La escalera al cielo alpino

En Dachstein, un pueblo de Austria, se encuentra una escalera de acero de 40 metros de largo situada a 2.000 metros de altura, aunque esta no es la parte más dura de la ruta.

Escalera al cielo

Foto: iStock

Escalera al cielo

Un cable de acero hace de escalón, no debe de medir más que unos cuantos centímetros de grosor. Si fueran más amplios no tendría gracia. Uno a uno forman una escalera que asciende al cielo austríaco. Los pies, nerviosos, no encuentran pisada firme, la escalera se tambalea, a veces de un lado a otro, otras, de arriba abajo. Große Donnerkogel no es lugar para los que sufren de vértigo. Bajo los pies, una garganta de piedra maciza, más allá los Alpes, grandes picos nevados, alguna que otra nube y al fondo, Dachstein, el pueblo más cercano que parece diluirse en el horizonte.

Desde hace un par de años, esta localidad próxima a Salzburgo, se ha hecho famosa gracias a una escalera. Situada a 2.000 metros de altura, forma parte de una vía ferrata y aunque cueste creerlo, esta no es la parte más dura. La estructura de acero asciende verticalmente durante 40 metros de infarto, pero lo peor es el tramo hasta la cumbre. Una cresta algo más empinada aguarda a los valientes. Y si después de hacer cima no te parece suficiente, tranquilo, cerca de ahí se encuentra “5 fingers”, una plataforma metálica que se suspende en el vacío a más de 2.100 metros.

Más ubicaciones exactas.