En este país se puede esquiar en más de la mitad del territorio

Y descender las pistas de los campeones del mundo.

Soldeu

Foto: iStock

Soldeu

Andorra es un destino increíble para los amantes del esquí y los deportes de nieve. De sus 468 kilómetros cuadrados, más de 300 son terreno esquiable. De todos estos, 200 pertenecen a Grandvalira, una estación de ski apta para todos los niveles y con servicios para cubrir todas las necesidades. Aquí, los esquiadores pueden descender por las pistas que bajan los campeones del mundo de este deporte. Más pequeña pero igual de equipada, Vallnord-Pal Arinsal ofrece al cliente todo lo necesario tanto en invierno como en verano, igual que Ordino Arcalís, la más pequeña de todas pero también la más personalizada. Y esta temporada, todas ellas llegan con nuevas pistas y mejores ofertas de hostelería y restauración. A parte de los forfaits propios de cada estación, estas cuentan con pases compartidos y, si uno lo desea, puede hacerse con el forfait ski-Andorra para descender todas las pistas de las estaciones, escoger con libertad y cambiar de espacios según las preferencias. Descender las montañas andorranas nunca había sido tan fácil.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores