La carretera de hielo que mide más de 15 kilómetros

Ubicada en Suecia, empieza en el puerto de Hindersöstallarna y conecta las islas Hindersön, Stor-Brändön y Långön con el continente.

Carreteras de hielo de Luleå

Foto: Shutterstock

Carreteras de hielo de Luleå

Cuando llega el frío, el Báltico (un mar con una salinidad excepcionalmente baja) se hiela, en un fenómeno que es mucho más que una postal idílica. Es, también, una oportunidad para conectar lugares que durante los meses más cálidos están separados por el agua. Es lo que le sucede a la ciudad de Luleå, en Suecia, una urbe nórdica que ejerce de capital de un archipiélago costero homónimo cuyas islas están desperdigadas por el golfo de Botnia.

Precisamente de su puerto, Hindersöstallarna, parte la carretera de hielo de Luleå, una vía estacional que se aprovecha de la capa de hielo (previamente limpiada) para crear un puente natural entre dicha ciudad y las islas de Hindersön, Stor-Brändön y Långön (entre otras). Eso sí, aquí no solo reinan los coches ya que numerosos suecos aprovechan el frío para practicar patinaje sobre hielo y hasta improvisar excursiones... muy deslizantes.