La estación de metro con un cráter de luz

La parada Toledo de la línea uno del suburbano de Nápoles sorprende por su curioso e inesperado diseño.

iStock-838261238

Foto: iStock

iStock-838261238

Hay diversas redes de metro que sorprenden por su diseño. Ahí está la majestuosidad de la de Moscú o la sorprendente arquitectura de la de Estocolmo. En Nápoles, hace más de una década apostaron por llenar el suburbano de arte creando una serie de estaciones en las que el arte estaba presente de diversas formas. En este caso, el proyecto ideado por el español Oscar Tusquets consistía en un viaje casi subacuático con un rasgo que nació de una casualidad. De hecho, el agujero que sorprende en el techo es producto de la propia obra, ya que se abrió para que los materiales pudieran entrar desde la calle de forma directa. De la necesidad se hizo virtud, y gracias a la intervención de otros artistas como William Kentridge, Robert Wilson, Francesco Clemente, Ilya y Emilia Kabakov, Shirin Nehsat y Oliviero Toscani, toda la estación de Toledo es una fantasía que sorprende a propios y forasteros.

Compártelo