El bosque que soportará la próxima aguja de Notre Dame

Ya se han seleccionado ocho robles del bosque de la Bercé, el fantástico robledal situado cerca de LeMans, en el sureste de Francia.

Bercé

Foto: Creative Commons

Bercé

Situado cerca de Le Mans, en el centro de Francia, se encuentra Bercé, uno de los bosques más bellos del país. Más de 5000 hectáreas repletas de robles, tan majestuosos e imponentes que llegan a sobrepasar los dos siglos de edad y los cincuenta metros de altura. Ahora, ocho de ellos serán talados para sostener nada más y menos que la nueva aguja del reloj de la catedral de Notre Dame. Tras el grave incendio que asoló el templo gótico en 2019, los expertos en restauración de monumentos históricos Philippe Villeneuve y Rémi Fromont seleccionaron ocho ejemplares de este bosque debido a sus condiciones, y es que para levantar semejante estructura no todos valen. De hecho, cuando la torre quedó reducida cenizas, se ofrecieron cerca de un millar de robles.

Para que se pueda utilizar la madera, los troncos tienen que estar libres de nudos y ser ligeramente curvos, ya que tiene que seguir las líneas marcadas por las bóvedas. Pese a tener los adecuados, la reconstrucción llevara tiempo y es que después de ser talados tendrán que reposar durante seis meses, luego transcurrirán otros seis hasta que se lleve a los aserraderos donde serán tratados. Por le momento se es cauto en cuanto a la fecha d reapertura de la catedral, aunque se estima que sea en algún punto durante el 2024.

Más ubicaciones exactas.