La casa ondulada que imita a la naturaleza

Tras años de abandono, en 2018 se decidió restaurar y hoy cumple los deseos de todos aquellos que quieren pasar un par de noches conectados con la naturaleza.

The Bloomhouse

Foto: The Bloomhouse

The Bloomhouse

Si Gaudí la viera, quedaría completamente fascinado. The Bloomhouse, situada al oeste de Austin (Texas), es uno de los mayores exponentes de esa escuela arquitectónica que defiende que la naturaleza no tiene líneas rectas. Partiendo de esa premisa pues, a principios de los años setenta, una pareja de estudiantes de arquitectura decidieron construir una casa que imitase las formas serpenteantes propias de la naturaleza. El resultado es un hogar atípico en el que las paredes se curvan hasta convertirse en algo más que muros, incluso la más suave de las brisas parece haber quebrado la rigidez que se les presupone hasta hacerlas flexibles y maleables como un trozo de arcilla fresca girando en un torno.

Once años después de haber iniciado el proyecto, The Bloomhouse estaba lista para acoger a sus inquilinos. Así lo hizo durante un tiempo, a la par que conseguía premios y prestigio. Después cayó en el abandono y por último, en el olvido. Se mantuvo en ese estado hasta que en 2018 se decidió restaurar por completo. En la actualidad, la decoración se ha adaptado completamente al entorno natural. Hoy ya no vive nadie en ella, sino que funciona como alojamiento para aquellos que quieren pasar un par de noches alejados de la ciudad y conectar con la naturaleza.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo