillo, entre Mazagón y Matalascañas (Huelva)

En el pequeño municipio de Almonte, en pleno Parque Natural del Entorno de Doñana, encontramos este paisaje singular, considerado como una de las formaciones costeras más peculiares de España. Se trata del Monumento Natural Acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles totalmente virgen que ocupa más de doce hectáreas de costa. Si Marte tuviera mar, tal vez el paisaje sería muy similar a este. Es espectacular pasear a lo largo de la extensa playa y ver las distintas tonalidades de ocres, naranjas y negros en los distintos niveles estratificados. Calma y tranquilidad, aunque el acceso sea algo complicado.

Turismo de Andalucía

206 / 426

Caletilla, Almuñécar (Granada)

Podemos decir que el municipio de Almuñécar es la capital de la Costa Tropical, que es como se conoce al litoral de la provincia de Granada. Cuenta con cerca de 20 kilómetros de costa, con cerca de una treintena de playas, entre la que destaca la Caletilla como una de las más apreciadas por los vecinos del lugar. Esta playa urbana de arena oscura y grava es una de las mejores de Andalucía, sobre todo para los que buscan un lugar tranquilo para disfrutar de un día en familia. 

Turismo de Andalucía

207 / 426

Cala La Rijana, Gualchos (Granada)

Entre las mejores playas de la Costa Tropical de Granada, a pesar de que se llega a ella a través de un corto túnel. Aislada y de pequeñas dimensiones, apenas unos 250 metros de una fina línea de arena oscura y bolos, disfruta de un mar azul y cristalino. Abrazada por las grandes rocas que llegan justo al mar, se caracteriza por las ruinas de una antigua torre vigía que brinda uno de los paisajes más reconocibles del litoral de la provincia. Carece por completo de equipamientos.

Turismo de Andalucía

208 / 426

Playa de Calahonda, Motril (Granada)

Perteneciente al pequeño municipio de Motril, la de Calahonda es una de las playas favoritas de muchos veraneantes para disfrutar de la Costa Tropical en la provincia de Granada. Es una playa de arena gruesa y oscura y aguas trasparentes bastante grande bien equipada y con acceso adaptados. Hay que tener especial cuidado con los niños y personas que no sepan nadar ya que la entrada a la playa es abrupta. 

Turismo de Andalucía

209 / 426

Playa los Genoveses, Níjar (Almería)

Una bahía para un arenal de cine (por su belleza, pero también por haber sido escenario de numerosas películas). La playa de los Genoveses, en Almería, está formada por dunas de arena fina y dorada salpicadas por chumberas y pitas autóctonas. Es uno de los rincones más bellos del Parque Natural Cabo de Gata y, de hecho, acostumbra a aparecer siempre en la lista de las mejores playas de España. Está ubicada en el valle del Campillo del Genovés, un lugar sin apenas construcciones y sin carreteras asfaltadas que se conserva en su estado más puro. Se puede acceder andando desde el núcleo urbano de San José. Sus aguas nos reciben en un abrazo calmo. No cuenta con equipamiento ni su acceso está adaptado para personas con movilidad reducida.

Turismo de Andalucía

210 / 426

El Playazo, Rodalquilar (Almería)

Tan impresionante y extenso es este arenal virgen que los del lugar la llamaron así: el playazo. Sin duda, es una de las mejores playas de Andalucía. Es otra de las muchas opciones que tenemos para perdernos en el Parque Natural Cabo de Gata. Un kilómetro de arena fina en el entorno desértico de Almería. No es fácil acceder a esta belleza, pues hay que seguir un camino de 3 kilómetros que parte en los alrededores del municipio de Rodalquilar. Pero el esfuerzo vale la pena; además, durante en el paisaje del camino se encuentra la Torre de los Alumbres, de  estilo renacentista, construida en 1510 para la defensa del valle de Rodalquilar contra los piratas berberiscos. 

Turismo de Andalucía

211 / 426

Playa de los Muertos, Carboneras (Almería)

A pesar del nombre, para muchos, aquí se encuentra el agua más azul y cristalina de la zona de la provincia de Almería. Eso sí, no es fácil llegar... Precisamente por ello, Playa de los Muertos se mantiene libre de masificaciones. Es un arenal perfecto para practicar el naturismo. Que sus aguas sean cristalinas no significa que el baño sea familiar. Al contrario, con viento fuerte de levante, es una playa peligrosa. A pesar de todo ello, o por todo ello, la playa de los Muertos merece estar entre las mejores playas de Andalucía.

Turismo de Andalucía

212 / 426

Ensenada de Mónsul, Níjar (Almería)

Una de las playas más cinematográficas de España. Ésta es la playa de Indiana Jones y también la de Lawrence de Arabia y, más reciente, también la de David Bisbal… El escenario natural es una maravilla: 400 metros de arena oscura y fina divididos por un pintoresco tómbolo conocido como “la peineta”. Se encuentra en la zona protegida del Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería. Sus aguas son cristalinas y su fondo marino es rico, por lo que es ideal para hacer snorkel. Es tan popular que durante el verano suele estar muy concurrida; pero fuera de temporada se siente la intimidad de uno de los paisajes más bellos de la costa de Andalucía.

Turismo de Andalucía

213 / 426

Playa de la Guardia, Salobreña (Granada)

Esta playa de arena gruesa y de poco más de un kilómetro se ubica en la bahía de la Caleta, bajo el castillo de Salobreña, en la Vega de la Guardia. Es uno de los rincones con más encanto de la Costa Tropical, en Granada. Es ideal para relajarse, desconectar y volver cargados de energía. Todas las playas de Salobreña tiene su propio encanto; pero en playa de la Guardia, hay una zona protegida que ha conseguido regenerar el ecosistema “Arrecifes de Salobreña”  por lo que es un atractivo añadido para los amantes del submarinismo. 

Turismo de Andalucía

214 / 426

Costa de Maro, Nerja (Málaga)

Nerja fue un día pueblo de pescadores; hoy sus estrechas casas blancas en pendiente son un centro turístico de la provincia de Málaga. Su principal atractivo está en sus playas, que habitualmente aparecen entre las mejores de España, entre ellas la playa de Maro, o también conocida como la Cala de Maro, una de las mejores playas de Andalucía. Su acceso es fácil, tiene aguas cristalinas, vegetación que llega al borde de una arena gruesa y oscura. La peculiar cala se encuentra en el  Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo, una franja de costa protegida que se extiende hacia el mar y que brinda al viajero algunos de los paisajes más espectaculares de la región. 

Turismo de Andalucía

215 / 426

Playa de La Caleta (Cádiz)

Esta playa de arena fina y dorada es todo un símbolo en la ciudad de Cádiz y, sin duda, una de las mejores playas de Andalucía. Mide 650 metros de longitud y está ubicada entre los Castillos de Santa Catalina y San Sebastián. Es de esas playas urbanas que no tienen nada que envidiar a los arenales vírgenes de otras zonas. Y es que aquí la belleza la pone el bello entorno urbano, en el que destaca tanto el balneario de Nuestra Señora de la Palma y del Real y las fortificaciones defensivas, como los atardeceres. Los atardeceres de Cádiz deberían considerarse Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por su gran belleza.

Turismo de Andalucía

216 / 426

Playa de Bolonia, Tarifa (Cádiz)

El camino de acceso a este arenal nos da una perspectiva de la belleza virgen del lugar: dunas y arena fina y un mar cristalino. A muy pocos kilómetros de Tarifa, en la provincia de Cádiz, es una de las pocas playas vírgenes que se conservan en el sur de España. Se trata de una playa extensa que mide cerca de 4 kilómetros que presenta algunas singularidades a destacar como la Duna de Bolonia, monumento natural y clave en la riqueza ecológica de la zona y la antigua ciudad romana de Baelo Claudia. 

Turismo de Andalucía

217 / 426

Costa de Mazagón, Palos de la Frontera-Matalascañas (Huelva)

Las playas vírgenes de Mazagón son una buena forma de conocer los encantos de la Costa de la Luz, en Andalucía. Estamos hablando de cerca de 30 kilómetros de playas, entre Mazagón y Matalascañas. En esta extensión hay una gran variedad de arenales que escoger: desde la propiamente conocida como playa de Mazagón, familiar y urbana, pasando por la playa Puente Vigía, menos frecuentada que la anterior, hasta las playas vírgenes de Doñana, como el Monumento Natural Acantilado del Asperillo que es una de las formaciones costeras más singulares de España

Foto: Barcelona es molt més | Albert Miró

218 / 426

Playa de San Sebastià, Sitges (Barcelona)

La costa de Sitges, uno de los municipios más carismáticos de Cataluña, es una de las más populares y concurridas del litoral catalán. Alrededor de la ciudad hay más de cuatro kilómetros de costa y unas 18 playas, una interesante oferta cultural, gastronomía y ocio nocturno. Por todo ello, el lugar es escogido por familias y también es uno de los destinos destacados de forma internacional entre los de ambiente gay. Del amplio listado de playas, las hay para todos los gustos, pero quizá la más representativa sea la playa de Sant Sebastià, junto con La Fragata, entre el casco antiguo y el puerto deportivo de Sitges. Con ambiente marinero, es una playa familiar con una longitud de unos 200 metros de fina arena. Desde la playa se disfruta de vistas panorámicas del casco antiguo. El arenal dispone de todos los servicios y su acceso está adaptado a todo tipo de público. 

Foto: Barcelona es molt més | Josep Cano

219 / 426

Playa de Ribes Roges, Vilanova i la Geltrú (Barcelona)

En esta playa de arena fina tiene hogar la diosa griega Pasífae, madre del Minotauro. Y es que la escultura de Òscar Estruga es todo un icono de esta playa urbana dotada de todos los servicios necesarios para pasar un día agradable de baño en familia. La playa se ubica en un entorno urbano y residencial, en el animado paseo de Ribes Roges. Además, colindante a este popular arenal se encuentra el Parc de Ribes Roges, una zona verde con numerosos árboles y jardines con un circuito de trenes en miniatura. 

Foto: Barcelona es molt més | Felipe J. Alcoceba

220 / 426

Playa de Ocata, Masnou

Por su proximidad a la ciudad de Barcelona podría pasar por una más de las playas de la ciudad condal; pero no, pertenece a la localidad del Masnou. Para disfrutar de este sorprendente arenal basta subirse al tren e invertir media hora de trayecto. Sus cerca de 2,5 kilómetros suele disfrutar cada año del distintivo de bandera azul. Tiene zona habilitada para la práctica del nudismo

Foto: Barcelona es molt més | Albert Miró

221 / 426

Les Casetes de Garraf (Barcelona)

Esta playa de 380 metros de longitud, arena fina y piedras, fue en su día un pequeño barrio marinero. Hoy aún se conservan las barracas de madera de característicos colores blanco y verde que los marineros usaban para guardar sus útiles y que dan nombre a la playa. Se ubica en el núcleo urbano de Garraf, a menos de media hora de trayecto en tren, y es un espacio de calma que dispone de duchas y baños públicos.

Foto: Turismo Costa Brava | Josep Miquel Guasch

222 / 426

Calas de Cap de Creus (Girona)

¿Buscas calas espectaculares? El Cap de Creus concentra en una reducida zona geográfica muchas de las mejores playas de España. En el norte de la Costa Brava, se encuentra el Parque Natural de Cap de Creus, El cabo es una prolongación de los Pirineos hasta el mar y es el punto más oriental de la península Ibérica. Aquí están algunas de las calas más espectaculares de España, como Cala Culip, con una geología y un mar espectaculares. Otras calas igualmente imprescindibles en la zona son Cala Prona, Cala Jugadora y Cala Culleró.

Foto: Turismo Costa Brava | Francesc Tur

223 / 426

Playa de Castell, Palamós (Girona)

Más que una playa, un símbolo. Es uno de los pocos arenales que se conservan totalmente vírgenes de la Costa Brava, o al menos así se le considera desde que los vecinos de la zona lucharan para conservarlo tal cual lo encontramos. Tiene forma de una media luna de unos 300 metros de arena fina rodeada de bosques de pinos y de campos de cultivo que son regados por el canal de l’Aubi que desemboca en la playa.  Además, la playa de Castell tiene cerca una serie de vestigios arqueológicos de gran valor como el poblado ibérico, en uno de sus extremos, que data del S. I d.C. 

Foto: Turismo Costa Brava | Vicky Pirata

224 / 426

Cala Aiguablava, Begur (Girona)

En esta pequeña cala encontramos todas las características que hacen famosa a la Costa Brava: acantilados, vegetación densa de pinares y aguas cristalinas. En concreto, es la calidad del agua la que da nombre a esta pequeña cala del litoral de Begur: Cala Aiguablava ("agua azul" en catalán). Con escasos 100 metros de longitud y de arena fina y dorada, esta cala es una de las más famosas de Cataluña. A su bello entorno hay que sumarle las comodidades de su equipamiento y sus accesos adaptados a todo los públicos.  

Foto: Turismo Costa Brava | Vicky Pirata

225 / 426

Cala Sa Tuna, Begur (Girona)

Esta cala es digna de postal. En su origen fue un barrio marinero, y  todavía conserva su encanto con algunas bellas casas tradicionales que dotan el lugar de un aire pintoresco. Sa Tuna es una cala semiurbana situada en el municipio de Begur, en el corazón de la Costa Brava. La playa de unos 80 metros de grava está ubicada próxima al camino de ronda, lo que invita a explorar el entorno y disfrutar de las vistas. Se encuentra protegida de las olas y corrientes por la punta d’es Plom por lo que sus baños en aguas transparentes son tranquilos. Dispone de una rampa de acceso y está equipada con diferentes servicios. 

Foto: Turismo Costa Brava | Clàudia Cama

226 / 426

Cala Aigua Xelida, Tamariu (Girona)

Es una de esas calas mágicas de la Costa Brava. Se encuentra en el municipio de Tamariu, en Palafrugell, y es el punto de llegada del camino de ronda que pasa a través de bosques de pinos y que parte de Cala Pedrosa. Sus dimensiones son reducidas, pero no la belleza del enclave: pinos y rocas que llegan al mar. Uno de los bañistas más ilustres de esta cala fue el famoso escritor Josep Pla. 

Foto: Turismo Costa Brava | Pere Durán

227 / 426

Cala Pola, Tossa de Mar (Girona)

A tan solo 4 kilómetros de Tossa de Mar, municipio de la provincia de Girona que cuenta con algunas playas y calas de gran belleza, se encuentra esta característica cala de la Costa Brava, de arena gruesa y dorada y aguas cristalinas hasta las que desciende las montañas de alrededor  completamente cubiertas de pinos. En esta ensenada de gran belleza paisajística, el mar se muestra calmo, por lo que es ideal para baños con niños.  

Foto: Turismo Costa Brava | Raria Geli

228 / 426

Cala Montjoi, Roses (Girona)

Esta playa de arena oscura y bolos es una de las más familiares de la Costa Brava. Se ubica en el interior del Parque Natural del Cap de Creus, desde el que se ven algunas de las mejores puestas de sol de todo Cataluña. La cala es de carácter semiurbano, escasamente edificada, se halla en una zona apartada y de gran belleza. A su alrededor y a muy poca distancia, se encuentran algunos de los lugares de buceo más conocidos del litoral de Begur. La Cala Motjoi es también ideal para navegar en kayak, siendo sus aguas calmas al encontrarse protegida por la punta de la Ferrera.

Foto: Turismo Costa Brava | Maria Geli i Pilar Planaguma

229 / 426

Gola del Ter, Torroella de Montgrí (Girona)

La desembocadura del río Ter forma un paisaje curioso que se aleja de los tópicos de la Costa Brava. Aquí no encontrarás acantilados ni bosques de pinos que alcanzan casi la orilla del mar. Pero eso no significa que no nos encontremos en una de las playas más bellas de Cataluña. Esta playa, también conocida como playa de la Fonollera es un espacio tranquilo de fina arena de una gran importancia ecológica. A medida que el río llega a su desembocadura, se forman lagunas entre dunas y juncos, desembocando en forma de lengua de arena entre agua dulce y salada.

Foto: Turismo Costa Brava | Santi Font

230 / 426

Playa de Sant Pere Pescador (Girona)

La playa de Sant Pere Pescador, ubicada entre la desembocadura del río Fluvià y la del Riuet, es la que tiene mayor extensión de toda la bahía de Roses. Suma algo más de 6 kilómetros de arena fina y dunas de poca profundidad. Dada su extensión, está dividida en diferentes zonas, cada una con su propio nombre, y hay espacio para todos los públicos. Es especialmente conocida porque algunas zonas son perfectas para la práctica del windsurf y kitesurf. También dispone de otros rincones para los naturistas. 

Foto: Turismo Costa Brava | Maria Geli i Pilar Planagumà

231 / 426

Playa del Portitxol, Empúries

A esta playa de arena fina y dorada y aguas tranquilas se puede llegar a pie desde el paseo marítimo de Empúries, municipio de la Costa brava donde se ubica. Su acceso es fácil y es por ello que su ambiente es familiar entre formaciones rocosas y bosques de pinos. Próximo hay un mirador con bellas vistas a la bahía de Roses, la costa de Empúries y el casco urbano de L’Escala. En la costa hay una serie de salientes rocosos que ofrecen una gran oportunidad para la práctica de snorkel. Frente a la playa se ubica el Hotel Empúries, un popular edificio histórico que data de principios del s. XX y que fue construido para alojar a los arqueólogos de las ruinas de Empúries.

Foto: Turisme Costa Daurada | Rafael López-Monné

232 / 426

Playa Penya Tallada, Salou (Tarragona)

Se trata de uno de los paisajes más bellos de la costa rocosa de Tarragona. La Penya Talla (“peña cortada” en catalán) es una cala pequeña e íntima que se caracteriza por una formación rocosa erosionada en forma de pared que entra directa en el mar. Se accede a través de una escalera que desciende hasta el arenal. No cuenta con equipamientos, pero a cambio nos permite disfrutar de su belleza salvaje. Sin duda, todo un clásico entre las mejores playas de Cataluña.

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

233 / 426

Cala Jovera, Tamarit (Tarragona)

Un castillo para una playa. El de Tamarit es un arenal pequeño a los pies de un castillo, lo que lo convierte en uno de los más pintorescos de Cataluña. Ubicada en el término municipal de Tarragona, esta cala de arena fina y dorada y aguas tranquilas, es el espacio en el que se encuentran los restos de un antiguo poblado amurallado que se remonta al siglo XI. Cerca de Tarragona, todos los placeres de una playa salvaje pero con servicios como aseos y duchas, por lo que es ideal para ir con niños. El acceso no es apto para todos los públicos.  

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

234 / 426

Playa El Torn, Hospitalet de l'Infant (Tarragona)

Se trata de una de las clásicas playas naturistas de la costa de Tarragona. La playa de naturista El Torn se ubica cerca del municipio de Hospitalet de l’Infant, en la Costa Daurada de Tarragona. Esta zona se caracteriza por un litoral limpio de aguas cristalinas gracias a la presencia de praderas de posidonia. Con cerca de 2 kilómetros de arenal, es un espacio declarado de interés natural rodeado de pinos y montañas que descienden hasta el mismo mar. Cuando se llega a este paraje es fácil olvidar los complejos turísticos que se han ido desarrollando a lo largo de los años en algunas zonas del litoral de Cataluña.

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

235 / 426

Cala Fonda (Tarragona)

La Cala Fonda, o, popularmente, Waikiki (sí, como la de Hawai), es una playa de arena gruesa de difícil acceso, sin servicios ni instalaciones de ningún tipo. Por contrapartida, mantiene su belleza salvaje en el espacio del bosque de la Marquesa que se ha librado de los desarrollos urbanísticos de esta parte de la costa de Cataluña. Muy conocido por los amantes del nudismo, este paraíso cercano a Tarragona se alcanza caminando desde las populares playa de la Móra (al norte) y desde la playa Larga (al sur).

