La fortaleza habitada más antigua del mundo

En 1992, un incendio destruyó parte de la estructura y se contaron numerosas pérdidas de patrimonio artístico.

Castillo de Windsor

Foto: iStock

Castillo de Windsor

Ubicada en una ciudad repleta de curiosidades, esta fortaleza ha sido el hogar de nada más y nada menos que 40 monarcas. El Castillo de Windsor, situado en la ciudad que le da nombre, es la fortaleza habitada más antigua y de mayor tamaño del mundo. La fortaleza fue construida en 1070 por orden del rey Guillermo El Conquistador para servir como línea de defensa de Londres. El primer monarca en residir en él fue Enrique I de Inglaterra, en el siglo XII, y a día de hoy es la residencia oficial de la reina de Inglaterra, Isabel II, durante los fines de semana.

Con el tiempo, la finca se fue llenando de edificaciones nuevas, como la casa de muñecas que la reina Mary mandó a construir en 1921, una réplica en miniatura de una casa de la aristocracia que aún se puede visitar. En 1992, un incendio destruyó parte del Castillo de Windsor, en el que se contaron numerosas pérdidas materiales que supusieron una catástrofe para el patrimonio artístico. Desde la fortaleza hasta el Great Park de la localidad se puede recorrer el Gran Paseo, mandado a crear por Carlos III y con una longitud de casi cinco kilómetros.

Más ubicaciones exactas.