Una carretera serpenteante que venció doce huracanes

Esta construcción, conocida como Atlanterhavsveien, es una ola de pavimento que surfea el mar de Noruega.

Una carretera serpenteante que venció doce huracanes

Foto: iStock

Una carretera serpenteante que venció doce huracanes

La Carretera del Atlántico mide 8.274 metros y consta de siete puentes y cuatro miradores para no perderse las vistas panorámicas que ofrece el mar de Noruega. La construcción recorre el archipiélago, uniendo pequeñas islas y conectando los municipios de Eide y Averoy. Además de servir como unión entre varios pueblos, también se utiliza por los pescadores para lanzar sus anzuelos: de hecho, uno de los puentes está diseñado específicamente para ello.

La ruta se concibió en el siglo pasado como un ferrocarril, pero finalmente, en los setenta, se decidió realizar una carretera en su lugar, aunque hasta 1983 no empezaron las obras, que se alargaron hasta 1989 por el achaque de hasta doce huracanes. Aunque la carretera tuvo un coste elevado para las arcas del país, es gratis circular por ella y ahora es Patrimonio Cultural, además de considerarse una Ruta Turística Nacional y ser reconocida como la Construcción Noruega del Siglo.

Más ubicaciones exactas.