La estatua de roca más grande de Europa

Tallada en una de las rocas del lado rumano del Danubio, la escultura de 40 metros representa a Decébalo, el último rey de Dacia.

Estatua de Decébalo

Estatua de Decébalo

A orillas del Danubio, bajo el portentoso mentón, una inscripción grabada en piedra dice: “El rey Decébalo, hecho por Drăgan”. El primero fue el último rey dacio, el caudillo que luchó hasta la muerte contra el Imperio Romano durante el siglo I. El segundo nombre pertenece al empresario rumano Iosif Constantin Drăgan. Aficionado a la historia, en 1994 contrató a doce escultores para que dieran forma a la roca. Diez años y más de medio millón después, se terminó la escultura que tiene el honor de ser la más grande de Europa, alcanzando los 40 metros de altura. Frente a la estatua, en el lado serbio del río, se encuentra la Tabla de Trajano, una losa tallada en la misma piedra que rememora las victorias del ejército romano frente al reino de Dacia, manteniendo así una especie de rivalidad milenaria.

Más ubicaciones exactas.