La cascada de fuego

Ocurre durante diez días al año en el Parque Nacional de Yosemite y solo si se cumplen varias condiciones climatológicas.

Cascada de fuego, Yosemite

Foto: iStock

Cascada de fuego, Yosemite

La naturaleza es capaz de llegar a límites insospechados como el de simular una cascada de fuego. Este fenómeno, claro está, es una ilusión óptica, y solo ocurre durante diez días al año si las condiciones climatológicas son perfectas. Desde el Glaciar Point, en el Parque Nacional de Yosemite, El Capitán mira de cara al atardecer. Es en esa hora durante el mes de febrero en que, si las condiciones son propicias, desciende una cascada de fuego. Los últimos rayos de luz impregnan el agua que se lanza al abismo y tiñen de naranjas intensos la cascada hasta parecer lava.

Pero para que el 'Horsetail Fall' tenga lugar es necesario que el cielo esté completamente despejado, por lo contrario, la luz no llegaría a penetrar en la cascada. Tampoco debe hacer demasiado frío porque sino la cascada se congelaría. Y por último, la temporada de lluvias debe de haber sido abundante para que la cascada tenga caudal suficiente.

Más ubicaciones exactas.