El cañón del Colorado africano

El Parque Nacional de Simien es, junto al Parque de Yellowstone, el primer bien natural en ser Patrimonio de la Humanidad.

Parque Nacional de Simien

Foto: iStock

PArque Nacional de Simien

La erosión se encargó durante 25 millones de años de crear aquí, en el Parque Nacional de Simien (Etiopía), un paisaje áspero y singular. Los picos sobresalen entre sierras escarpadas hasta coronar los 4.000 metros, recibiendo así el nombre del ‘techo de África’, aunque realmente su cima más alta (Ras Dashen) se sitúa en el cuarto puesto de todo el continente. A sus pies se extienden profundos valles que llegan a precipitarse hasta 1.500 metros a la deriva. El resultado es un paraje natural, morfológicamente parecido al Cañón del Colorado que en 1978 inauguró -junto al Parque de Yellowstone- la lista de lugares en ser declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

En el parque viven especies que sólo se pueden encontrar aquí como el Ibex walia, un tipo de cabra montesa; el zorro de Simien; y por último, el más espectacular de todos, los gelada. Se trata del único primate íntegramente herbívoro del mundo y habitan en las regiones de alta montaña, entre los 2.000 y 4.000 metros de altitud.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo