La cascada subterránea más alta de Europa

Trümmelbach también es la única de origen glacial con acceso subterráneo.

Trümmelbach

Foto: Shutterstock

Trümmelbach

En el entorno de los Prealpes berneses existe un lugar donde el agua juega a dibujar uno de los paisajes más espectaculares de Suiza: el confín del valle de Lauterbrunnen, donde se suceden decenas de cascadas. De todas ellas hay una que destaca por encima del resto, Trümmelbach, la catarata subterránea más alta del continente europeo y la única de origen glacial con acceso subterráneo. Visitarla es una experiencia de lo más gratificante, ya que hay que acceder a ella a través de un laberinto de pasarelas y balcones que descienden la grieta alpina en la que se encuentra.