Las colinas con el nombre más dulce

Son las Chocolate Hills, pero no son comestibles.

Chocolate Hills

Foto: iStock

Chocolate Hills

De color marrón (aunque durante la época húmeda se vuelven verdes) y forma de cono, estas colinas son lo más parecido a una caja de bombones que uno se pueda encontrar en medio de la naturaleza. De ahí su nombre: Colinas de Chocolate. Y con esta fama se ha convertido en uno de los principales atractivos de la provincia de Bohol, en Filipinas. Al llegar al lugar, uno se topa con más de 1200 montañas similares que serpentean entre la vegetación, extendidas alrededor de 50 kilómetros cuadrados.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

Arena reluciente como las estrellas

Aún por explorar

Camiguín: la otra cara de Filipinas

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores