La estación de tren Art Déco del emperador

El pabellón diseñado por el arquitecto Otto Wagner servía para que el emperador Francisco José I y su séquito pudieran acceder de forma separada al ferrocarril de vapor vienés.

UbEx viena

Viena de Otto Wagner pabellón

En el decimotercer barrio de Viena, Heitzing, el lujo y la majestuosidad brillan por si solos. Es allí donde se encuentran villas y jardines históricos, como el palacio barroco de Schönbrunn, la residencia de verano de los Habsburgo, y donde Francisco José I de Austria se hizo construir una entrada privada para el tren: Hofpavillon, el pabellón de la Corte Imperial. Fue inaugurado en 1899 como parte del Wiener Stadtbahn, el ferrocarril de la ciudad. Ese mismo año el emperador utilizó el tren por primera vez, pero no lo volvería a usar hasta 1902. El emperador lo usó solamente un par de veces, pero las obras sirvieron para dejar en la capital austriaca una estructura modernista que convive con el esplendor barroco de Schönbrunn y que en la actualidad actúa como sucursal del Museo de Viena.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

iStock-1055873732

Ni clásica, ni chic: simplemente Viena

Viena en siete experiencias que hay que vivir sí o sí