Un evangelio artístico

La capilla sixtina del Este

Los muros y techo del monasterio de Voronet muestran escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Monasterio de Voronet

Foto: Shutterstock

Monasterio de Voronet

Los bosques del norte de Rumanía, en la región de Bucovina, albergan un grupo de monasterios ortodoxos únicos en el mundo gracias a sus pinturas murales. Construidos a partir del siglo XV, ilustran escenas bíblicas de la vida de los santos, así como elementos atmosféricos tanto en las paredes interiores como exteriores. De entre la docena de monasterios que se conservan, destaca el de Voronet por su excepcional color azul, que nunca se ha podido replicar dado el desconocimiento de su rigen. Una hipótesis es que se utilizaron la azurita o el lapilázuli, pero los historiadores del arte y los químicos no han podido dar con el componente exacto. No es de extrañar, pues, que su color haya trascendido como el "azul de Voronet".

El convento, construido en 1488 y fundado por Esteban el Grande y el Santo, también se conoce como la Capilla Sixtina del Este ya que sus muros narran escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento, como la escena del Juicio Final presidida por pergaminos y los signos del zodiaco.

Monasterio de Voronet
Foto: iStock