La ermita levantada dentro de una cueva

Es el segundo complejo kárstico más extenso de la Península Ibérica y uno de los diez mayores del mundo.

Ojo Guareña

Foto: iStock

Ojo Guareña

Con la ermita de San Bernabé y la cueva del Ayuntamiento como principales atractivos de este espectáculo natural, Ojo Guareña es un lugar único en el mundo. Aquí es posible reconstruir la evolución desde el Paleolítico Medio hasta la actualidad. Este complejo calizo cuenta con 18 cavidades en una extensión de más de 100 kilómetros que, según evidencias arqueológicas, se han utilizado ya desde el paleolítico como refugio, pues se han encontrado santuarios prehistóricos. Desde los miradores Alto Concha, Retuera y Pico del Cuerno se puede observar este espacio desde las alturas y en su entorno se pueden hacer rutas senderistas y practicar deportes de aventura.

Compártelo