Las cascadas de los olivos

La caída de agua de Ouzoud, ubicada en Marruecos, se caracteriza por ser la más alta del país.

Cascadas de Ouzoud

Foto: iStock

Cascadas de Ouzoud

Las cascadas de Ouzoud en Marruecos, ubicadas en la pequeña localidad de Tanaghmeilt a unos 150 kilómetros de Marrakech, se consideran un espectáculo natural. Esta caída de agua se caracteriza por ser la más alta del país, con una altura aproximada de 110 metros. Además, es una parada obligada para cualquier viajero que visite la zona, ya que se tratan de las cascadas más bellas de la región.

La fragancia del olivo acompaña a lo largo del camino hasta llegar a estas majestuosas cataratas, de ahí su nombre Ouzoud, una palabra bereber que significa oliva. Los viajeros que la visiten podrán disfrutar de las increíbles vistas junto el sonido estridente del agua chocando con las rocas de las cataratas llenas de vegetación, además de los monos macacos danzando por el territorio.