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

236 / 426

Playa de Altafulla (Tarragona)

Pasear por el bello casco antiguo de este municipio de la costa de Tarragona es viajar en el tiempo e impregnarse el ambiente marinero. La playa se encuentra algo más alejada, es urbana, por lo que tiene todos los servicios necesarios para pasar un cómodo día de playa. Dispone de acceso adaptado a todos los públicos. Es una clásica entre las playas con calidad Bandera Azul de la costa de Cataluña.

Foto: Turisme Costa Daurada | Joan Capdevila

237 / 426

Playa de Creixell (Tarragona)

Esta playa semiurbana de casi dos metros de longitud es una de las mejores de la Costa Daurada para disfrutar de un día de baño en familia. Es de la clase de playas a la que es fácil llegar y tiene todos los servicios necesarios y accesos adaptados. Además, se puede combinar con una visita al casco antiguo del municipio de Creixell.

Foto: Ivonne Peupelmann / Age Fotostock

238 / 426

Islas Togean

Este archipiélago volcánico de Sulawesi presenta espectaculares fondos marinos y una jungla bien conservada. Se accede en barco desde Ampana o Gorontalo.

Foto: Turismo Canarias

239 / 426

Playa del Inglés, Valle Gran Rey (La Gomera)

Esta playa en las Islas Canarias es una leyenda para los hippies de los sesenta. Desde entonces, Valle Gran Rey está en el mapa de los últimos refugios de este movimiento cultural. No será la típica playa de arenas blancas; pero no le hace falta cuando lo que entrega es algo mejor: la sensación de libertad. Si quiere practicar el nudismo, este es tu lugar en La Gomera. Solo hay que tener cuidado con las corrientes y el fuerte oleaje que suele ser habitual en la zona.

Foto: Turismo Canarias

240 / 426

La Calera, Valle Gran Rey (La Gomera)

Entre los acantilados, peñascos y plataneras de Valle Gran Rey se ubica la playa de La Calera, la de mayor tamaño del municipio. Se trata de un arenal de arena negra y bolos con un kilómetro de longitud, en un entorno semiurbano. Por lo calmo de su mar es una muy buena opción para pasar un día de playa con niños. No te vayas sin ver la puesta de sol, porque es una de las más bellas que se pueden disfrutar en las Islas Canarias, o eso dicen los del lugar. 

Foto: Turismo Canarias

241 / 426

Playa de Papagayo, Yaiza (Lanzarote)

Esta es la joya de Lanzarote. El ocre del paisaje y la arena dorada contrasta con el esmeralda transparente de sus aguas. Situada en el sur de la isla, tiene forma de bahía por lo que está resguardada del viento y disfruta de aguas calmas ideales para chapuzones en familia. En verano suele estar muy frecuentada, pero sus dimensiones hacen que el espacio no se quede pequeño. Durante el baño se pueden disfrutar de vistas al islote de Lobos y la vecina Fuerteventura

Foto: Turismo Euskadi

242 / 426

Playa de Arrigunaga, Getxo (Vizcaya)

Esta playa de arena fija y una longitud de unos 600 metros está ubicada en la zona interna de la ría de Bilbao, en el barrio de Algorta, en el municipio de Getxo. Su paisaje está dominado por los bellos acantilados de La Galea desde los que tendremos vistas al Abra. Llegar a esta playa desde Bilbao puede ser muy cómodo: se llega en metro hasta la estación de Bidezabal. La playa de Arrigunaga, junto a la playa de Ereaga son las únicas en Bizkaia en las que ondeará la Bandera Azul en 2017.

Foto: Turismo Canarias

243 / 426

Playa de Nogales, Puntallana (La Palma)

Para muchos la playa más bella de La Palma y una imprescindible en la lista de mejores playas de España. Playa de Nogales se encuentra en el municipio montañoso de Puntallana. En el contexto de un paisaje rural con montañas, senderos, verde y mar, es ideal para pasar un día alejados del mundo. Se accede a ella tras descender un acantilado durante unos quince minutos. Debido a las intensas corrientes los bañistas deben tener especial precaución. En cambio, para los amantes del surf, es una de las mejores playas de Islas Canarias para coger olas. 

Foto: Turismo Canarias

244 / 426

Playa de Benijo, Taganana (Tenerife)

En el norte de la isla se encuentra uno de los arenales más bellos de Tenerife y una de las playas más bellas de España. Playa de Benijo es de origen volcánico, siendo su arena negra el principal motivo  de sorpresa para el viajero. Se trata de una playa salvaje alejada de núcleos urbanos, por lo que no tiene equipamiento y su acceso se realiza tras caminar unos quince minutos por senderos y escaleras. A cambio se puede disfrutar de atardeceres antológicos como el de la imagen. Pura naturaleza, sin trampa ni cartón que la convierte en una de las playas más espectaculares de España.

Foto: Turismo Canarias

245 / 426

Charco Azul, La Frontera (El Hierro)

No solo de playas vive el baño veraniego. En El Hierro, también se puede disfrutar de las características piscinas naturales que se encuentran en muchos lugares del archipiélago canario. Pero la del Charco Azul, en el municipio de La Frontera, es tal vez la más representativa. La perfección solo puede llegar de la mano de la naturaleza, aunque estas piscinas se han adaptado para un disfrute más seguro y relajado. El contraste que crea la lava al contacto de las aguas turquesas acompaña los baños placenteros. ¡Una verdadera joya! 

Foto: Turismo Canarias

246 / 426

Cala de Tacorón, La Restinga (El Hierro)

A los herreños les gustan las cosas sencillas y bellas. El mejor ejemplo: Cala de Tacorón. La isla de El Hierro es más famosa por la calidad de sus aguas submarinas que por sus playas; pero esta cala, cerca del municipio de La Restinga, es una excepción. Suma ocres y negros al azul de un mar calmo. No obstante, en esta zona del archipiélago de las Islas Canarias, el océano se llama mar de las Calmas. Se ubica próxima a la Reserva Marina del Mar de Las Calmas, por lo que es ideal para la práctica de snorkel

Foto: Turismo Canarias

247 / 426

Charco Verde, Puerto Naos (La Palma)

Esta cala de fina arena negra, ubicada en el suroeste de La Palma, en Islas Canarias, a apenas dos kilómetros de Puerto Naos, está en un ambiente rural de bella naturaleza. Rodeada de acantilados y plataneras, es pequeña pero acogedora. Una buena opción para pasar un día de playa con niños dado que goza de un mar calmo. También es muy apreciada para los pescadores de la zona. Además, su acceso está adaptado a todo tipo de público y tiene equipamientos que hacen más cómodo el día. 

Foto: Turismo Canarias

248 / 426

Playas en las Dunas de Corralejo, La Oliva (Fuerteventura)

Cuando hablamos de las playas de las Dunas de Corralejo estamos hablando de la suma de diferentes playas de la costa noroeste de Fuerteventura. Todas tienen algo en común: arena blanca y aguas cristalinas. La zona protegida del Parque Natural Dunas de Corralejo tiene 9 kilómetros de costa. Los arenales de la zona norte (Médano, El Viejo y el Bajo Negro) son muy largos y están equipados, por lo que son los que presentación mayor ocupación; a medida que nos dirigimos al sur, las playas son más pequeñas y salvajes. En todas estas playas se puede practicar el nudismo.

Foto: Turismo Canarias

249 / 426

Playa de las Canteras, Las Palmas de Gran Canaria (Gran Canaria)

Más que una playa, un icono. Un arenal representativo del carácter de Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de una de las mejores playas urbanas de España. Su arena dorada y la Barra de las Canteras le proporcionan un encanto muy especial. El emblemático arrecife protege el arenal de las olas y las corrientes del Atlántico y proporciona espacio ideales para la práctica del snorkel. A su belleza natural hay que añadirle los servicios e instalaciones de primera con las que está dotada. 

Foto: Turismo Canarias

250 / 426

Playa de El Médano, Granadilla de Abona (Tenerife)

Esta playa de arena fina y dorada es la más extensa de Tenerife. A diferencia de la playa de Benijo, la del Médano es una playa urbana, por lo que cuenta con todo tipo de servicios y accesos adaptados, sobre todo en la zona más cercana al pueblo. Se ubica en el municipio de Granadilla de Abona y es perfecta para pasar un día en familia. En el horizonte, la Montaña Roja, un cono volcánico, acompaña al baño.