El árbol muerto que ‘crece’ en una isla de sal

Un artista local lo plantó en esta isla en mitad del Mar Muerto para denunciar la desaparición de la masa de agua más salada del mundo.

Isla de Sal Mar Muerto

Foto: iStock

Isla de Sal Mar Muerto

El Mar Muerto se muere, valga la redundancia. Y no se muere por el cambio climático, sino por la acción directa del hombre. El desvío de las fuentes que inundan el mar, la construcción de presas y la extracción masiva de minerales son las causantes de la desaparición de uno de los parajes más bellos y espectaculares del planeta. Entre otros aspectos, se trata de la masa de agua más salada y el punto más bajo de la Tierra. Cien años atrás, el Mar Muerto tenía una extensión de cerca de 1.000 kilómetros cuadrados, hoy son 650 y se estima que cada año, el nivel de agua se reduce aproximadamente 30 centímetros.

Para concienciar sobre su rápida desaparición, un artista local plantó un árbol muerto en una de las islas de sal que se forman al evaporarse grandes cantidades de este mineral. Ésta en concreto se encuentra en el lado israelí, y es uno de los puntos más visitados del Mar Muerto. Se puede llegar andando y en su centro se ha formado una pequeña piscina natural en la que relajarse flotando.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo