Las casas colmena

Un ejemplo milenario de construcción sostenible en la frontera de Turquía con Siria.

casa-colmena

Foto: iStock

casa-colmena

La región de Harrán es una de las más antiguas del mundo. No es que estuviera ahí antes que ninguna, es que ya estaba habitada desde 3.000 años antes de que fuera mencionada por la Biblia. De aquella época son, precisamente, estas construcciones cuya peculiar no es un capricho estético. Es una solución inteligente para combatir el duro clima del sudeste de Turquía, ya que estas viviendas destacan por apenas contar con ventanas y por tener una estructura que retiene el aire fresco.

La altura de las cúpulas además de proporcionar una sensación espaciosa, alejan el aire caliente de la gente. Mientras que en el exterior puede alcanzar los 60°, en el interior las temperaturas se mantienen entre 20° y 30°. Las paredes gruesas de estas casas colmena están hechas de ladrillos de arcilla o barro, un adobe que es muy utilizado en la permacultura y las construcciones sostenibles a días de hoy. Como ejemplo, los proyectos de Francis Kéré, el premio Pritzker de arquitectura 2022.