La fachada que cuenta la historia de Sant Jordi

Gaudí se inspiró en la leyenda del dragón para aplicar su peculiar estilo modernista a la fachada de la Casa Batlló.

Casa Batlló

El edificio que representa la leyenda de Sant Jordi

La Casa Batlló es conocida por su curiosa estética y por ser uno de los emblemas más importantes de la ciudad de Barcelona, pero un aspecto más desconocido del edificio es la mítica leyenda catalana que representa: la de Sant Jordi. La historia del caballero que venció al dragón con su espada está reflejada en la fachada y en sus espacios interiores. En la azotea se puede ver el lomo del dragón, que se ilustra con las tejas de cerámica y es atravesado por la cruz de cuatro brazos, el arma que acabó con su vida.

En el último piso de la Casa Batlló se encuentra otra referencia: el balcón en forma de flor que alude al mismo donde se asoma la princesa Cleodolinda, y bajo este, los de los pisos inferiores, cuyas columnas y formas recuerdan a las calaveras y huesos de las víctimas del malvado dragón. Pero aquí no acaba el recorrido: en el vestíbulo de acceso a la vivienda se encuentra una escalera que evoca la estructura de la cola de la bestia. Al final de estos escalones, ya en el desván, la sala principal se revela como la caja torácica del animal.

Más ubicaciones exactas.