El acantilado más largo del mundo

Se suceden 200 kilómetros a lo largo y pueden llegar a medir 120 metros de altura sobre el nivel del mar.

Acantilados de Bunda

Acantilados de Bunda

¿Qué es la «nada»? ¿Existe? Probablemente sea una ficción compartida, un concepto inventado para tratar de explicar la ausencia de todo lo demás, aunque siempre quedé algo que ocupe el vacío. En ese juego confuso puede que la llanura de Nullarbor, en el sur de Australia, sea lo más cercano a la «nada». Se trata de la mayor extensión de roca calcaria del mundo, con más de 200.000 kilómetros cuadrados cubiertos por matorrales desérticos.

La llanura termina justo donde comienza el océano. Sin previo aviso, los acantilados cortan el territorio, se deshacen de la tierra abruptamente, a tajos verticales. A lo largo de 200 kilómetros, los acantilados se van sucediendo en cadena convirtiéndolos en los más largos del planeta. Desde ellos se pueden observar escenas puramente salvajes como el que protagonizan cada año las ballenas australes. Estas, se acercan a la costa para dar a luz a sus crías donde el mundo parece terminar.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo