El desierto blanco

Hongos, molinos, pollos... la imaginación es bienvenida para descifrar qué esconden estas formaciones.

Desierto Blanco

Foto: iStock

Desierto Blanco

Siglos de erosión y tormentas de arena han creado unas formaciones rocosas de calcio únicas en la depresión de Farafra. Sus originales formas han suscitado el interés de visitantes para descubrir un lugar que, en cierto modo, se asemeja a un paisaje lunar. Quienes decidan acercarse al desierto, que se encuentra a pocas horas de El Cairo, pueden optar por una experiencia completa para apreciar las formas de día y los impresionantes cielos estrellados de noche.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo