La cascada negra que parece un órgano gigante

El peculiar diseño, producto del enfriamiento de la lava, ha inspirado a varios arquitectos que han tomado como referencia esta cascada para sus creaciones. Una de las mas conocidas es la iglesia de Hallgrímskirkja.

Cascada de Svartifoss

Foto: iStock

Cascada de Svartifoss

Como casi todo en Islandia, un volcán fue protagonista. La lava esculpió la cascada de Svartifoss, al sur de la isla, cerca de la localidad de Hof. Este lugar, escogido por el afamado director de ciencia ficción Ridley Scott para rodar un encuentro con alienígenas, es conocido como la cascada negra por la tonalidad de sus paredes. Las columnas de basalto hexagonales, similares a las de la calzada del gigante en Irlanda del Norte o las de la isla de Staffa en Escocia, recuerdan a un gran órgano que en cualquier momento va a comenzar a sonar. La estructura tubular guía la mirada hacia el centro, donde se encuentra la cascada. Entonces, el agua se precipita con violencia hacia el fondo de la pequeña laguna, recubierta de piedra afiladas.

El peculiar diseño, producto del enfriamiento de la lava, ha inspirado a varios arquitectos que han tomado como referencia esta cascada para sus creaciones. Una de las mas conocidas es la iglesia de Hallgrímskirkja, que imita a la perfección las columnas de basalto.

Más ubicaciones exactas.

Seguir Viajando

Islandia

Compártelo