La cuna del saxofón

La oferta cultural de esta ciudad a orillas del río Mosa incluye la visita a varios recintos medievales y la degustación de una cerveza centenaria.

Dinant, Bélgica

Foto: iStock

Dinant, Bélgica

Vista desde el barco que navega por el río Mosa (Meuse), Dinant ofrece su mejor estampa, aquélla que la sitúa entre las más bonitas de la región francófona de Valonia: una línea de edificios neoclásicos y la colegiata (silo XVI) ocupan la estrecha franja que media entre el río y el peñón Bayard, donde se erige la ciudadela medieval. El teleférico que sube hasta esta fortificación de 1051 descubre una ciudad llena de atractivos, a pesar de su modesto tamaño.

La abadía de Notre-Dame de Leffe, fundada en 1152 y reconstruida entre los siglos XVII y XVIII, es una de las joyas locales. Al valor arquitectónio del conjunto cabe añadir el gastronómico, pues sus monjes inventaron la cerveza Leffe, una de las más apreciadas del mundo por su color y sabor. El museo que hay frente a la abadía explica su origen como bebida curativa. Dinant es además la cuna del saxofón, allí nació su inventor, Adolphe Sax (1814-1894). A modo de homenaje, cada año se celebra un festival y un certamen musical en su honor.

Más ubicaciones exactas.