El bosque de los pinos ondulados

Las bases de los troncos se curvan 90 grados hacia el norte.

Crooked Forest

Crooked Forest

El mundo de la literatura ha explotado a la perfección el misterio, el encanto y la fantasía que despiertan los bosques. Sin embargo, en este no viven seres diminutos ni se producen gestas épicas de los caballeros de la mesa redonda. La realidad es que lo que hace único a este bosque son unos cuantos pinos, 400 para ser exactos. Al noroeste de Polonia, en Gryfino, crecen estos árboles que deben su fama a la peculiar forma que adquieren. Desde la base, los troncos se curvan hasta 90 grados, siempre dirigidos al norte. El arco termina a la mitad de su altura y retoma la posición erguida que se le supone a un pino.

Aunque no existe una hipótesis contrastada sobre que ha podido ocasionar este efecto, la más aceptada es que sea producto del fuerte viento. Al igual que ‘las Sabinas del Hierro’ (Canarias), durante su etapa de crecimiento, el viento moldearía los troncos moldeando su base. También se especula con un tipo de hongo que pueda ocasionar estas formas tan especiales.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo