La cascada andaluza que cae directamente al mar

La cascada Grande de Maro se desprende 15 metros por los acantilados de este rincón de Nerja.

Cascada de Maro
Foto: Shutterstock

El arroyo Sanguino se hace paso por las Cuevas de Nerja hasta que encuentra el mar en Maro. Se precipita en una caída de 15 metros por los acantilados, formando uno de los espectáculos naturales más fascinantes de este rincón de la Costa del Sol: la cascada Grande de Maro. Junto a otros saltos de agua, forma parte del conjunto de acantilados del Paraje Natural de los Acantilados de Maro - Cerro Gordo.

 

La mejor forma de visitarlos es desde el agua, en kayak, canoa o alguna embarcación -son varias las empresas que ofrecen alquiler y actividades que parten desde la cercana playa de Maro. El camino hacia la derecha ofrece las vistas de varias cascadas que caen sobre el mar y que, durante la primavera, son mucho más caudalosas. De hecho, durante esta época del año es imposible pasar por debajo de la cascada Grande debido a la fuerza del arroyo, algo que sí que puede experimentarse el resto del año.

 

Seguir viajando

Vídeo relacionado

Seguir viajando