La casa de Papá Noel que no está en Laponia

La Navidad transforma Suiza y Santa Claus se instala en Montreux.

Montreux

Foto: MySwitzerland

Montreux

La Navidad envuelve las ciudades y los pueblos con mercadillos, árboles y casetas para ir a dejar la carta a Papá Noel. Y, en algunos lugares, incluso es posible visitar su casa. Finlandia es el lugar por excelencia, pero en Suiza los niños también pueden ir a visitarlo. Concretamente en la localidad de Montreux, donde la Navidad aflora por cada rincón y Papá Noel baja cada día al mercadillo para saludar a los presentes. Sin embargo, para ir a su casa uno tiene que subirse a un cremallera, cruzar los paisajes nevados, bajar para coger una locomotora roja que finaliza en la gruta de Papá Noel y cruzar un túnel de hielo entre osos polares, ya en la montaña Les Rochers-de-Naye. Allí, Santa Claus les da la bienvenida en su despacho a la espera de cumplir todos los deseos que los niños le escriban en la carta. Y, antes de salir, los ayudantes de Papá Noel sorprenden al visitante con un regalo especial.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

Basilea

Un Glühwein, por favor

Los mercados navideños indispensables de Suiza

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores