El desierto más antiguo del planeta

Cuando se extinguieron los dinosaurios, el desierto de Namib ya existía.

Desierto del Namib

Foto: iStock

Desierto del Namib

Ya lo dice su nombre. Namib significa enorme en lengua nama. Y no es para menos, este desierto ocupa el equivalente a Castilla La Mancha, unos 80.000 kilómetros cuadrados. Se extiende a lo largo de la costa de Namibia, pero también pasa por Angola y Sudáfrica, donde está flanqueado por los ríos Lüderitz en el norte y Orange en el sur. Pero su importancia no es la extensión, sino su antigüedad. Se le considera el desierto más viejo del mundo, pues se tiene constancia de que ya existía hace 65 millones de años, cuando se extinguieron los dinosaurios. En todo su terreno, que se compone de dos ecosistemas diferente, se pueden ver camaleones, suricatas, gacelas y osos marinos, entre otros animales, y una planta endémica única en el mundo: la welwitschia, capaz de soportar el clima desértico. Otro elemento característico son las dunas de Sossusvlei, que pueden llegar a medir 300 metros de altura. Los safaris por Namibia no se contemplan sin una parada para fotografiar la Duna 45, la más famosa del lugar.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

iStock-478090420

Un país eterno

Todas las Namibias posibles

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores