Una cascada en mitad del mejor aeropuerto del mundo

Entre despegues y aterrizajes, un salto de agua de 40 metros deja boquiabiertos a los pasajeros del Aeropuerto Internacional de Changi, en Singapur.

Cascada aeropuerto Changi, Singapur

Foto: iStock

Cascada aeropuerto Changi, Singapur

Galardonado durante nueve años consecutivos como el mejor del mundo, el aeropuerto Internacional de Changi, en Singapur, inauguró en 2019 la cascada interior más alta del planeta. Un salto de agua de 40 metros que se filtra a través de una cúpula ovalada al más puro estilo impluvium romano. La atracción forma parte del Valle del Bosque de Shiseido, un recinto que contiene más de 120 especies de plantas, 900 árboles y varios senderos empedrados por los que perderse mientras uno espera la salida de su avión. Además, camufladas entre la vegetación, se encuentran 280 tiendas repartidas en diez plantas.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo