La garganta de la gran cascada

Las excursiones en diversas embarcaciones por el cañón de Takachiho, en la prefectura de Miyazaki, tiene como aliciente contemplar la catarata de Manai desde abajo.

Takachiho

Takachiho

La isla de Kyūshū es el gran paraíso por descubrir de Japón. Su clima, principalmente subtropical, y los caprichos geotérmicos de sus entrañas generan paisajes y atracciones de lo más variado. Uno de estos 'musts' que cada vez gana más adeptos es la garganta de Takachiho, una grieta que abre el río Gokase sobre un paraje volcánico que genera un contraste que rápidamente hipnotiza a todo aquel que lo contempla. Para descubrirlo, lo más sencillo es alquilar una canoa y visitarlo en otoño, cuando las temperaturas aún son benignas y las hojas caídas lo llenan todo con un color ocre de especial viveza. Para aquellos que no se atrevan con esta embarcación, un sendero de un kilómetro une los puntos más destacados entre los que no falta el mirador sobre la cascada Minainotaki (17 metros), la más alta de este paisaje.

Compártelo