La casa de la evolución de las especies

La casa-museo de Charles Darwin está en el distrito londinense de Bromley y en ella se puede visitar el despacho del famoso naturista.

iStock-1319598013

Foto: iStock

iStock-1319598013

A Charles Darwin se le suele vincular con el bergantín HMS Beagle, cruzando el pacífico y navegando alrededor del mundo. Se le vincula, por supuesto, con las islas Galápagos, con Tierra de Fuego, o Santiago o Azores o Bahía. En cualquier caso, cuando se piensa en Charles Darwin se le imagina como un aventurero, capturando escarabajos, desenterrando fósiles, anotando en sus cuadernos de viaje y oteando el horizonte con su telescopio de bolsillo. Pero esa fue solo una de sus vertientes. El viaje del Beagle duró algo más de cinco años. Los últimos meses, el joven Darwin, al igual que el resto de la tripulación, soñaba con volver a Inglaterra y tener una casa con algo más de espacio que el minúsculo camarote que compartío con Fitz Roy. Tan pronto como volvió, fue a su casa familiar de Shrewsbury. En diciembre de 1836, alquiló unas habitaciones en Cambridge. Luego se fue a Londres, donde, tras casarse con su prima Emma, tuvo diferentes direcciones. Pero Darwin no acababa de encontrar un hogar. Fue en 1841 cuando el matrimonio Darwin decidió irse al campo, lejos del ruido de Londres.

Artículo relacionado

iStock-542932892

A la sombra del Big Ben

Londres: lo que el turista no ve

Aquella casa tantas veces soñada por Darwin acabó siendo la Down House, el famoso hogar de los Darwin, donde el naturalista montó un estudio repleto de libros, muestras y fósiles recogidos durante su viaje en el Beagle, sus cuadernos con abundantes anotaciones. Allí siguió una rutina diaria. Desayunaba pronto, luego se metía en el estudio, se sentaba en una mesa con ruedas que hacía ir de un lado para el otro. Luego se sentaba en el salón, donde pedía que le leyeran algo y a eso del mediodía, salía a caminar y a pensar. Por la tarde seguía trabajando hasta las 17:30 h y tras la cena se dedicaba a jugar con Emma al backgammon. Esa rutina es, al fin, la que le permitió trazar las líneas fundamentales de una teoría que estaba a punto de consolidar la idea de la evolución biológica a través de la selección natural: el origen de las especies… y del hombre.

  • Down House se encuentra a unos 25 kilómetros de Charing Cross de Londres y hoy, tras ser restaurada, se puede visitar.

Más ubicaciones exactas.