El avión de Pablo escobar sumergido en una playa caribeña

Situado en las aguas poco profundas de Cayo Staniel, Bahamas, se encuentra sumergido uno de los aviones que Pablo Escobar mandaba a Estados Unidos cargados de cocaína.

Avión Cayo Staniel

Avión Cayo Staniel

A principios de la década de 1980, Bahamas funcionaba como un gran centro de operaciones para el cartel de Medellín. Desde allí partían hacia estados Unidos auténticos cargamentos de droga. Una noche en la que la visibilidad era nula, uno de los aviones de Pablo Escobar y Carlos Ledher llamó a la radio de control del Cayo Staniel, una de las muchas islas que forman el archipiélago caribeño. Se estaba quedando sin combustible y no veía la pista de aterrizaje.

Para cuando los operarios reaccionaron, el avión ya se había estrellado contra el mar, a escasa distancia de la costa. Al día siguiente, encontraron el fuselaje sumergido en las aguas poco profundas. En su interior, encontraron muertos a los dos narcotraficantes que pilotaban la nave y cientos de fardos de cocaína. En la actualidad, se puede visitar y realizar snorkel entre los restos del avión, hoy gobernado por las distintas especies de corales y peces que han hecho suyo el avión que un día perteneció al rey de la droga, Pablo Escobar.

Más ubicaciones exactas.