Las bodegas que parecen un poblado ‘hobbit’

El rey Luis XV de Francia llegó a bautizar al vino que aquí se produce como el "rey de los vinos y el vino de los reyes".

Tokaj, Hungría

Foto: iStock

Tokaj, Hungría

De las laderas y llanuras de la Cordillera de Zemplén, en el norte de Hungría, aparece decenas de triángulos de piedra que perfectamente podría confundirse con la villa donde habitan los hobbits. Cada uno de ellos guarda en sus entrañas miles de litros de uno de los vinos más antiguos del mundo. Bautizado por Luis XV de Francia como “el rey de los vinos y el vino de los reyes”, la variedad aszú de Tokaj es uno de los vinos blancos más reconocidos y una de las denominaciones de origen más antigua. De hecho, Tokaj tiene el honor de haber sido el primer destino productor de vino cerrado del mundo.

Plantadas en suelo volcánico por el que fluyen los ríos Tisza y Bodrog, las vides crecen en un ambiente envidiable. Estas condiciones, además hacen que la uva se arrugue, haciendo que el azúcar se concentre mucho más de lo habitual, intensificando así su sabor.

Más ubicaciones exactas.