Una cascada entre dos países

El lado canadiense ofrece los mejores escenarios.

Niagara

Foto: iStock

Niagara

Las cataratas del Niágara no son una, sino tres: American, Bridal Veil y Horseshoe. Tres cascadas que conforman un espectáculo visual en toda regla y se han convertido en las más famosas del planeta, en parte gracias al cine y a la película Niágara de 1953, protagonizada por Marilyn Monroe. Ubicadas entre Estados Unidos y Canadá ya que el río Niágara hace de frontera natural entre ambos países, se han convertido en una de las principales atracciones de Norteamérica. Si bien es cierto que el lado canadiense es un parque temático, sus vistas son las más espectaculares. Se puede observar el atardecer desde el parque Rapidview, contemplar la niebla y el arcoiris que provocan las Horseshoe y ver las cataratas desde el Queen Victoria Palace.

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores